Blogia
Foro El Salvador

Voces por la solución desde Gernika

Han pasado 69 años desde que la Legión Cóndor alemana bombardeara Gernika, pero en Euskal Herria sigue habiendo un conflicto político pendiente de resolución. Este hecho tuvo eco tanto en las convocatorias de Gernika Gogoratuz como en las de Gernika Batzordea, que como cada año recordaron ayer aquel sangriento ataque contra la villa foral.

 

Los actos en recuerdo del bombardeo de Gernika llenaron ayer las calles de esta localidad vizcaína durante todo el día y hasta bien entrada la noche con un mensaje similar: la necesidad de encontrar una solución al conflicto que sufre Euskal Herria. Uno de los actos que mayor expectación levantó fue la mesa redonda sobre la resolución de conflictos que se celebró en Elai Alai Aretoa y que contó con la participación de los miembros del Acuerdo Democrático de Base Martín Aranburu, parlamentario, e Izaskun Guarrotxena, de Bilgune Feminista.

 

El sacerdote irlandés Alec Reid, fedatario del Acuerdo Democrático de Base, no pudo llegar a tiempo debido a un problema de transporte y ocupó su lugar el miembro de Gernika Batzordea Alberto Gabikagogeaskoa. Una ikurriña con crespón negro en memoria del histórico militante abertzale Jokin Gorostidi presidió el primero de los actos organizados por Gernika Batzordea y Gernikako Arrano Kultur Elkartea.

 

Aranburu centró su intervención en recordar el trabajo realizado en los últimos tres años y alertó de la existencia de «riesgos reales» para el proceso de resolución. Así, explicó que las conversaciones de Argel y el Acuerdo de Lizarra-Garazi fueron dos experiencias importantes de procesos de resolución. «Las primeras se produjeron entre ETA y el Gobierno español y el segundo fue un acuerdo de mínimos entre los partidos abertzales y ETA. Ambas se quedaron en el camino y de ellas aprendimos que existe una tercera vía: buscar un acuerdo entre todos o, al menos, entre una mayoría», indicó.

 

«Guerra sucia»

 

Aranburu siguió recordando el camino seguido hasta alcanzar el actual escenario. «Se llevó a cabo una ronda de contactos que abarcó a todo el espectro de agentes: desde los obispados hasta los interlocutores de los presos», señaló. «De aquellas reuniones ­continuó­ se obtuvieron tres puntos claros: la necesidad de diferenciar la construcción nacional y el conflicto, ya que muchos agentes estaban dispuestos a hablar de conflicto pero no de construcción nacional; que un conflicto político demandaba una solución política, por lo que se recogía la necesidad de conformar una mesa de partidos; y la necesidad de debatir y aclarar entre los participantes en dicho foro quién debía ser el sujeto que ratificaría o rechazaría lo que se acordase en esa mesa multipartita».

 

La existencia de riesgos reales para el proceso de resolución también fue abordada por Aranburu. «El conflicto no se ha solucionado hasta ahora porque existen intereses contrarios a la resolución y, al ir avanzando en el proceso, esos intereses van a moverse», advirtió. Por ello, afirmó que «la posibilidad de acciones de guerra sucia es una realidad». En este punto, Aranburu hizo mención al supuesto envío de cartas a empresarios o a los hechos sucedidos el pasado fin de semana en Barañain y Getxo.

 

Asimismo, abundó sobre el peligro de que los gobiernos de Madrid y París intenten limitar el proceso a hablar de pacificación. «Esto conllevaría la no resolución del conflicto porque, aunque uno de los objetivos del proceso es la desmilitarización, el objetivo final del mismo debe ser solucionar el conflicto político», aclaró.

 

Participación de la mujer

 

Para ello, Aranburu remarcó la importancia de activar el ámbito internacional. «No estamos hablando de que defiendan un determinado proyecto político sino de que el discurso internacional acepte que, junto a la existencia de ETA, en Euskal Herria existe un conflicto de carácter político», recordó.

 

El miembro del Acuerdo Democrático de Base también quiso enviar un mensaje a todos los presentes en el Elai Alai Aretoa de Gernika, a los que invitó a poner «su grano de arena» para ayudar a que el proceso abierto en Euskal Herria siga avanzando. «Si dejamos en manos de los partidos políticos el trabajo que es necesario realizar de ahora en adelante será mucho más fácil poner impedimentos al proceso y conseguir que éste fracase. Sin embargo, ­continuó­ la existencia de una presión social favorable a la resolución hará mucho más difícil retroceder».

 

La portavoz de Bilgune Feminista Izaskun Guarrotxena centró su discurso en explicar a los presentes la importancia de garantizar la voz de las mujeres en el proceso de resolución y remarcó la necesidad de adoptar medidas concretas que garanticen la participación de la mujer en igualdad de condiciones. «Es imprescindible que las mujeres tomemos parte en el proceso por dos razones: por un lado, en la actualidad nuestra participación política y social no se produce en igualdad de condiciones por diferentes razones y, por otro lado, las mujeres representamos más de la mitad de la población de Euskal Herria», indicó.

 

Guarrotxena aseguró que todo lo anterior hace imprescindible que cualquier proceso que se ponga en marcha tenga en cuenta a las mujeres y la represión de género que ésta sufre y para ello, defendió la adopción de medidas concretas como la representación doble ­hombre y mujer­ en cualquier marco que se crea, incluida una futura mesa de partidos. Guarrotxena subrayó además la necesidad de que dichas medidas sean debatidas primero y adoptadas después por todos los agentes que tomen parte en el proceso.

 

Crespón negro y velas

 

Tras finalizar la mesa redonda, los presentes en la sala se unieron a la manifestación con velas que, en recuerdo a las víctimas del bombardeo, reúne cada año a cientos de personas en las calles de Gernika. La marcha también estuvo presidida en esta ocasión por una ikurriña con crespón negro.

 

Siguiendo con los actos de Gernika Gogoratuz, por la tarde fue descubierto en Gernika un busto de George Steer. Este reportero británico ha pasado a la historia como el primero que contempló lo ocurrido en la villa e informó al mundo de la realidad del bombardeo.

 

En el acto estuvo presente su hijo, George Barton Steer, para quien «este memorial es también un tributo a todos los vascos». «Mi padre rezó para una libertad con paz y honor, recemos para que estos dones sean para las gentes de Euskadi y para sus vecinos», reclamó.

 

El sacerdote que intervino en la habitual ofrenda floral que tuvo lugar un poco antes en el cementerio también habló de paz y perdón en mensajes claramente ligados a la situación actual. «Los problemas que tenemos se solucionan mediante el perdón. Pedir perdón y perdonar», subrayó antes de añadir que «la paz es una tarea de todos. Este es un momento delicado en el que hay que asumir responsabilidades, pero también es un momento de esperanza», aseguró. En esta ofrenda floral tomaron parte representantes de diferentes partidos, incluso del PP; estuvo presente su secretario general en la CAV, Carmelo Barrio.

 

Además, por la tarde fueron entregados los premios Gernika por la Paz y la Reconciliación, que han recaído en esta ocasión en Elkarri y en la agrupación denominada «1.000 mujeres y un premio Nobel por la Paz 2005».

 

Azkarate pide el «guernica»

 

En el aspecto más puramente relacionado con el bombardeo del 26 de mayo de 1937, la consejera de Cultura y portavoz de Lakua, Miren Azkarate, se dirigió al Gobierno español para reclamar lo que calificó de «gesto de reconciliación»:«Un reconocimiento y condena de aquellos años». Aludió a que el Gobierno alemán ya lo hizo hace algunos años, pero que «es algo que se nos debe a Gernika, a Euskadi y al propio Estado español» desde Madrid.

 

Junto a ello, solicitó de nuevo la «cesión temporal» del cuadro de Pablo Picasso que ejemplifica la matanza de Gernika, «en recuerdo de los que sucumbieron entonces y en honra de la paz y la libertad», explicó. Según subrayó la consejera, el «genio» de Picasso «se alzó para poner de manifiesto la injusticia y la barbarie del bombardeo de Gernika y del muro de falsedades creado a su alrededor», y hoy todavía el cuadro sigue siendo una «denuncia de la crueldad de aquella masacre» y «un alegato contra la barbarie propia del fascismo». -

 

Marta MORALES
Gara, 27 de abril de 2007

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres