Blogia
Foro El Salvador

VALORACIÓN DEL FORO ERMUA SOBRE EL COMUNICADO DE ETA Y LA ACTITUD DEL GOBIERNO: LOS HECHOS OBJETIVOS APUNTAN A QUE EXISTE UNA NEGOCIACIÓN POLÍTICA CON ETA

VALORACIÓN DEL FORO ERMUA SOBRE EL COMUNICADO DE ETA Y LA ACTITUD DEL GOBIERNO: LOS HECHOS OBJETIVOS APUNTAN A QUE  EXISTE UNA NEGOCIACIÓN POLÍTICA CON ETA ETA, en su comunicado del día 18 de agosto de 2006, se refiere en dos ocasiones de manera expresa a compromisos adquiridos por el PSOE y el Gobierno con los terroristas (“su actitud es la de «distanciarse de los compromisos adquiridos»” y “las autoridades españolas «siguen sin cumplir sus compromisos de alto el fuego».”). Estas referencias a la asunción de compromisos vienen a sumarse a las declaraciones del día 17 de agosto de 2006 realizadas por Arnaldo Otegi en las que manifestaba que en sus reuniones secretas con el PSOE los socialistas habían mantenido una postura diferente a la que ahora hacen públicas, admitiendo la negociación sobre Navarra y sobre la “autodeterminación”.

En el FORO ERMUA no otorgamos credibilidad alguna a los terroristas: ni ETA, ni Arnaldo Otegi tienen ninguna presunción de veracidad. Sin embargo, hay suficientes elementos objetivos adicionales que obligan a concluir que, en esta ocasión, ETA dice la verdad: todo apunta a que el PSOE ha adquirido compromisos políticos con la banda terrorista y que bajo la bandera de la paz pretende llevar a cabo una ilícita y oculta negociación política:

1) Los anteriores engaños del Gobierno y el PSOE a la ciudadanía nos impiden otorgar credibilidad a las manifestaciones de algunos dirigentes socialistas en las que han negado que exista ninguna negociación política con el terrorismo. Anteriormente hemos podido comprobar cómo las afirmaciones solemnes de los responsables del Partido Socialista han sido sistemáticamente desmentidas por sus propios hechos: 1º) Mientras cara al público firmaban, permanecían y apoyaban el Pacto Antiterrorista, por la espalda se reunían en secreto y desde 2001 con el brazo político de la banda terrorista; 2º) Tras negar de manera reiterada y sistemática cualquier tipo de contacto del Gobierno y del Partido Socialista con ETA previo a la tregua y acusar de faltar a la verdad a quienes así lo afirmaban, el Presidente del Gobierno ha reconocido expresamente que sí han existido contactos e intermediarios para que ETA declarara la tregua; 3º) Tras afirmar reiteradamente que no se iniciaría ningún tipo de diálogo si ETA no abandonaba definitivamente la violencia, se ha iniciado el diálogo con la amenaza del terrorismo plenamente vigente (p.ej. “sólo habrá diálogo si ETA deja de matar, SI ABANDONA DEFINITIVAMENTE LA VIOLENCIA. Eso es lo que se dice en esta propuesta de resolución y nada más que eso.” (López Garrido; portavoz del PSOE; Diario de Sesiones del Parlamento; 17 de junio de 2005. Pág. 4517.); "Si los terroristas ANUNCIAN un cese DEFINITIVO de la violencia, el presidente del Gobierno acudirá a la Cámara para informar y explicar la hoja de ruta y un posible plan se abriría para la paz"; (Mª Teresa Fdz. de la Vega. Vicepresidenta del Gobierno 17/02/2006).

2) En ningún momento ni el Presidente del Gobierno, ni ningún miembro del Partido Socialista ha informado a la ciudadanía sobre los términos en los que se ha producido la ya reconocida “intermediación” con ETA previa a la “tregua”: ¿qué se ha prometido concretamente a ETA en ese proceso de negociación previa para conseguir la declaración de alto el fuego?

3) El Presidente del Gobierno no ha desmentido a ETA en ninguna de las ocasiones en las que ésta se ha referido a los compromisos adquiridos por el PSOE y el Gobierno. Este silencio del Presidente resulta altamente significativo: ¿por qué nunca ha desmentido personal y taxativamente estas afirmaciones de ETA generando así todo tipo de dudas respecto al contenido de la negociación con los terroristas?

4) Ningún miembro del Partido Socialista ha desmentido las declaraciones de Otegi en las que afirmaba que el PSOE, en las negociaciones previas y secretas mantenidas antes de la tregua, mantenía una postura respecto a Navarra y la autodeterminación diferente a la que ahora expresan en público algunos de los miembros del Partido; ¿por qué este silencio?

5) Desde finales de 2004 la Fiscalía y las Delegaciones del Gobierno han venido mostrándose absolutamente pasivas ante los reiterados actos del brazo político de ETA en flagrante quiebra de la Sentencia del TS y la resolución de la Audiencia Nacional prohibiendo toda actuación a BATASUNA. La tolerancia con el brazo político del terrorismo nacionalista y la falta de defensa del Estado de Derecho resulta inexplicable si no se interpreta en un contexto de cesión ante la banda y pago de un primer precio político.

6) El Gobierno, en reiteradas ocasiones, se comprometió a no abrir el diálogo con ETA mientras no se constatara la voluntad decidida e inequívoca de la banda de abandonar definitivamente el terrorismo. Sólo una semana después de que ETA expresamente señalara que no tenía intención de abandonar las armas y que exigiera una negociación política, cuatro días después de que el propio Ministro de Interior señalara que no había ninguna certeza de que ETA fuera a abandonar las armas y sólo unas horas después de que se produjeran actos de terrorismo callejero, Rodríguez Zapatero anunció el inicio del diálogo con ETA. Este cambio de actitud no puede entenderse si no se interpreta en un contexto de cesión ante la banda y compromisos adquiridos.

7) El propio Rodríguez Zapatero ha dicho expresamente que la fotografía de Rosa Díez con Pilar Elías es el pasado y la de Gemma Zabaleta con Jone Goirizelaia (miembro destacado de la organización terrorista ETA-BATASUNA) es el futuro, lo que viene a avalar la existencia de negociaciones políticas con los terroristas. ¿Cómo, si no, puede considerarse parte del pasado el acuerdo entre miembros del PSOE y PP y parte del futuro el acuerdo entre miembros de BATASUNA y el PSOE?

8) La reunión del PSE con el brazo político de ETA, autorizada y refrendada por el Sr. Rodríguez Zapatero, que supuso la ruptura del consenso de los dos grandes partidos nacionales en la gestión de la tregua de ETA, sólo puede entenderse como el primer paso para tratar de articular una dinámica de dos mesas de negociación, una sobre armas con el brazo armado de ETA y otra sobre cuestiones políticas, con el brazo político de ETA. Si finalmente estas dos mesas de negociación se pueden llegar a articular, se tratarán de hacer pasar como independientes, pero lo cierto es que estarán íntimamente unidas. El escenario hacia el que pretenden dirigirnos a través de la relegalización de BATASUNA a través de un mero cambio de “marca electoral” es, exactamente, el que proponía ETA en la propuesta que fue presentada en ANOETA. Cuestión diferente será si ETA “acepta” o no modificar el nombre de su brazo político.

9) El Presidente del Gobierno, al anunciar el inicio del diálogo con ETA, incluyó de manera expresa la negociación de un nuevo marco político en el País Vasco en el que se respetarían las decisiones que los ciudadanos vascos adoptaran libremente. El mero hecho de que se vincularan en la declaración referida al inicio de las negociaciones con ETA extremos de trascendental contenido político indica hasta qué punto la estrategia del Gobierno y del PSOE vinculan el fin de ETA y la negociación política.

Estos hechos objetivos, entre otros, nos obligan a concluir que el PSOE y el Gobierno han adquirido compromisos políticos con los terroristas y están tratando de conseguir el fin de ETA a través de la cesión política. ello supone una auténtica claudicación de la democracia y es la mejor herramienta para fortalecer a una ETA que se encontraba en sus peores momentos y cuya derrota se vislumbraba ya en el horizonte.

El Gobierno, con su gestión de la tregua y de los asuntos antiterroristas, ha echado por tierra el Pacto Antiterrorista, ha roto la unidad frente a ETA, está destruyendo las bases de la política antiterrorista más eficaz, más democrática y más ética que haya existido hasta el momento y está generando un daño incalculable al Estado. La frivolidad de la política antiterrorista de Rodríguez Zapatero es un magnífico caldo de cultivo para el terrorismo y la debilitación de la democracia. El hecho de que a la hora de concretar los contenidos políticos pueda no alcanzarse un acuerdo entre los terroristas y el PSOE no elimina la gravedad ni el daño provocado por la actitud de los dirigentes del Partido Socialista y del Presidente del Gobierno. Hace sólo dos años nadie hubiera podido creer que los asuntos antiterroristas pudieran ser tratados con la irresponsabilidad y el adanismo que está demostrando este Gobierno. Sin embargo, los datos objetivos son bastante concluyentes respecto a la situación en la que nos encontramos. Es, por tanto, necesario que no permanezcamos impasibles, analicemos los hechos por encima de las filias y fobias partidistas rebelándonos contra la insoportable deriva que hemos sufrido en la política antiterrorista y actuando en consecuencia. Desde el FORO ERMUA continuaremos con nuestras actuaciones de movilización ciudadana, ante los tribunales y de análisis de la situación política relacionada con el terrorismo y la estructura del Estado. Así mismo, reiteramos al Gobierno que rectifique su política antiterrorista y la necesidad de volver al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, única estrategia realmente eficaz para acabar con ETA.

Bilbao, 21 de agosto de 2006.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres