Blogia
Foro El Salvador

Rubalcaba dice que el Gobierno todavía no está convencido de que ETA quiere poner fin a la violencia

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, consideró hoy que el proceso abierto tras el alto el fuego de ETA «tiene bases sólidas», aunque admitió que «tiene un punto de partida al que todavía no hemos llegado: alcanzar la convicción de que ETA quiere poner fin a la violencia».
    Así se pronunció Rubalcaba en su primera comparecencia ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, en la que anunció que el Gobierno, con anterioridad a la discusión parlamentaria sobre ese «punto de partida», convocará el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y comparecerá en la comisión de Secretos del Parlamento para informar a los grupos.
   Aseguró que se mantiene la política penitenciaria prevista respecto a los 491 internos vinculados con ETA, que están distribuidos en 51 prisiones. Además, en su intervención hizo alusión al terrorismo internacional y destacó su intención de impulsar el plan de lucha contra el terrorismo para mejorar las capacidades de inteligencia de las fuerzas de seguridad y así anunció que en los próximos tres meses se pondrá en marcha un sistema «único y común» de registro de investigaciones y actuaciones antiterroristas.
   Pero Rubalcaba, en su primera exposición, quiso ahondar sobre ETA e hizo algunas reflexiones: «Hace dos meses ETA declaró un alto el fuego permanente; desde entonces el Gobierno ha ido comprobando la extensión y veracidad de dicho alto el fuego». «Pensamos que el proceso tiene bases sólidas, de la misma forma que afirmamos que será duro, largo y difícil, y que tiene un punto de partida al que todavía no hemos llegado: alcanzar la convicción de que ETA quiere poner fin a la violencia», señaló.
   Añadió al respecto: «Tendremos ocasión, espero que no muy lejana, de hablar en esta Cámara de ese punto de partida, en cualquier caso ya les anuncio que con anterioridad a esa discusión el Gobierno convocará el pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y comparecerá en la Comisión de Secretos de este Parlamento». «Nadie puede negar que estamos mejor que nunca en lo referente a la lucha contra ETA», afirmó a continuación Rubalcaba, quien recordó que estamos a punto de cumplir tres años sin atentados mortales y aseguró que «si estamos donde estamos es porque los demócratas lo hemos hecho bien», al igual que las fuerzas de seguridad, los jueces y los fiscales. «Vamos a trabajar desde el Gobierno porque que esta esperanza de paz incipiente se transforme en paz, y lo vamos a hacer con firmeza, con generosidad, con unidad, porque somos más fuertes cuando estamos juntos y con la memoria de quienes sufrieron directamente la brutalidad del terrorismo, con la memoria de las víctimas», concluyó.
  Antes, el ministro se refirió al terrorismo internacional y subrayó su intención de impulsar el plan de lucha contra el terrorismo para mejorar las capacidades de inteligencia de las fuerzas de seguridad y, así, anunció que en los próximos tres meses se pondrá en marcha un sistema «único y común» de registro de investigaciones y actuaciones antiterroristas.
   En los próximos meses también se formarán a otros 300 especialistas en política antiterrorista, con lo que serán ya casi mil los efectivos dedicados a este fin, pero además se planean nuevas actuaciones que se pondrán en marcha antes de que concluya el 2006. Entre ellas figura la constitución de un equipo policial de apoyo ante grandes atentados terroristas, con la finalidad de ofrecer las especialidades que lo integran a cualquier Estado que pueda ser víctima de un ataque de estas características.
   También, la aprobación de un plan de protección de infraestructuras críticas, otro permanente de seguridad antiterrorista en los transportes marítimos y en los puertos, y la implantación de un sistema de información avanzada de datos de las personas transportadas que pretendan acceder al territorio español a través de una frontera exterior.
   Asimismo, aseguró que en breve presentará al Consejo de Ministros para su tramitación un proyecto de ley sobre la retención de datos de tráfico de las comunicaciones electrónicas y sobre control de datos de activación de tarjetas de prepago.
   Respecto a los internos vinculados al terrorismo islamista, dispersos en 34 centros penitenciarios, el ministro aludió al programa que se está llevando a cabo sobre los presos calificados de peligrosidad extrema, en el que se compatibilizan las actividades de reeducación y reinserción social con las «necesarias y adecuadas garantías» de seguridad.

 La Razón, 27 de mayo de 2006
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres