Blogia
Foro El Salvador

Zapatero afirma que aspira a otro consenso político y elogia al PNV

Dos años después de su victoria electoral, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, explicó ayer que si consigue la pacificación en Euskal Herria abrirá la puerta a otros dos retos: «Recuperar la convivencia» y «refundar un consenso político sobre la Euskadi del futuro en una España abierta, moderna y que permite todas las identidades». En este camino, ensalzó al PNV, con quien se reunió ayer en La Moncloa.

 

 

 José Luis Rodríguez Zapatero aprovechó una entrevista a la Cadena Ser en el segundo aniversario de su victoria electoral para aportar algunos datos más sobre cuál es su hoja de ruta tanto en el terreno de la pacificación como en el de la política. En el primer ámbito, confir- mó que el Gobierno español ha constatado en su «verificación» que el alto el fuego de ETA «es real» y anunció que tiene intención de acudir al Congreso para solicitar el aval para la negociación con la organización armada en mayo, quizás coincidiendo con el Debate sobre el Esta- do de la Nación. Y, en cuanto al segundo terreno, afirmó que su objetivo es «refundar un consenso político», que sería siempre posterior al logro de la pacificación, «construido de ma- nera unida entre la gran mayoría de las fuerzas políticas».

 

En cuanto a la concreción de este «consenso político», el líder del PSOE dice aspirar a que su fruto sea «la Euskadi del futuro en una España abierta, moderna y que permite todas las identidades y da una gran libertad a lo que representa ser vasco, a la historia de Euskadi, y unas grandes posibilidades a su futuro».

 

Aventuró que todo ello será «largo y difícil», ya que entiende que todos los pasos se deberán dar con la «seguridad» de que no hay marcha atrás. «La tarea es de tal envergadura que merece la pena que podamos evitar cualquier error», consideró Zapatero.

 

El PNV, «esencial»

 

En paralelo, el presidente español afirma que pretende que este proceso tenga el máximo consenso de los partidos, pero hizo una mención especial al PNV, del que asegura que será una fuerza decisiva, por su implantación, tanto en la búsqueda de ese nuevo consenso político como en la «refundación de la convivencia». Insistió además en que hasta el momento el partido de Josu Jon Imaz ha tenido un comportamiento «impecable» en su apoyo incondicional al Ejecutivo que lidera, ratificado ayer mismo en La Moncloa por el diputado Josu Erkoreka.

 

Añadió que el partido jelkide «va a tener que dar lo mejor de sí mismo» en este proceso en el que le otorga «un papel esencial» y «de manera muy singular en la segunda fase». «Y contrará con todo mi apoyo», ga- rantizó además Zapatero.

 

Preguntado sobre si no observa diferencias entre los discursos de Josu Jon Imaz, presidente del EBB, y el lehendakari Juan José Ibarretxe, admitió que cuando se ha entrevistado con ellos ha preguntado por ello, «y uno y otro se refieren a que están en la misma sintonía y dirección». No obstante, añadió que «puede que los tonos y los acentos sean distintos».

 

Tras todas estas consideraciones, el entrevistador pre-guntó a José Luis Rodríguez Zapatero si acaso, en ausencia de la acción de ETA, toda iniciativa política es posible. «Evidente. Y lo ha sido con ETA ­matizó acto seguido­. Esa es la grandeza de la democracia».

 

Según su afirmación, únicamente hay dos criterios que deben respetarse en este proceso de búsqueda de otro consenso:«La voluntad popular y el respeto a las reglas», a los que también se refirió como «democracia y legalidad». Aseguró que para él tanto uno como otro «tienen el mismo valor» y que «no hay uno por encima del otro». Y, al hilo de ello, defendió que toda la filosofía de su actuación como gobernante está caracterizada por un objetivo:«Avanzar en la democracia».

 

Nafarroa

 

Similar fue la respuesta que dio el secretario general del PSOE cuando se le planteó si en el proceso político que se anuncia cabe alguna modificación en el estatus de Nafarroa. «Sin ETA toda acción política es posible», indicó José Luis Rodríguez Zapatero. Añadió únicamente, al hilo de ello, que «ni la violencia puede condicionar la política, ni la ausencia de violencia tampoco puede hacerlo».

 

«Ahora sólo tenemos un objetivo, el final de ETA, y a partir de ahí la política y la democracia cobrarán más fuerza», subrayó como conclusión.

 

La víspera, en una entrevista a ‘‘El Mundo’’, Zapatero aseguró que «los ciudadanos navarros decidirán» y rechazó modificar la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución, que establece una polémica y nunca desarrollada vía para una eventual «incorporación» de Nafarroa a la CAV. UPNy CDNmostraron ayer su malestar por ello;Alberto Catalán, secretario general del partido de Miguel Sanz, dijo que el PSOE «está defendiendo clarísimamente más los intereses del nacionalismo vasco y de la CAV que el criterio y la voluntad de la sociedad navarra».

 

Desde la oposición, Carlos Chivite (PSN) afirmó que tiene plena sintonía con Zapatero en este terreno, mientras que EA y Aralar calificaron sus palabras sobre la Transitoria Cuarta de «sensatas» y «razonables».

Gara, 19 de abrl de 2006 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres