Blogia
Foro El Salvador

Ricardo Blázquez asegura que la sociedad vasca desa la paz pero que no debe olvidarse a las víctimas

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, resaltó que el alto el fuego anunciado por ETA ha originado "esperanza y alivio" y opinó que la sociedad vasca "desea profundamente la pacificación". Así, instó a las autoridades a trabajar para lograr la desaparición de ETA y del terrorismo y defendió hacerlo sin olvidarse de las víctimas.

En una entrevista emitida hoy por la TVG, que fue recogida por Europa Press, monseñor Blázquez aludió a que el anuncio del alto el fuego hay que verlo con "precaución y con cautela por experiencias anteriores que resultaron fallidas", pero opinó que la "esperanza" que ha suscitado "se va afianzando".

En el proceso de pacificación del País Vasco, expresó la "disponibilidad" de la Iglesia a colaborar en la medida que pueda, "primero rezando" para que "el Señor nos de la Paz", pero también "hablando", para que la reflexión "vaya por los mejores cauces" con el objetivo "de que la paloma de la paz levante el vuelo y lleve a esa tierra y a otras la rama de olivo".

Sin entrar en si debe haber un diálogo con ETA, el presidente de la Conferencia Episcopal manifestó que quienes tienen "la responsabilidad" de afrontar este proceso, "las autoridades y los líderes de los partidos políticos", deben ver "la forma de llevarlo adelante".

QUE DESAPAREZCA "DEFINITIVAMENTE" ETA

En relación con este asunto, Ricardo Blázquez quiso recordar que las víctimas son "un testimonio doloroso" de una violencia "muy injusta" y que su presencia y "el recuerdo de los muertos" tiene que "hacer pensar el desafío tan grande que existe para conseguir la paz".

"Creo que la sociedad vasca desea profundamente la paz, y yo confío, estoy seguro, de que contribuirá a que la paz se vaya afianzando poco a poco", aseveró. "Lo importante es que ETA, definitivamente, desaparezca y desaparezcan sus acciones que han costado tanto dolor a tantas familias y a la sociedad entera", afirmó.

El presidente de la Conferencia Episcopal Española opinó que existe "una deuda histórica" con las víctimas del terrorismo, ya que "hasta muy tarde no han sido atendidos por ninguna institución", y consideró que la propia sociedad debe "reflexionar" sobre ello.

NOMBRAMIENTO DE VÁZQUEZ, "UNA MANO TENDIDA"

Por otra parte, monseñor Blázquez reconoció que las relaciones entre Gobierno e Iglesia son "correctas", pero puntualizó que eso "no quiere decir que no haya cuestiones en las que no estemos de acuerdo". Constató que el ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero, en varias ocasiones en las últimas semanas y en los últimos meses, ha mostrado su "deseo" de que transcurra de una forma "más fluida" y la Iglesia "siempre hemos manifestado esta disponibilidad".

Apuntó que el nombramiento del ex alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, como embajador español ante la Santa Sede ha sido percibido por la Iglesia "como una mano tendida y un puente para este viaje", en alusión a la mejora de las relaciones. También reconoció que hubo "otros gestos".

De todas formas, declaró que la decisión del gobierno de Zapatero de autorizar los matrimonios entre homosexuales "nos ha entristecido a todos" y calificó esta medida como "un paso excesivamente radical". El presidente de la Conferencia Episcopal Española reivindicó que el matrimonio a lo largo de la historia es "la unión de un varón y una mujer para la mutua complementación y la transmisión de la vida", por ello declaró que "intentar definirlo de otra manera es excesivo".

Religión Digital, 20 de abril de 2006 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres