Blogia
Foro El Salvador

Zapatero se plantea acelerar la petición de diálogo a ETA ante la situación creada

Antes de que los ocho mahaikides pasen por la Audiencia Nacional en una comparecencia cuyo desenlace se presume decisivo, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dispone de una opción de maniobra: el Debate sobre el Estado de la Nación que se inicia mañana y sigue el miércoles en Madrid. Hace ahora justo un año, el debate abrió una brecha importante entre PSOE y PP, y el Gobierno español logró sacar adelante la resolución que abría la puerta a un diálogo con ETA. En esta ocasión, la sesión llega cuando la organización armada vasca ha decretado y puesto en marcha un alto el fuego permanente; sin embargo, ni se ha abierto una negociación entre el Gobierno español y ETA (Zapatero ha impuesto una «fase de verificación» que parece próxima a concluir) ni se han dado pasos efectivos hacia la conformación de una mesa de diálogo entre los partidos. Esta, además, se encuentra amenazada directamente por la ofensiva ininterrumpida contra Batasuna y los discursos políticos que abogan por retrasarla. Según fuentes de La Moncloa citadas por ‘‘El País’’, el presidente español no maneja otra opción para tratar de superar el escollo actual que la de acelerar su visita al Congreso para reclamar el aval al diálogo con ETA. Teniendo en cuenta que la sesión especial estaba prevista ya de antemano para la segunda quincena de este mes de junio, la intención de Zapatero podría ser la de anticipar este trámite a las dos próximas semanas, aunque antes pretende reunirse con el PP, con el que tiene interés en pactar incluso la fecha. ¿Preocupación? En la información en la que se da cuenta de esta intención, el diario más próximo al Ejecutivo de Zapatero reitera la idea de que en el PSOE existe preocupación por los avisos de Joseba Permach, Jone Goirizelaia, Pernando Barrena o Rafa Díez Usabiaga, que alertan de la gravedad del momento actual y del riesgo de colapso. Este concepto ya fue lanzado en la información publicada el jueves en la que se aseguraba que no habría medidas cautelares nuevas contra los mahaikides; sin embargo, pocas horas después el juez Grande-Marlaska aumentaba la imputación contra ellos; les acusará también de un delito de «amenazas terroristas». Ningún portavoz del PSOE ha puesto en cuestión esta decisión judicial. Al contrario, en la comparecencia realizada tras el Consejo de Ministros del viernes, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, aumentó el tono de las exigencias contra Batasuna y recuperó el latiguillo de que debe «condenar a ETA» para lograr ser aceptada por la legalidad española. Zapatero, por tanto, no parece contemplar por el momento otro incentivo que el de tratar de activar el diálogo con ETA mientras obstaculiza el multipartito. Los portavoces de la organización armada entrevistados por GARA incidían, sin embargo, en que la clave de la solución está en el acuerdo político entre los agentes vascos. Del resto de partidos no se esperan novedades. PNV, NaBai o IUN ya han adelantado que en este debate reiterarán su apoyo al Gobierno español.

Lasagabaster reclamará la legalizaciónDONOSTIA Begoña Lasagabaster, diputada de EA, adelantó ayer que en el Debate sobre el Estado de la Nación reclamará el derecho de decisión de la ciudadanía vasca y la legalización de Batasuna. En una comparecencia realizada en Donostia, expuso la postura que mantendrá su partido en las Cortes españolas. Como ya hizo en dos ocasiones anteriores, EA presentará su propuesta sobre «el reconocimiento al derecho a decidir». Lasagabaster planteará que en esta legislatura se debe «culminar una transición inacabada» y analizar cómo posibilitar «desde el punto de vista político y jurídico» el respeto a lo que decidan los vascos sobre su relación con el Estado español. También pedirá la derogación de la Ley de Partidos. También aprovechó la rueda de prensa para criticar la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de ampliar las imputaciones contra ocho mahaikides. En este sentido, denunció «la invasión por parte de determinados sectores del Poder Judicial del ámbito de la política». Preguntada por los medios, defendió que los jueces tienen la capacidad de, «con los mismos criterios», adoptar medidas cautelares «más acordes con el momento y más positivas de cara al proceso de paz». Para Lasagabaster, el encarcelamiento de los dirigentes de Batasuna podría suponer «un obstáculo» en el proceso. Remarcó que «no puede ser» que el Ejecutivo de Zapatero vaya a hablar con ETA y que los representantes de Batasuna «no puedan hablar». Unido a ello, incidió en que «en el momento de la negociación política van a tener que estar todos» los partidos políticos. Por ello, abogó por solucionar el problema «de raíz» a través de la derogación de la Ley de Partidos y de las leyes que «amplían con criterio poco claro los delitos de colaboración».  Gara, 29 de mayo de 2006
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres