Blogia
Foro El Salvador

Larrinaga acusa al Gobierno y a los nacionalistas de querer vender la paz por poder

El sacerdote vasco Jaime Larrinaga, que tuvo que abandonar la parroquia de la localidad vizcaína de Maruri debido a la presión de ETA, cree que en el País Vasco no habrá paz «sin justicia ni libertad», y acusó a los nacionalistas y al Gobierno de querer vender «la mercancía de la paz» para «conseguir el poder».

Bajo su punto de vista, los nacionalistas y el Gobierno de Zapatero quieren vender a la ciudadanía «con toda su batería de poder, incluido el religioso redentorista irlandés, la mercancía de la paz». El sacerdote quiso aclarar, en declaraciones a Onda Cero, que en España no hay un conflicto con dos bandos enfrentados, sino «un bando que mata, que es la banda terrorista ETA, y el otro que pone los muertos y que quiere vivir dentro del marco de la Constitución y del Estatuto vasco».

Libertad

Además, apuntó que lo que la población vasca exige es libertad. «El grito de la población en las manifestaciones de San Sebastián y Madrid era el de libertad, no de paz» y, para Larrinaga, «no habrá paz sin justicia y sin libertad».

En este sentido, acusó a los nacionalistas vascos y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de no buscar la paz sino el poder, y «utilizando la mercancía de la paz para conseguirlo», agregó.

Dicho esto, criticó que Zapatero diga que se dan las condiciones para iniciar una negociación con ETA cuando las personas no nacionalistas que viven en el País Vasco no tienen voz. «Hay cerca de mil muertos, más de 250.000 personas han tenido que salir del País Vasco, y los que han quedado no nacionalistas, no pueden expresarse libremente», señaló. EUROPA PRESS

El Diario Vasco, 22 de abril de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres