Blogia
Foro El Salvador

A punto de un "acuerdo histórico" de espaldas al Parlamento y el PP. Patxi López admite que continúa reuniéndose con Batasuna-ETA y propone por primera vez Quebec como modelo

A punto de un "acuerdo histórico" de espaldas al Parlamento y el PP. Patxi López admite que continúa reuniéndose con Batasuna-ETA y propone por primera vez Quebec como modelo El presidente invocó el secretismo como una de las claves del llamado proceso de paz. La política de hechos consumados está siendo otra de esas claves, según se desprende de la información revelada por Patxi López este domingo. Admite que su partido mantiene reuniones con Batasuna-ETA después del encuentro público celebrado en junio y que atrajo a la madre de Joseba Pagazartundua a la puerta del hotel para llamar "traidor" al secretario del PSE. "Estamos a punto de conseguir un acuerdo histórico", dice López. Un acuerdo de espaldas al Parlamento y del PP. Pero la gran novedad de sus revelaciones es que el PSOE no descarta seguir el modelo de Quebec, con un referéndum de secesión en toda regla. Mariano Rajoy ya ha advertido de que el PP "jamás aceptará el acuerdo vergonzante" para legalizar Batasuna-ETA.

El secretario del PSE ha confirmado este domingo que existen reuniones secretas con el PNV y Batasuna-ETA, de espaldas al Parlamento y al PP, para definir las reglas de la llamada mesa política donde, entre otras cosas, se discutirá cómo "mejorar" el "derecho a decidir" de los vascos. "Los socialistas ya decimos que el derecho a decidir existe. ¿Se puede mejorar? Quizás, pero ya existe, porque llevamos decidiendo en este país de 25 años", ha declarado a El Correo.

 

También expone, por primera vez, que los socialistas toman en cuenta el modelo de referéndum de independencia celebrado en Québec. "En este país todos hemos analizado lo que significa Québec y la Ley de Claridad. De todas las experiencias se puede aprender algo. En Québec han dejado claro que las cosas no pueden hacerse de cualquier manera y que debe haber mayorías claras, con preguntas claras para luego negociar", revela el secretario general del PSE.

 

López avisa de que "habrá que admitir parte de las razones del adversario", y aunque el llamado proceso de paz "avanza a un ritmo más lento de lo que algunos podían pensar", se está "a punto de conseguir un acuerdo histórico para lograr que desaparezcan 40 años de violencia". En una entrevista concedida al diario El Correo, López afirmó que no le preocupan los plazos para poner en marcha la mesa de partidos y precisó que su objetivo es que haya un escenario para el diálogo "incluyente" de todos los que representan a la sociedad vasca y que la meta de ese diálogo sea "definir un marco político de convivencia que respete las ideologías plurales de la sociedad vasca y que integre sus voluntades diversas".

 

"Esa mesa se pondrá en marcha cuando estemos todos de acuerdo en las condiciones, en los condicionantes y en el para qué", explicó López, que aseguró que no están "parados" en la búsqueda de ese acuerdo, sino que están buscando "unas condiciones mínimas que garanticen que ese escenario de diálogo nace del consenso más básico". Tras manifestar que todavía "no hay nada cerrado", López apuntó que se esta "descendiendo de las generalidades a las materias más concretas" y confió en que "con voluntad política de todos puede haber acuerdo" y en que éste "no tarde mucho". "Creo que estamos a punto de conseguir un acuerdo histórico para lograr que desaparezcan 40 años de violencia", reiteró.

 

El dirigente socialista consideró "fundamental la búsqueda de acuerdo a todos los niveles y no salirse del marco de la legalidad vigente". Así, apuntó que "el principio básico es el respeto del Estado de Derecho" y advirtió de que "el que quiera buscar una solución sabe que luego hay que tramitarla tal y como corresponde". "Lo que los partidos acordemos primero tiene que ir al Parlamento vasco, luego a las Cortes y después deberá someterse al referéndum de la sociedad vasca. Eso lo tienen que aceptar todos", dijo.

 

Asimismo, en referencia a la izquierda proetarra, manifestó que tendrá que aceptar que "para participar en política uno tiene que estar en el marco legal y aceptar los parámetros de la democracia". López esperó que "haya una mayoría" en el mundo de la izquierda abertzale que quiera "buscar ese acuerdo para que ellos puedan hacer política y defender sus propias reivindicaciones en democracia, y para eso tendrán que hacer sus propios deberes".

 

"En Batasuna acabarán ganando los que quieren una solución democrática"

 

El responsable de los socialistas vascos se mostró convencido de que, en el mundo de Batasuna-ETA, "acabarán ganando los que quieren una solución política y democrática" y precisó que la izquierda proetarra "tiene que entender que para avanzar hace falta asumir los principios democráticos". En ese sentido, advirtió de que el terrorismo callejero, "como toda expresión de violencia, es incompatible con un proceso de paz". "Si alguien cree que es un mecanismo de presión ante el Gobierno o los partidos democráticos, se equivoca: consigue lo contrario de lo que persigue. Mientras haya kale borroka habrá muchas más dificultades y no se conseguirá absolutamente nada", subrayó.

 

En cuanto a las declaraciones el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmando que si Batasuna-ETA cumpliera los requisitos exigidos para legalizarse y creara una nueva formación, ésta no debería verse "afectada por las consecuencias de una ilegalización penal", López dijo que lo que quiso decir el presidente es "algo evidente, que quien se quiera integrar en la democracia y esté dispuesto a dar pasos no deberá de tener demasiados obstáculos".

 

Por otro lado, aseguró que ETA no está influyendo en las conversaciones políticas y consideró que "es la izquierda abertzale quien quiere ralentizar las cosas para ver si puede adaptarse a las nuevas circunstancias", aunque precisó que "se trata sólo de una impresión que no va más allá". Por otra parte, López dijo no saber si se ha producido una reunión entre el Gobierno de Rodríguez Zapatero y ETA y, tras reiterar que no sabe si se ha producido, dijo que "si ha habido algún retraso, no habrá sido por culpa del Gobierno". Por último, en cuanto a la actuación del PNV, el secretario general de los socialistas vascos consideró que está siendo "leal y actuando de manera correcta".

Libertad Digital, 16 de ocubre de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres