Blogia
Foro El Salvador

Zapatero está deprimido, pero no tanto como para dimitir

Zapatero está deprimido, pero no tanto como para dimitir Los servicios de prensa de Moncloa afirman desconocer dónde se encuentra Zapatero, ‘missing’ desde el atentado, al igual que De la Vega. La red y la calle instan al presidente a presentar su dimisión. Batasuna aquejada de sordera: insiste en que el proceso continúa vivo

 

El presidente Zapatero se encuentra ‘missing’, desaparecido en combate, nunca mejor dicho. Tras la rueda de prensa del pasado 30 de diciembre en la que respondió a la reiterada pregunta sobre la continuidad del proceso con la preparada respuesta “con violencia, no hay diálogo”, no se le ha vuelto a ver. Regresó a Doñana a tomarse las uvas y podría permanecer ahí, sin dar la cara ni afirmar que el proceso está roto y liquidado. Para eso están Rubalcaba y El País, enmendando la ambigüedad de su discurso del 30 de diciembre.

 

Y por si fuera poco, según informa Intereconomía, los servicios de prensa de Moncloa desconocen dónde se encuentra Zapatero. Casi nada. Presidencia no sabe dónde está el presidente. Mucho. Algunas fuentes señalan que ZP podría estar recibiendo apoyo psicológico tras el jarro de agua fría del atentado de Barajas. Un apoyo que también necesitó Felipe González, que –recordarán- estuvo muchos años con la cara hinchada por cortisona, el tratamiento contra la depresión.

 

Quien también se encuentra desaparecida es la vicepresidenta De la Vega, quien viernes tras viernes vertía su optimismo sobre la marcha del eufemístico proceso en las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros. La ‘vice’ siempre ha dado la cara en todos los ‘marrones’ del gobierno : apagones, avalancha de inmigrantes, cayucos, Estatut. Pero está vez ha sido desbordada en su ‘optimismo antropológico’ y parece escondida en su cuartel de invierno.

 

Otro de los interesantes ausentes estos días es José Antonio Alonso, ministro de Defensa y responsable último de los servicios de inteligencia (CNI). Rubalcaba ha reiterado en varias ocasiones de que el gobierno no tenía ninguna información que pudiera hacer pensar que algo así podía ocurrir. ¿Ni un sólo indicio? Si esto es cierto, el CNI debería de renovar sus protocolos de actuación y Alonso debería de presentar su dimisión por semejante negligencia.

 

Si no es así –como parece a juzgar por el redoble de las vigilancias y la reimplantación de algunos guardaespaldas, quien miente es Rubalcaba a quien le viene bien la mentira. Afirmar que tenían algunas sospechas resultaría contradictorio con el optimismo de Zapatero tan sólo 24 horas antes y obligaría al presidente a presentar su dimisión como se le reclama en la calle y en la red. Curiosamente, ningún medio tradicional se ha hecho eco de esta demanda social. Por supuesto, Zapatero no es partidario. Porque al contrario que Aznar -que limitó su mandato a dos legislaturas- ZP pretende hacerse eterno en Moncloa. Está por ver que su pusilanimidad y el síndrome de Moncloa no le fuercen a una retirada.

 

Por lo demás, no hay cambios en la izquierda ‘abertzale’. El representante de Batasuna, Joseba Álvarez, reconocía en la mañana de este miércoles en Radio Euskadi que “nadie esperaba un atentado” como el de Madrid, aunque señaló que ya en septiembre había conciencia de crisis porque no había “avances”: “Se sumó la historia de De Juana Chaos, las detenciones y las legalizaciones se mantenían”. O sea, que “no se estaban dando los pasos por parte del gobierno”.

 

Una justificación en toda regla, en lugar de la condena esperada por el gobierno. Eso sí, tanto Álvarez como Permach consideran que el proceso “no está liquidado” y que la tregua sigue viva porque no ha habido un comunicado de ETA manifestando lo contrario. Todo parece apuntar a que ambos batasunos tratan de desligarse del atentado. Incluso parecen tratar de desligar a ETA del mismo.

 

Y casualmente, El País publica esta mañana que la cúpula de ETA había recortado en agosto los poderes negociadores de José Ternera, sugiriendo lo que el ministro Rubalcaba niega: los duros, la ‘ETA auténtica’ se ha impuesto. ETA se ha dividido. Lo que no dice es que son estos duros los que imponen la estrategia de la banda y que el brazo político no es sino un instrumento de la banda terrorista, al contrario de lo que ocurría en Irlanda entre el Sinn Fein y el IRA. ¿Y Zapatero que opina de todo esto? No se sabe si permanece en Doñana o en el diván, pero en Barajas no se le ha visto.

 

A quien sí se ha visto en el aeropuerto madrileño en la mañana de este miércoles ha sido a Rajoy, que también fue incapaz de interrumpir sus vacaciones en Pontevedra y reaparece este miércoles para exigirle a Zapatero que explique en el Parlamento su política Parlamentaria. Rajoy y Zapatero dan buena muestra de la altura moral de unos políticos que el pueblo español no se merece.

Hispanidad.com, 3 de enero de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres