Blogia
Foro El Salvador

Batasuna niega que prepare su legalización y acusa al PSOE de aplazar el diálogo

Batasuna negó ayer "rotundamente" que tenga diseñado un nuevo partido para volver a la legalidad y acusó al PSOE de rehuir el diálogo político por intereses electorales, acusación rechazada por el PSE, que instó a la izquierda abertzale a abandonar el "victimismo infantil" y a asumir las reglas de la democracia.


El dirigente de Batasuna Pernando Barrena negó hoy toda credibilidad a la información que publica el diario El Correo en el sentido de que Batasuna está retrasando su legalización por reticencias internas, a pesar de contar ya con unos estatutos para registrarse en el Ministerio del Interior bajo unas nuevas siglas.

Barrena, quien afirmó que esa información es una invención formada por "cuatro retales", aseguró que "los únicos estatutos que Batasuna tiene entre manos son los de Batasuna", organización que convocó una manifestación para el próximo 13 de agosto en San Sebastián para fomentar la implicación social en el proceso de paz.

Acusó, asimismo, al PSOE de poner cada día "nuevas condiciones" -como la exigencia de su legalización- para abordar un "diálogo resolutivo" y constituir la mesa de partidos, debido, a su juicio, a los cálculos electorales de los socialistas sobre el impacto que pueda tener la negociación en unos comicios.

El secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Miguel Buen, aseguró que en la militancia de Batasuna hay gente "con suficiente capacidad como para entender" que el PSOE "ha dado muchos pasos" y que el Gobierno socialista "ha sido el que más decididamente se ha atrevido a mojarse" por la paz a pesar de las críticas o de los "hipotéticos costos electorales" del proceso.

El líder de los socialistas guipuzcoanos instó a Batasuna a abandonar el "victimismo infantil" sobre su situación de ilegalidad y a asumir las "reglas del juego democrático" para poder participar en una mesa de diálogo sobre normalización política.

Subrayó, en este sentido, que el partido socialista, tanto en público como en privado, ya ha dicho a Batasuna que "si quiere tener una representación legal y formal" en la "mesa de partidos" que debata el encaje del autogobierno vasco en España debe "cumplir las reglas del juego democrático" y acatar la legalidad, incluida la Ley de Partidos, que "no va a ser derogada".

Aclaró, asimismo, que la legalización de la izquierda abertzale no consiste sólo en "cubrir el expediente" de registrar una nueva "marca" con sus estatutos, sino que requiere asumir "de verdad" la legalidad y "repudiar el uso de la violencia" para la consecución de logros políticos.

El parlamentario del Partido Popular Carlos Urquijo anunció que solicitará al departamento vasco de Interior que prohíba la manifestación convocada por Batasuna bajo el lema "Euskal Herria. Autodeterminación", ya que considera que representa un "nuevo desafío al Estado de Derecho".

Urquijo aseguró que si el Gobierno Vasco "mira para otro lado" y autoriza la marcha -aunque esté convocada por un particular en posesión de todos sus derechos civiles y políticos-, el ejecutivo autonómico "se convertirá en cómplice de la burla que hace Batasuna" a su ilegalización.

Estrella Digital, 6 de agosto de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres