Blogia
Foro El Salvador

MANIFESTACIONES EN TODA ESPAÑA CONTRA LA NEGOCIACIÓN

Convocados por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y el Foro de Ermua, y con numerosa presencia de representantes del PP, los manifestantes se concentraron en las principales plazas y lugares significativos de veintidós ciudades españolas.


En las distintas concentraciones, el denominador común fueron los gritos contra el Gobierno y a favor de la unidad de España, la presencia de numerosas banderas españolas y la comparación -en los manifiestos- entre la firmeza contra ETA de 1997 y lo que ahora se considera 'claudicación' ante la banda.

Alicante, A Coruña, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Cáceres, Granada, Huesca, Lugo, Madrid, Murcia, Orense, Oviedo, Palencia, Salamanca, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vigo, Vitoria y Zaragoza, fueron las ciudades en las que se celebraron las concentraciones.

Miles de personas se concentraron frente al Monumento de la Constitución en Madrid con una nutrida representación del PP, liderada por su secretario general, Angel Acebes, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

En medio de banderas españolas y de consignas como 'Zapatero, cómplice de ETA', '11-M, golpe de estado' o 'Acebes no mintió', los representantes de las asociaciones convocantes leyeron manifiestos que se repitieron en otras ciudades españolas, en los que hicieron hincapié en el 'proceso de claudicación' que supone el diálogo con ETA y pidieron que los partidos demócratas vuelvan a estar unidos.

El vicepresidente de la AVT, Gabriel Moris, subrayó que, con el secuestro y asesinato de Miguel Angel Blanco, 'España no se rindió ante las pretensiones de unos asesinos' y añadió que 'ahora no vamos a permitir que el Gobierno se rinda en nuestro nombre'.

Por su parte, el presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, insistió en que 'en Euskadi no estamos mejor con el llamado alto el fuego', porque los nacionalistas están 'crecidos'; Otegi 'pletórico' y la ideología criminal 'legitimada'.

Por su parte, el sociólogo Amando de Miguel, anunció que, 'llegado el caso, reclamaremos la correspondientes responsabilidades penales' por lo que considera el 'inicio del proceso de autodeterminación, que será letal para España'.

En Vitoria, alrededor de trescientas personas se concentraron en presencia de los padres de Miguel Angel Blanco y de su hermana, quien preguntó al Gobierno de España 'por qué no cedió al chantaje ante el secuestro de su hermano pudiendo haber salvado su vida, mientras hoy cede ante las exigencias de los asesinos'.

La presidenta del PP vasco, María San Gil, que acompañó a la familia Blanco en la capital alavesa, acusó a nacionalistas y socialistas de haber dado la espalda al Espíritu de Ermua y recordó que nueve años después del asesinato de Miguel Angel Blanco 'somos muchos los que seguimos pidiendo la derrota de ETA y el triunfo de las víctimas sobre los verdugos'.

También en Bilbao, unas quinientas personas recordaron la memoria del edil de Ermua y protestaron contra la decisión del Gobierno de dialogar con la banda terrorista.

A la concentración de Bilbao acudieron diversos dirigentes del PP, como su presidente en Vizcaya, Antonio Basagoiti; así como víctimas de la banda.

Unas 5.000 personas, según los organizadores, unas 650, según la Guardia Urbana, se han concentrado en la plaza Sant Jaume de Barcelona para conmemorar el noveno aniversario del asesinato de Miguel Angel Blanco y denunciar a su vez, el proceso de 'claudicación ante la banda terrorista ETA'.

La convocatoria ha contado con la presencia y apoyo de diversos representantes del Partido Popular de Cataluña como el secretario general del PPC, Rafael Luna, el secretario ejecutivo de Organización, Xavier García Albiol, y el presidente del grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz.

Durante la concentración se han podido oír gritos de protesta y denuncia como 'con asesinos no se negocia', 'Zapatero embustero', 'Miguel Angel somos todos', 'Cataluña es España', 'todos a una contra Batasuna', 'Libertad' y 'no somos fachas somos españoles'.

Miles personas asistieron en Sevilla a la concentración contra el diálogo con la banda terrorista ETA, en un acto que contó con la presencia del presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, y que recordó al concejal del PP Alberto Jiménez Becerril, asesinado en 1998.

El acto contó además con la presencia del presidente del PP andaluz, Javier Arenas, y se desarrolló sin incidentes. Entre 1.600 y 2.000 personas -según datos de la Policía Local- acudieron a la concentración en Granada, mientras que en Córdoba centenares de personas acudieron al acto al que asistieron políticos de IU, quienes lo abandonaron por considerar que el PP lo utilizaba para mostrar su oposición al proceso de paz.

En Valencia, alrededor de 5.000 personas, según la Policía Local, se concentraron en la plaza del Ayuntamiento con pancartas contra ETA y numerosas banderas españolas, al tiempo que coreaban gritos contra el Gobierno.

Entre los asistentes se encontraban la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá; el presidente de la Diputación, Fernando Giner; el presidente de las Cortes Valencianas, Julio de España y la consellera de Bienestar Social, Alicia de Miguel.

Varios miles de personas, entre 4.000, según los convocantes, y 3.000, a juicio de la Policía Local, se concentraron en la plaza del Ayuntamiento de Alicante contra el inicio del diálogo con ETA, coincidiendo con el noveno aniversario del asesinato por la banda terrorista del concejal del PP Miguel Angel Blanco.

Durante la concentración, a la que asistió una nutrida representación de dirigentes municipales del PP, se guardó un minuto de silencio por el noveno aniversario del asesinato del concejal del PP Miguel Angel Blanco y por las víctimas tanto del accidente ocurrido la semana pasada en el Metro de Valencia como de los graves atentados cometidos ayer en Bombay.

Más de 12.000 personas participaron en las distintas concentraciones en cuatro capitales de Castilla y León, Avila, Palencia, Valladolid y Salamanca, esta última la más numerosa con la asistencia de unas 6.000 personas, según fuentes de la Policía Local.

En Valladolid, unas 5.000 personas se concentraron en la Plaza de San Pablo, un millar lo hicieron en Palencia y cerca de cuatrocientas en Avila, según fuentes policiales.

En Zaragoza, varios cientos de personas -entre 2.000 y 3.000 según los convocantes- participaron en la concentración celebrada en la plaza España, que se desarrolló con gritos de apoyo a las víctimas del terrorismo y a la unidad de España y de rechazo, incluso insultos, al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En la concentración, a la que asistió la plana mayor del PP aragonés, los mayores aplausos se escucharon cuando un joven recorrió la plaza de España con un cartel con el texto: 'ZP, saluda a Josu Ternera de parte de los cinco niños de la Casa Cuartel de Zaragoza'.

En Huesca, también con la asistencia de los dirigentes provinciales del PP, alrededor de medio millar de personas respondieron a la convocatoria.

La concentración más numerosa en Galicia fue la de A Coruña, donde más de 2.000 personas se concentraron en la plaza de María Pita al pie de una bandera de España rodeada por velas en memoria del concejal del PP asesinado en 1997.

Los manifestantes, en su mayoría de mediana y avanzada edad, interrumpieron varios discursos con gritos de 'embustero Zapatero', 'rendición es traición', 'libertad y unidad' o incluso 'muerte a los estalinistas y comunistas'.

En Vigo medio millar de personas se concentraron en el centro de la ciudad, frente al museo de Arte Contemporáneo, portando fotos de Miguel Angel Blanco y banderas españolas, al igual que hicieron las cerca de doscientas personas concentradas en Lugo.

Aurelio Garrido, tío de Miguel Angel Blanco y María del Carmen Fernández Alvarez, cofundadora de la AVT, encabezaron la concentración de unas doscientas personas en Ourense, entre quienes figuraban parlamentarios gallegos del PP, el presidente del partido en Ourense, José Luis Baltar, el alcalde Manuel Cabezas y varios concejales del mismo partido.

Unas 3.000 personas, según la organización, y unas 4.000, según la Policía Local, se concentraron en Murcia con banderas de España y fotos de Blanco, coreando el lema de la manifestación.

Más de un millar de personas se congregaron en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo en una concentración contra la banda terrorista ETA que terminó convirtiéndose en una protesta contra el presidente del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que fue increpado por los ciudadanos.

Los manifestantes, muchos de los cuales portaban banderas españolas, profirieron gritos contra el presidente del Ejecutivo y los algunos periodistas fueron increpados cuando grababan a los asistentes desde los balcones del Ayuntamiento.

Unas 6.000 personas, según la Policía Local, acudieron esta tarde a la plaza del Ayuntamiento de Santander para rechazar el diálogo con ETA, en un acto en el que se pidió al presidente cántabro, Miguel Angel Revilla, que retire su apoyo a ese proceso porque 'no se puede estar con las víctimas y sentarse con los asesinos'.

En Extremadura, los convocantes reunieron a cerca de un millar de personas en Cáceres y otras tantas en Badajoz para protestar contra el diálogo con ETA y homenajear la memoria de Miguel Angel Blanco.

En la concentración de Cáceres participó el presidente regional del PP, Carlos Floriano, y el alcalde la ciudad, José María Saponi, y en ella se reclamó la dimisión de José Luis Rodríguez Zapatero y se oyeron gritos de 'cobarde', mientras que en Badajoz también estuvieron presentes destacados dirigentes del PP.

Minuto Digital, 13 de julio de 2006.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres