Blogia
Foro El Salvador

España inviable: La población autóctona crece sólo un 0,17 por ciento

España inviable: La población autóctona crece sólo un 0,17 por ciento

Los mayores de 65 años superan en más de un millón a los menores de 14 ; la inmigración no soluciona el problema; los no cualificados van al paro

 

 

¿Camina la España autóctona hacia la extinción? Los datos estadísticos sobre el crecimiento demográfico español indican que, de no producirse un incremento de la natalidad, esa sería una posibilidad de futuro.

 

 

Lo que si resulta evidente es la inviabilidad del actual modelo: el crecimiento neto de la población nativa en España fue del 0,17 por ciento en 2006, o sea 69.528 personas, según los datos del avance del Padrón Municipal a 1 de enero de 2007.

 

 

Se trata del peor registro de la última década y la crisis de la población española va en aumento. En 2005, por ejemplo, se incorporaron al padrón 186.878 españoles más.

 

 

Más abortos que crecimiento

 

Por otra parte, si lo comparamos con los 91.000 abortos que se producen en España cada año (cifra de 2005), éstos superan sobradamente al crecimiento neto, o sea el que resulta del número de nacimientos menos las defunciones. Unas defunciones que, por cierto, tienden a aumentar día a día con el progresivo envejecimiento de la población.

 

 

La natalidad, mientras tanto, se mantiene bajo mínimos en España. Sólo un 14 por ciento de españolas se atreve a tener tres o más hijos a la edad de 39 años.

 

 

Cabe recordar que la tasa de natalidad está situada en 1,3 nacimientos por mujer, o sea por debajo de la media de la Unión Europea y de la tasa de reposición de 2,1 hijos por mujer.

 

 

Así, el único incremento poblacional y de nacimientos que se produce es debido principalmente al fenómeno migratorio, donde tienen puestas sus esperanzas de crecimiento destacados representantes del Ejecutivo de Zapatero y de sus asesores económicos.

 

 

De hecho, según datos del Eurostat, casi un 90 por ciento del incremento poblacional español en 2006 fue debido a la inmigración. España es, por esta causa, el país de la UE que más incremento poblacional tuvo en ese año.

 

 

La inmigración no es la solución

 

Sin embargo, no parece que la inmigración vaya a resolver el problema del escaso crecimiento demográfico español, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) referentes a ese avance del Padrón a 1 de enero de 2007.

 

 

La población mayor de 65 años, inmigrantes incluidos, sumó en esa fecha un total de 7.529.879 personas, mientras que los menores de 14 años eran 6.435.835, más de un millón por debajo.

 

 

Siguiendo con la información facilitada por el INI, la población situada entre los 0 y los 9 años eran 4.309.516; la de las personas entre los 75 y los 85 años y más 3.697.964. Unas cifras, en su conjunto, que dan una idea del nulo crecimiento poblacional en España a pesar de contar con una gran inmigración.

 

 

Diversos expertos consideran que, para compensar el desequilibrio demográfico, sería necesario incorporar hasta el año 2020 a medio millón de inmigrantes anuales; y entre 2021 y 2050 a un millón por año, lo que dibuja un panorama poco alentador para la población autóctona.

 

 

Además, hay que considerar que, con el paso de los años, los países exportadores de inmigración irán reduciendo el ‘stock’ de personas que necesitan emigrar a otros países en busca de mejor fortuna, con lo que la cifra real de inmigrantes llegados a España en esos años podría no cuadrar con las previsiones.

 

 

Los no cualificados, al paro

 

Otro dato significativo al respecto lo acaba de aportar un estudio elaborado conjuntamente por IESE y Adecco. El informe Indicador laboral de comunidades autónomas constata que de los 687.500 nuevos empleos en el conjunto de 2006, dos de cada tres fueron ocupados por extranjeros.

 

 

Sin embargo, paralelamente, se ha producido un incremento de la tasa de paro inmigrante (11,8 por ciento), cuatro puntos por encima de la nativa (7,7 por ciento) el año pasado, lo que revela también una cierta saturación del mercado laboral en su capacidad para absorber inmigrantes.

 

 

“A pesar de lo positivo de este dato, no ha sido suficiente para dar empleo a todos los extranjeros que buscan trabajo en España, por lo que el colectivo de trabajadores inmigrantes sin empleo ha crecido en 110.100 personas, un 42 por ciento más con respecto a diciembre de 2005”, dice el informe.

 

 

Estos datos hacen prever que los inmigrantes no cualificados tienen todas las posibilidades de acabar en las filas del desempleo.

 

Isabel Ordóñez

Forum Libertas, 13 de junio de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres