Blogia
Foro El Salvador

El PSE reconoce que el momento político es «complicado»

El PSE reconoce que el momento político es «complicado»


La reunión entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy centró ayer la mayoría de las declaraciones de los portavoces políticos. Así, mientras desde el PSE insistían en tender la mano al PP para alcanzar un acuerdo, dirigentes de este partido arremetían contra el presidente español. En medio de esta cascada de reacciones, el secretario general del PSE de Bizkaia admitía que la situación política es «difícil».

GASTEIZ

Después de varias jornadas en las que desde círculos cercanos a La Moncloa y al PSOE se ha querido restar importancia a la delicada situación que vive el proceso de resolución del conflicto, el secretario general del PSE en Bizkaia, José Antonio Pastor, reconoció ayer que la situación política actual «hay que calificarla de difícil». En declaraciones efectuadas a la agencia Europa Press, Pastor se refirió al «complicado momento» para, a continuación, mostrar su confianza en que «se pueda llegar a primavera con noticias más esperanzadoras».

El portavoz del PSE en la Cámara de Gasteiz, en cualquier caso, sólo se refirió a la kale borroka cuando aludió a los hechos que «no facilitan, ni mucho menos, que un proceso como éste se desbloquee y avance», y consideró incluso que «la violencia callejera es el verdadero obstáculo e inconveniente para el proceso».

A este respecto, argumentó que acciones como la producida el jueves pasado en Donostia, cuando varios desconocidos incendiaron un autobús y atacaron la Comandancia de Marina, «legitima los argumentos de quien no quiere que se avance en esta historia».

Fue sin embargo la reunión protagonizada el viernes por el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, el tema que acaparó ayer las declaraciones efectuadas por la mayoría de los portavoces políticos.

Mano tendida al PP

El propio Pastor lamentó que el presidente del PP acudiera a la cita con «las ideas preconcebidas», aunque quiso aportar un matiz positivo a su valoración, al mencionar que «se ha moderado el tono» de Rajoy en sus declaraciones.

«El Gobierno no va a renunciar a seguir intentando que el PP se implique en el consenso democrático necesario con todos los demás partidos», explicó el dirigente del PSE, aunque agregó que «si no fuera así, seguiremos adelante con la misma dedicación que teníamos hasta la fecha para hacer posible el proceso de paz».

Quienes no variaron un ápice su tono de crítica al Ejecutivo de Zapatero fueron los representantes del PP, como su portavoz en la CAV, Leopoldo Barreda, quien censuró que el mandatario español «no ofreció garantías para evitar que Batasuna esté presente en la convocatoria electoral» de mayo.

El secretario de Comunicación de su partido, Gabriel Elorriaga, opinó que Zapatero «buscaba la foto» con Rajoy y que no pretendía «acercar posturas ni rectificar errores».

A su parecer, el presidente español «buscaba confundir a la opinión pública proyectando la imagen de una persona dialogante», y consideró que «no hay voluntad sincera de consenso» por parte del Ejecutivo. «Nuestras expectativas son bajas a la luz de los acontecimientos», manifestó Elorriaga en una entrevista a la cadena Cope. En cambio, para el portavoz del PNV en el Congreso español, Josu Erkoreka, el encuentro del viernes fue «positivo en sí mismo», ya que «el proceso de paz necesita del máximo consenso entre las fuerzas políticas».

«Un clima de tranquilidad»

«Quiero encontrar un punto de optimismo, de esperanza, un buen augurio para el futuro en el hecho de que Rajoy no se haya deslizado en su valoración por la vertiente descalificatoria por la que venía deslizándose en los últimos tiempos», señaló el diputado jeltzale, quien valoró también que «si las cosas van bien, si los indicadores son positivos y todo el mundo acompaña a crear un clima de mayor tranquilidad, está claro que el PP irá aproximándose poco a poco».

La también diputada en la Cámara Baja española, Begoña Lasagabaster (EA), por su parte, dijo no apreciar «ningún cambio» en las posiciones que mantuvo el viernes Rajoy a la salida de su cita en La Moncloa.

En una comparecencia conjunta con el senador de su partido José Ramón Urrutia para hacer balance de la actividad desarrollada en las dos cámaras, Lasagabaster sostuvo que los responsables del PP «en el fondo saben que existe una buena oportunidad» pero que, como están en la oposición, «no le quieren dar ninguna alegría al Gobierno». «Confiamos en que exista un cierto sentido común, y al final pongan algo de sentido de su parte para que esto funcione y vaya hacia adelante» apuntó la diputada de EA.

Al igual que ella, el coordinador general de EB, Javier Madrazo, criticó que ni Zapatero ni Rajoy «han aportado nada nuevo al proceso de paz».

Gara, 24 de diciembre de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres