Blogia
Foro El Salvador

Zapatero sigue sin asumir que ignoró excesivos avisos antes del 30-D

Zapatero sigue sin asumir que ignoró excesivos avisos antes del 30-D

Hacer análisis a posteriori siempre ha sido más fácil que predecir el futuro. Pero el presidente Zapatero no tuvo en cuenta numerosos indicios e incluso advertencias directas.

 

No hay nada mejor, para aprender de los errores, que buscar las causas del fracaso. Pero el problema empieza cuando no se reconoce que el fallo ha existido. Y eso le ocurre al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que llegó el último a la "zona cero" de Barajas para vender con pompa sus esfuerzos infinitos por la paz. Hasta ahora, el Ejecutivo solamente ha admitido que falló la interlocución con la banda terrorista. Sin embargo, en la práctica, el Gabinete ha ignorado desde el inicio del "alto el fuego" gran número de pistas e, incluso, avisos directos de que ETA utilizaba la falsa bandera blanca de la tregua para rearmarse y preparaba un atentado:

 

Detenciones de extorsionadores. El 20 de junio de 2006 fueron detenidos 12 miembros de la red de extorsión de ETA que seguían con su actividad recaudatoria. El Gobierno mantuvo que esas detenciones no alteraban el curso de la ruta del "proceso de paz".

 

Terrorismo callejero. En el mes de agosto, Batasuna advierte sobre el estancamiento del "proceso" y saca a la calle a sus falanges juveniles. Ningún destacado dirigente del PSOE sale al paso del terrorismo callejero practicado por los cachorros de ETA para advertir de que sea intolerable, inadmisible o condenable en cualquier caso. Ni hablar.

 

Robo de armas en Francia. Cinco etarras encapuchados robaron el 23 de octubre en Francia 350 pistolas y gran cantidad de munición. Cualquiera puede deducir que si un asesino roba pistolas no es para coleccionarlas. El presidente Zapatero aguantó primero el tirón mientras se reafirmaba por enésima vez en que el "alto el fuego" era irreversible, para finalmente asegurar que tendría consecuencias. Jamás las hubo.

 

Aviso directo de ETA. En el Zutabe de noviembre, la banda asesina acusa al Gobierno de incumplir su compromiso de "dejar de lado la represión" y de retrasar la puesta en marcha de la mesa de partidos. Y advierte de que "si continúan esos ataques a Euskal Herria, ETA responderá", lo que constituye una amenaza directa de atentado.

 

Aviso de la policía francesa. El 20 de noviembre, el máximo responsable de la Subdirección Antiterrorista de Policía Judicial francesa, Fréderic Meaux, manifestó que la actividad de ETA "sigue desarrollándose de forma normal". Es decir, como sucedía antes del alto el fuego. La policía gala señaló que desde la tregua ETA había perpetrado cinco atracos a mano armada y concluía que la situación se parecía mucho a la de 1998, cuando los etarras aprovecharon el alto el fuego para reagruparse, rearmarse y retornar a su actividad criminal. El Gobierno español respondió diciendo que sus informaciones no coincidían con las de las fuerzas de seguridad francesas.

 

Advertencia de Montero. El 11 de diciembre, el ex abogado de Batasuna, Txema Montero, afirmó al Diario Vasco que el "proceso" había "descarrilado" y que ETA rompería el alto el fuego "en 10 o 15 días" y que lo haría por medio de un atentado mortal. "El recreo que ha dado ETA a sus representantes políticos se acabó y vuelve a lo ya conocido", dijo Montero. Sólo se equivocó en su aviso por 9 días. El Gobierno restó valor a su análisis. Según consta a Elsemanaldigital.com, el propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, calificó en varias conversaciones privadas las declaraciones de Montero de "juicio personal".

 

Nuevos zulos. El 23 de diciembre, poco después de que los emisarios de Zapatero se reunieran con Josu Ternera, la Ertzaintza localiza en Amorebieta un zulo reciente de ETA en el que había detonadores, nitrato amónico y polvo de aluminio, materiales para fabricar bombas. El hecho de que la banda se arriesgue a trasladar explosivos indica habitualmente, según los expertos en la lucha antiterrorista, que está preparando una acción. El ministro de Interior y el director general del Mando Único, Joan Mesquida, minimizaron la importancia del hallazgo.

 

Pese a todo, el 29 de diciembre, José Luis Rodríguez Zapatero derrochó optimismo sobre el "proceso" y el fin de ETA. Menos de veinticuatro horas después, al presidente del Gobierno se le heló la sonrisa.

 

Julio Manzano

El Semanal Digital, 7 de enero de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres