Blogia
Foro El Salvador

Rajoy asegura que tiene "sospechas fundadas" de que el PSOE urde un pacto postelectoral para anexionar Navarra

Rajoy asegura que tiene "sospechas fundadas" de que el PSOE urde un pacto postelectoral para anexionar Navarra Exige al presidente del Gobierno que "explique, con la máxima urgencia" qué es lo que "ha acordado con ETA" y si tiene compromisos con la banda

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, aseguró ayer que tiene "sospechas fundadas" de que el PSOE prepara una inmoralidad atroz contra los intereses de los navarros, como sería una coalición postelectoral con aquellos partidos que quieren que Navarra deje de ser Navarra. Asímismo exigió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en una entrevista concedida a Europa Press, que "explique, con la máxima urgencia" qué es lo que "ha acordado con ETA" y si tiene compromisos con la banda.

Rajoy considera que el comunicado de ETA de este viernes es un "nuevo chantaje" de la banda terrorista al conjunto de la sociedad española. "Una nueva muestra de que ETA sigue haciendo lo que ha hecho siempre: chantajear, amedrentar y coaccionar a los españoles", aseguró el dirigente popular, quien reiteró que "ETA quiere, una vez más, imponer sus condiciones a través del chantaje".

Dudas sobre el Gobierno

Además, el presidente del PP señaló que "cada vez que ETA-Batasuna habla, los españoles tenemos más dudas sobre las actuaciones del presidente del Gobierno". Por ello, considera "imprescindible" que Rodríguez Zapatero "explique, con la máxima urgencia, a los españoles qué ha acordado con ETA y si tiene compromisos con los terroristas".

En su opinión, el Gobierno "debe dejar claro que no aceptará el chantaje de la banda terrorista y debe recuperar la política de firmeza democrática en la lucha contra ETA recogida en el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo". "La única garantía del fin del terrorismo es la desaparición de la banda", apostilló.

Preguntado por la posibilidad de que el PP vuelva a apoyar o convocar manifestaciones en contra de la política del Gobierno, Rajoy recordó que el derecho de manifestación es "constitucional" y que cada uno puede ejercerlo cuando lo estime oportuno, cumpliendo la ley. "Nosotros hemos apoyado algunas manifestaciones, según las circunstancias, --aseguró-- y no excluyó en absoluto la posibilidad, si el Gobierno da pasos en la mala dirección en esta materia, de volver a convocar a los españoles".

Rajoy se ratificó en la posición expresada semanas atrás: "El Gobierno debe exigir a ETA que anuncie que se disuelve como organización terrorista y que deja definitivamente las armas".

A su juicio, quien debe moverse es el terrorista y hasta que eso no se produzca no es partidario de que se legalice Batasuna o se abran mesas. "Pienso que esa postura es la que siente como propia una gran mayoría de españoles", añadió. El líder del PP recordó que ya el 28 de marzo, en la Moncloa, le dijo al presidente del Gobierno que era un enorme error darle nada a ETA si no dejaba las armas."Y le dije que no podía haber negociación política, ni legalización de Batasuna, que había que apoyar a las víctimas y que el estado de Derecho debe seguir funcionando. Si es para derrotar a ETA y para que ETA deje las armas, apoyaré a Zapatero; si no, no lo haré".

Al ser preguntado por quién cree que dice la verdad, si Batasuna o el Gobierno, Rajoy dijo que pueden mentir los dos, ninguno o uno. "Aquí lo importante es acabar con el terrorismo y que los españoles recuperen la libertad. Mi preocupación mayor es que el chantaje al que ETA somete al Gobierno sea aceptado en todo o en parte por el Gobierno", enfatizó.

Críticas al Fiscal General

Rajoy fue especialmente crítico con el Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, por no denunciar las reuniones o las manifestaciones celebradas. Dijo que el encuentro entre Batasuna y PSE o autorizar las manifestaciones de la izquierda abertzale y disculpar muchas de las cosas que dice Batasuna tiene un objetivo, que es transmitir a la opinión pública que Batasuna es una organización normal, cuando la verdad es que se trata de una organización terrorista que figura como tal en la lista europea de organizaciones terroristas. "Toda la actitud del Fiscal General del Estado es inaceptable -insistió-.

Batasuna solo se podrá legalizar cuando ETA se disuelva y mientras tanto, Batasuna es una organización terrorista ilegal y si no tenemos eso claro, estaremos cometiendo una enorme equivocación".

Rajoy indicó que la Fiscalía General del Estado, como ministerio público, debe acusar en nombre de todos y defender los intereses generales del Estado y de los españoles, pero en muchas ocasiones defiende más los intereses de Batasuna.

Las dos ETAS

En cuanto a la posibilidad de que Batasuna pueda presentarse a las elecciones autonómicas y municipales de 2007, Rajoy dijo que eso, precisamente, es lo que más quiere ETA en estos momentos. "ETA quiere la autodeterminación, la independencia, que los presos salgan a la calle. Quiere todo. Pero lo que más desea ahora es que Batasuna se presente a las elecciones, aunque la ley de partidos, que impedía eso, fue el golpe más eficaz en la lucha contra ETA en toda la historia de la lucha contra el terrorismo", señaló.

Al respecto, el presidente del PP dijo que la legalización sería un error descomunal y una enorme barbaridad permitir que lo que más daño le hace a ETA pueda ahora quedar liquidado porque, a su juicio, "tendríamos dos ETAS: una que seguirá pegando tiros y otra que ya sería legal y que estaría en las instituciones y para negociar tendría el apoyo de otra ETA que estaría detrás con las pistolas".

Añadió que la legalización de Batasuna sería volver seis o siete años atrás y supondría romper un consenso de la sociedad española. "Eso es un disparate y un suicidio del Estado que no se puede aceptar de ninguna manera", vaticinó.

Sobre la situación de las víctimas del terrorismo, Mariano Rajoy volvió a recordar su entrevista con Rodríguez Zapatero y que, en su opinión, nunca en la historia, la relación de las víctimas con cualquier Gobierno fue peor que ahora.

Inmoralidad contra Navarra

El jefe de la oposición dijo tener "sospechas muy fundadas" de que se está urdiendo algo en contra de la voluntad y los intereses de los navarros: "Para disipar esas sospechas, bastaría con que el presidente del Gobierno dijera que después de las elecciones al Parlamento de Navarra, el PSOE no haría ninguna coalición con aquellos partidos que quieren que Navarra deje de ser Navarra y pase a formar parte del País Vasco, que son PNV, EA, Batasuna, Batzarre, Aralar".

"Si Zapatero --advirtió-- nos dice que el PSOE no se coaligará con estos partidos, estaríamos todos muchos más tranquilos, porque sería una inmoralidad atroz que el PSOE llegara a un acuerdo en contra de los intereses de los navarros. Sería el primer paso para la integración de Navarra en el País Vasco".

Al respecto, añadió que el PP jamás formará parte de ninguna operación para coaligarse con partidos que quieren que Navarra deje de ser Navarra. "Sería la gran vergüenza nacional y serían muchos los españoles que no lo iban a aceptar de ninguna manera", dijo.

Elplural.com, 20 de agosto de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres