Blogia
Foro El Salvador

Batasuna no desea que el proceso de solución sea «ni largo ni duro»

Batasuna no desea que el proceso de solución sea «ni largo ni duro»

Insta a Zapatero a elegir entre el diálogo o la agresión a la izquierda abertzale

Impulsar la solución o contentar al PP. Esta es la disyuntiva a la que el Gobierno del PSOE tiene que dar respuesta en palabras de Arnaldo Otegi. El portavoz de Batasuna remarcó que «si la respuesta es 'sí' al proceso, no hay obstáculos, y si los hay, se encaran. La alternativa es volver a lo de siempre».

DONOSTIA

Desde «la más absoluta de las preocupaciones», Batasuna realizó ayer un emplazamiento directo al Gobierno español para que defina si apuesta por un proceso democrático en Euskal Herria o si, por el contrario, opta por tratar de contentar al PP «zumbando a la izquierda abertzale día va y día viene».

Arnaldo Otegi defendió que «no hay obstáculos» si la respuesta es «sí» al proceso. «Ni cadenas de radio, ni periódicos, ni elementos de la Judicatura... No hay. Y si los hay, hay que encararlos. Pero no se puede buscar una síntesis entre las posiciones del PP y las del pueblo vasco. El pueblo vasco quiere un proceso de solución al conflicto. El PP no».

Y si la respuesta es negativa, el portavoz abertzale reclamó al Ejecutivo español «que le explique a este país cuál es su alternativa. ¿Cuál es la alternativa a un proceso que busca la solución política? Volver a lo de siempre. ¿Y lo de siempre, qué ha generado? ¿Soluciones? Ninguna ¿Sufrimiento? Todo, en todas las partes».

«Que la expliquen. Que digan: ‘Nuestra alternativa al proceso es guerra, más guerra, más represión, más torturas, más fuerzas de ocupación, más condenas humillantes’. Esa es su alternativa. Nosotros no la queremos. Y si la imponen, no conseguirán, como no han conseguido durante cuarenta años, que la izquierda abertzale renuncie a su proyecto político. Porque es nuestro, es legítimo y es respaldado por decenas de miles de personas».

Otegi incidió en que Batasuna no desea un escenario de «agresiones mutuas», sino que aboga por un proceso de «colaboraciones mutuas» que «busque la paz desde un escenario democrático que le dé la voz y la palabra al pueblo vasco».

Parafraseando al presidente español, señaló que «no queremos que el proceso sea ni largo ni duro ni difícil. Queremos que sea razonable en el tiempo, lo menos duro posible, y difícil sí será ­matizó­, porque en política llegar a acuerdos siempre es difícil».

El representante independentista recordó que, desde el pasado agosto, la izquierda abertzale viene utilizando expresiones como «crisis» o «bloqueo», y apuntando cuáles son las recetas para anclar unas bases sólidas que permitan superar el conflicto. Sin embargo, la respuesta ha llegado en forma de condenas, prohibiciones, citaciones judiciales, actuaciones policialesŠ «Así no puede haber proceso, es imposible. Y el Gobierno español tiene que decidir si quiere hacer un proceso o si quiere hacer caso sólo a las encuestas y ver si el PP le va ganando puntos o no», apuntó.

Para el portavoz abertzale, el único objetivo del partido de Mariano Rajoy es «reventar el proceso para hacer de eso su ganancia electoral. Ya demostraron el 11-M hasta dónde eran capaces de llegar y de mentir por ganar unas elecciones».

Otegi asumió que la actuación del PP entra dentro de lo esperado, pero destacó que Batasuna «intuía» que el Gobierno del PSOE «tenía ambición histórica suficiente para hacer las cosas de otra manera y para dar un vuelco en la dirección política del Estado en términos de solucionar el conflicto. Y para eso ¡ay amigo! hay que enfrentarse al PP. ¡Claro!»

Insistió en que Batasuna no ha variado «un ápice» su apuesta por alcanzar una solución, pero subrayó que «las dificultades serán cada vez mayores» si las fuerzas políticas, sindicales y sociales vascas no son «capaces de alcanzar un mínimo común denominador que permita el diálogo multilateral» y si el Gobierno español no es capaz de «dejar la represión a un lado y de facilitar condiciones de igualdad para la participación de la izquierda abertzale en la vida política y en el proceso de negociación».

La condena de Iñaki de Juana

Preguntado por unas palabras del presidente español en las que éste declaraba que la condena contra Iñaki de Juana y su huelga de hambre no afectaban al «fondo» del proceso, Otegi subrayó que es un caso «sumamente grave y va a tener repercusión, todos lo sabemos».

Tras recordar que el preso ha anunciado que va a ir «hasta el final» y que sobrelleva un ayuno anterior de 63 jornadas, el portavoz de Batasuna apuntó la posibilidad de que haya «repercusiones físicas muy graves. ¿Qué hacemos si eso sucede? Esa es la pregunta que le hacemos al señor Zapatero. ¿De qué proceso seguimos hablando? Del que quiere este pueblo no, desde luego».

Arnaldo Otegi recordó que De Juana lleva encarcelado casi veinte años y que ha sido condenado a cerca de trece años más «por escribir dos artículos de opinión» y con una sentencia en la que «el tribunal tiene la osadía de decir que se condena en esos términos por ser él. A estos extremos estamos llegando ya», concluyó.

Gara, 10 de noviembre de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres