Blogia
Foro El Salvador

El periodista italiano Messori señala que “en el extremismo islámico el concepto amigo-enemigo les es indispensable”

“Los cristianos de mi generación han pasado gran parte de la vida luchando contra quienes no creían en Dios: los comunistas. Y ahora, deben luchar contra aquellos que, en un Dios, creen demasiado: los musulmanes”. Así, comenzaba ayer su artículo Vittorio Messori, en Il Corriere della Sera El periodista, reconocido internacionalmente por haber entrevistado a Juan Pablo II y a Benedicto XVI cuando todavía era cardenal Ratzinger, restó importancia a la polémica suscitada a raíz de la declaración del Santo Padre a los universitarios de Ratisbona: “Muéstrame aquello que Mahoma a traído nuevo y encontrarás solo cosas malas e inhumanas, como su orden de difundir la fe usando la espada que él predicaba", cita del emperador Manuel II Paleólogo.

Para Messori la malinterpretación se debe a “una lectura distorsionada”, “un detonante” que se andaba buscando que antes o después tenía que ocurrir y que ha caído sobre un hombre que busca la paz y que no ha hecho sino recordar que la religión no puede ser un pretexto para utilizar la violencia. “La lección universitaria manipulada no ha sido sino una excusa como otra cualquiera”, criticó. A renglón seguido, lamentó que, por desgracia, no importa que Benedicto XVI “describa una verdad objetiva” sino que lo que interesa es sacar de contexto una frase, que no se ha atribuido a su verdadero autor: Paleólogo.

Las amenazas, incluso de muerte, no han tardado en producirse. Messori va más allá del extremismo islámico y recuerda que existen culturas y sociedades musulmanas “bien diversas”, pero que lo que parece que llega a la gente es lo negativo: armas, sangre, ‘guerra santa’, insensibilidad social, burka y privación de los derechos a las mujeres, poligamia, ejecuciones públicas, raptos, amenazas, persecuciones a los homosexuales, intolerancia, tribalismo… Justo lo opuesto a lo que propugna una sociedad democrática.

El periodista italiano se refirió al extremismo en cuanto a que “el concepto de amigo-enemigo les es indispensable”, al menos, para entender el fanatismo que se conoce en occidente, y están a la espera de “una recaída positiva” del cristianismo, (filosofía cosechada a partir de la libertad y la justicia que defendía Marx). Sin embargo, incidió en que lo que parece impregnar cada vez más en la sociedad es la búsqueda de una “religión alternativa” al cristianismo, una confusión que hará brecha en América y en Europa, vaticinó Messori. “Mientras el marxismo es un judeo-cristianismo secularizado, el Islam es, objetivamente, un judeo-cristianismo simplificado”.

“Lo que el cristiano intenta de alguna manera evitar- continúa- es el enfrentamiento”. Y es que la lucha es lo que Dios tampoco quiere. De esta manera, defendió que lo que occidente descubre es que “el cristiano es mejor”. “Puede que todavía la Divina Providencia esté escribiendo recto sobre renglones torcidos”, concluyó.
Análisis Digital, 19 de septiembre de 2006
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres