Blogia
Foro El Salvador

Rubalcaba tampoco ve peligrar la negociación tras la operación de Marlaska y Le Vert contra ETA

Tras las informaciones sobre la actividad extorsionadora de ETA y las filtraciones que pudieron abortar una macro-operación contra la banda en Francia este martes cuajó la llevada a cabo por los jueces Marlaska y Le Vert. Se saldó con 12 arrestados –5 en España y 7 en Francia– entre los que se encuentran veteranos como Julen Madariaga. También Jean Pierre Harocarene, jefe de deportes de la Cadena SER en Irún. Otegi dice que es un "ataque nítido a las esperanzas de paz". Minutos más tarde, un Rubalcaba  visiblemente nervioso dijo que "no hay ningún dato que impida continuar con el proceso" y que queda demostrado que la Policía y los jueces "no están de brazos cruzados".

L D (Agencias) El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba comenzó su intervención advirtiendo de que sería "muy breve" y rogando a los periodistas que apagaran los teléfonos móviles. A preguntas sobre la reacción de Arnaldo Otegi tras las detenciones, señaló que no iba a "romper esa costumbre" de no contestar al dirigente de Batasuna-ETA. "Se trata de una investigación que comenzó hace dos años. No hay ningún dato que impida continuar con el proceso de paz". Continuó diciendo que lo que "sí se pone de manifiesto" es que la Policía y la Justicia "no están con los brazos cruzados".  Indicó que la fecha de la operación la fijaron los jueces, y que el Gobierno estaba al tanto. "Mi rol ha cambiado y mi locuacidad corresponde a la de un ministro del Interior", comentó respecto a su actitud lacónica durante su intervención. Explicó que se ha decretado el secreto sumarial "y vamos a respetarlo", por lo que no podía aportar más datos.

"La misión de los jueces es detener a presuntos colaboradores de ETA", dijo. "Las reglas en el Estado de Derecho se cumplen y eso lo tendría que aprender todo el mundo", concluyó. En declaraciones a los periodistas antes de comparecer ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, el ministro Juan Fernando López Aguilar se refirió a la detención de doce personas en una operación contra el aparato de extorsión de ETA, cinco de ellas en España y el resto en Francia. El titular de Justicia indicó que esto "no altera en lo más mínimo el curso de ruta de que es responsable el Gobierno de España para el aprovechamiento de una oportunidad histórica de poner punto final a la violencia de ETA y, por supuesto, a sus manifestaciones intimidatorias y coactivas, entre ellas la trama de extorsión que es el objeto de esta operación". 

Enfrentamiento entre Grande Marlaska y Telesforo Rubio 

Según informó este martes la cadena COPE, hace aproximadamente dos semanas se produjo un enfrentamiento entre el Comisario General de Información, Telesforo Rubio y el juez Fernando Grande Marlaska a cuenta de la operación contra ETA. Según las fuentes consultadas por la emisora en Interior no había duda este martes de que la operación era obra de Marlaska. El juez habría exigido que se nombrara a un inspector jefe de la Policía como único interlocutor con la Audiencia para seguir la operación. Parece también que el dispositivo estaba listo hace días pero que la Policía pidió al juez que esperara.

La noticia aparecida en el diario El Mundo acabó con la paciencia del juez. Que el Gobierno español estaría enterado de la operación parece pasar forzosamente por la visita de Antonio Camacho, secretario de Estado de Interior, a la juez francesa Laurence Le Vert. 

Cuatro preguntas de Otegi a Zapatero, De la Vega, Rubalcaba y López Aguilar

 El análisis de López Aguilar no coincide con el del portavoz de ETA-Batasuna, Arnaldo Otegi, que ha dicho que las doce detenciones practicadas esta madrugada en España y Francia contra la presunta red de extorsión de ETA son entendidas por "los ciudadanos de Euskal Herria" como "un ataque nítido y frontal a las esperanzas de paz". Señaló que la operación contra ETA es una "decisión política" del Gobierno del PSOE que no se corresponde con la situación actual. En ese sentido, preguntó al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero "en qué contribuye a superar el conflicto y abordar el proceso de paz".

Otegi, en una rueda de prensa ofrecida en San Sebastián junto a Joseba Álvarez, dijo que lo que estos arrestos pretenden ocultar es que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no tiene un problema con la izquierda abertzale, sino con un pueblo que es una nación y tiene derecho a decidir". Rehusó analizar las consideraciones jurídicas de los jueces Fernando Grande-Marlaska y Laurence Le Vert para ordenar esta operación y dijo que ETA-Batasuna "resta credibilidad" a sus argumentos ya que, afirmó, "sabe cómo se construyen estos sumarios y esto es una operación llevada a cabo por motivos políticos y no jurídicos". "¿Buena noticia para quién y para qué? ¿Cuál es el objetivo de esta operación, qué es lo que se busca? ¿Alguien cree que con ello se pretende fomentar el proceso de paz en este país? ¿En qué contribuye a ello?", se preguntó Otegi, que dirigió estas cuestiones a los ejecutivos español y francés, y especialmente al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, y a los ministros de Interior y de Justicia, Alfredo Pérez Rubalcaba y Juan Fernando López Aguilar, respectivamente.
 

El también dirigente de ETA-Batasuna Joseba Permach aseguró que la detención en España y Francia de doce personas acusadas de formar parte del aparato de extorsión de ETA "vuelve a poner en evidencia que el Estado español sigue manteniendo la vía represiva, la estrategia de guerra, cuando precisamente desde Euskal Herria se está apostando por crear un escenario de paz y de soluciones".  Lo que se conoce como izquierda abertzale –Aralar incluida, pese a las aparentes desavenencias– ha reaccionado en bloque calificando la operación judicial como el mayor obstáculo encontrado hasta el momento desde que Zapatero anunció el llamado proceso. 

Sanz recuerda las denuncias de los empresarios

 El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, dijo que la operación contra el aparato de extorsión de ETA es una demostración "palpable" de que el Estado de derecho "funciona" y de que "la justicia actúa maravillosamente bien, no en virtud de coyunturas políticas". También indicó que las detenciones vienen a "dar la  razón" a quienes mantenían que continuaba la extorsión a empresarios y a quienes decían que la banda terrorista "sigue funcionando". "Siempre es positivo que aquel que está delinquiendo acabe en manos de la justicia. No cabe duda de que la extorsión a los empresarios es una manera de cometer delitos y de poner palos en la rueda de este llamado proceso de paz", dijo, en una entrevista a Televisión Española recogida por Europa Press. 

Desde el PNV, Joseba Egibar ha advertido de que las detenciones "no son buenas noticias" y cree que "no ayudan" al proceso, aunque consideró que dicho proceso "va a seguir". En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, el dirigente nacionalista afirmó que los Gobiernos español y francés "ya saben" qué supone el alto el fuego indefinido declarado por ETA "en toda su proporción y medida". "Estas noticias no son buenas. No sé si les han cogido realizando el cobro o qué, pero no ayudan al proceso, aunque creo que el proceso va a seguir", reiteró. 

En la misma línea, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, espera que las detenciones de la red de extorsión de ETA no influyan en el proceso que se ha abierto tras el alto el fuego porque, según recalcó, el Estado de Derecho no puede dejar de actuar. Duran reiteró que "la Policía debe seguir haciendo su trabajo y los jueces el suyo" y, por lo tanto, "no hay ningún motivo para que dejen de actuar". En cuanto a la posibilidad de que el Gobierno no haga una comunicación formal a la Cámara para informar del inicio de contactos con ETA, criticó que se esté "hablando demasiado" de esta cuestión y añadió que si el Gobierno ya ha elegido cómo informar a la Cámara debe comunicarla a los grupos parlamentarios, "especialmente al jefe de la oposición". 

En nombre del Gobierno vasco, su portavoz, Miren Azkárate, calificó de "sorprendente" que se detenga a personas que "hace tiempo que se desmarcaron públicamente del uso de la violencia y que han mantenido esa actitud en los últimos años". Azkárate reclamó que "se esclarezca cuanto antes" las causas de las detenciones, para que "todos podamos ver lo que hay detrás y sepamos a qué han obedecido estas actuaciones".  

El portavoz de UPN en el Congreso, Jaime Ignacio del Burgo, aseguró que las detenciones "acaban de sacar los colores al Gobierno español" e instó al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero a "tomar buena nota de la voluntad de un país como Francia donde todavía funciona el Estado de Derecho y sigue combatiendo a ETA,  con todos los medios a su alcance". Además, calificó de "inconcebible" que desde La Moncloa insistan en "emprender una humillante negociación con la banda terrorista incluso bajo los auspicios de mediadores internacionales, como si España fuera una potencia opresora y los vascos un pueblo oprimido".

Libertad Digital, 21 de junio de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres