Blogia
Foro El Salvador

Mali como amenaza terrorista (por GEES, 14 de Enero de 2013)

Mali como amenaza terrorista (por GEES, 14 de Enero de 2013)

Sólo son noticias las malas noticias. Los países africanos no son mencionados hasta que se produce un golpe de estado. Mali no es la excepción. El golpe se dio en marzo del año pasado, y desde entonces parece estar en caída libre.

Es uno de los países más pobres del mundo, en el interior de lo que se suele llamar África Occidental. La irrupción de los militares en la política creó la oportunidad para una rebelión del Azawad, que representa dos tercios del territorio, claramente diferenciados sobre el mapa, el NE, por su carácter francamente árido, lo que condiciona un muy bajo poblamiento, básicamente de tribus nómadas, que en las actuales circunstancias de violencia se está vaciando todavía más: decenas de miles huyen buscando refugio en la otra parte del país.

 

Aunque separado de Libia por Argelia al N y Níger al E, gran parte de las desgracias que está padeciendo Mali, y de la preocupación que éstas despiertan en el Occidente, están relacionadas con la guerra para derrocar a Gadafi. Los tuareg, que deambulan por casi todo el Sáhara, sin consideración de fronteras, son mayoritarios en el Azawad y son distintos de las etnias negras que habitan la parte SO del país, no tan pobre y mucho más densamente poblada, donde se encuentra Bamako, la capital. Los tuareg, parte de la familia lingüística bereber, han sido en Libia leales al dictador y se resienten en Mali del dominio de la zona SO. Una unidad de malienses de esta etnia, que habían pertenecido a las milicias de Gadafi, bien equipados y entrenados, se alzó por la secesión de su extenso territorio en abril, aprovechado los desórdenes en la capital. Al mes siguiente otro grupo, Ansar al Dine, de similar extracción étnica pero de base religoso-política, entroncado con Al Qaeda en el Magreb Islámico, que había prestado su apoyo a la rebelión nacionalista, se hizo con el poder y, con la ayuda de las ramas locales de AQMI, avanza ahora hacia el SO: ha franqueado ya la línea que sobre el mapa separa las dos partes del país, y amenaza Mopti, último bastión militar antes de Bamako. Lo de bastión es una manera de hablar, porque el ejército nacional no es casi nada y la columna de 1.200 que se le viene encima puede perfectamente arrollarlo.

 

El que los más de 800.000 km2 de Azawad, por miserables que sean, se conviertan en una nueva base de Al Qaeda puso en marcha a la comunidad internacional. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó tres resoluciones con vistas a la creación de una fuerza de pacificación africana. La administración Obama ha buscado la más tenue implicación y las cosas han ido lentas. Ahora que la urgencia es absolutamente apremiante es el gobierno socialista francés el que se pone en marcha. Le bastan las tímidas resoluciones del organismo internacional, que, como es de rigor, no mencionan la palabra guerra. Pero, dentro y fuera, el presidente Hollande tiene el apoyo de todos los que importan, y eso es lo que cuenta para recibir felicitaciones y no reproches y zancadillas.

 

http://www.gees.org/articulos/mali_como_amenaza_terrorista_9581

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres