Blogia
Foro El Salvador

XXX aniversario de la masacre de Damur (en la fotografía, un joven cristiano asesinado y pisoteado por genocidas palestinos en Damur).

XXX aniversario de la masacre de Damur (en la fotografía, un joven cristiano asesinado y pisoteado por genocidas palestinos en Damur).

Coincidiendo con las amenazas, ataques a iglesias y asesinato de cristianos que periódicamente se practican en el mundo musulmán, se cumplen treinta años de la gran matanza de Damur. En un Occidente dominado por la incapacidad intelectual, el gregarismo y la estupidez, el nombre de Damur es desconocido, mientras todo el mundo conoce Sabra y Shatila.

 

El 13 de abril de 1975 comenzó una guerra en el Líbano entre una coalición de fuerzas nacionalistas libanesas, de mayoría cristiana, y la OLP y sus aliados musulmanes e izquierdistas. Los refugiados palestinos en Líbano eran 400.000, concentrados en campamentos en el sur del país y en torno a la capital. Las milicias de la OLP pasaron al Líbano tras ser expulsadas de Jordania en 1970. En un país que apenas alcanzaba las 3.300.000 personas, con un Ejército ineficaz y anticuado, la OLP destruyó el precario equilibrio entre musulmanes y cristianos. Los palestinos comenzaron a actuar en Líbano como país conquistado. Los partidos cristianos crearon milicias para defenderse. La guerra comenzó cuando los palestinos intentaron asesinar a Pierre Yemael, fundador de las Falanges Libanesas. Los palestinos se armaron a la izquierda libanesa, mayoritariamente musulmana. El gobierno se dividió y perdió el control del país. El Ejército se fracturó.

 

En enero de 1976, las milicias cristianas habían logrado detener los ataques palestino-izquierdistas y habían emprendido una contraofensiva. Arafat y los líderes izquierdistas libaneses temían ser derrotados y corrieron a pedir ayuda a Siria. Los sirios introdujeron unidades mixtas sirio-palestinas en Líbano y Arafat pudo realizar una nueva ofensiva. Con el objetivo de aplastar la moral del pueblo cristiano libanés, los palestinos venían realizando matanzas de civiles en varios pueblos que ocuparon.

 

Las milicias palestino-izquierdistas atacaron Damur, una ciudad cristiana de 7.000 habitantes a quince kilómetros al sur de Beirut. Damur estaba en la estratégica carretera costera que comunica la parte musulmana de Beirut con Sidón. La ciudad estaba defendida por unas pocas decenas de vecinos cristianos mal armados afiliados a las Falanges o al Partido Nacional Liberal. Los palestinos bombardearon la ciudad despiadadamente, cortaron los abastecimientos de agua y comida e impidieron el paso a la Cruz Roja. En el asedio murieron muchos niños y ancianos.

 

El ministro de Defensa pidió a la poco aguerrida Fuerza Aérea Libanesa que bombardeara a los atacantes, pero los ministros musulmanes se opusieron. La mayor parte de la población pudo ser evacuada por mar, pero medio millar de civiles, protegidos por una veintena de milicianos cristianos, no pudo hacerlo a tiempo. Las personas que cayeron en manos de los palestinos fueron sacadas de sus casas y ejecutadas en la calle. Ejecutaban primero al cabeza de familia delante de su mujer e hijos, y luego mataban a estos. Las jóvenes fueron violadas y los niños asesinados de un tiro en la nuca. Los palestinos y sus aliados izquierdistas realizaron un carnaval de horror que dejó sembradas de cadáveres de la ciudad durante días. El cementerio cristiano fue profanado y las tumbas fueron saqueadas y los esqueletos fueron expuestos en las calles. En total, 582 civiles fueron asesinados a sangre fría. Los mismos palestinos hicieron fotografías de sus atrocidades para venderlas a reporteros extranjeros.

 

Damur fue transformado en un bastión de Al Fatah y del FPLP (Frente Popular para la Liberación de Palestina). Damur no fue el único acto de genocidio contra los cristianos libaneses a manos de los musulmanes. En honor a la verdad, hay que decir que el único país que protestó fue Israel. Durante los años siguientes, mientras los palestinos, sirios e izquierdistas musulmanes fueron armados y financiados por los países árabes y la URSS, los cristianos fueron ayudados sólo por Israel. Israel incluso intervino con su aviación para proteger a los cristianos libaneses. Occidente miró hacia otro lado. Los occidentales se escandalizaron cuando en 1982, las milicias cristianas penetraron en Shatila y ejecutaron a sangre fría a 347 civiles palestinos en represalia por el asesinato de Bashir Yemáel. Entre los verdugos estaban varios supervivientes de Damur. Cuando la milicia chiíta AMAL, junto con miembros de Hizbolá, atacaron los mismos campos en 1987, matando a 1.600 palestinos, Occidente miró hacia otro lado, como había hecho desde 1975 cuando los verdugos eran musulmanes y las víctimas cristianas.

 

 

31/Octubre/2006

(Fuente: web de Falange Independiente).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres