Blogia
Foro El Salvador

Sam Brownback, un católico converso en carrera a la Casa Blanca

Sam Brownback, un católico converso en carrera a la Casa Blanca

El voto cristiano, pro-familia y pro-valores, busca su candidato en EEUU, y Brownback cumple el perfil

 

 

El senador de Kansas, el republicano Sam Brownback, se ha presentado para ser presidente de los Estados Unidos en 2008. Tiene 49 años, está casado y tiene cinco hijos, de los cuales los dos más pequeños son adoptados, un niño de Guatemala y una niña de China. Era evangélico hasta que hace cuatro años se convirtió al catolicismo. (Es una especie de "mini-boom": otros dirigentes republicanos conversos al catolicismo son Jeb Bush, gobernador de Florida, hermano del presidente Bush; y Bobby Jindal, hijo de emigrantes indios, senador por Lousiana desde 2004).

Los evangélicos no le guardan rencor: "Me encanta Sam Brownback", declaraba en USA TODAY el presidente de la comisión de ética y libertades religiosas de la Convención Baptista del Sur, Richard Land. "Es un gran hombre, y un gran senador. Si es un candidato creíble a la presidencia, es Sam quien tiene que demostrarlo".

El Partido Republicano busca su candidato principal. La era Bush acaba. Hay líderes republicanos de renombre, pero no son pro-vida y pro-familia y el votante cristiano quiere firmeza en estos temas, que son eliminatorios. Rudy Giuliani, ex-alcalde de Nueva York o el actual gobernador de ese estado, George Pataki, no sirven fuera de esa capital. Apoyan los matrimonios gays y el aborto. Otros líderes que parecían prometedores, como el senador Bill Frist de Tennessee o el gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, tampoco aparecen como de total confianza al votante cristiano.

Sam Brownback es poco conocido (en junio, 3 de cada 4 americanos no sabían quién era o qué pensar de él), pero es cristiano. Muy cristiano. Puede atraer a ese 78% de evangélicos blancos que votaron por Bush en el 2004. Puede atraer al voto católico. Tiene fama de conservador compasivo pero pragmático (como su plan de dar 9.000 dólares a parejas de bajos ingresos si se casan, para fortalecer el matrimonio). Y tiene una estrategia para emprender su camino -lejano, complicado- a la Casa Blanca.

La estrategia de Carter

Toda la carrera electoral a la Casa Blanca pasa por la conservadora Iowa, vecina al más conservador aún estado de Kansas, territorio de Bronwback. Un candidato que no sea pro-vida, pro-familia y pro-valores se estrellará en Iowa, y el efecto de "eco" le hará fracasar en las elecciones de otros Estados. En 1976 Jimmy Carter pasó de ser un semidesconocido a presidente de EEUU por haberse trabajado al electorado de Iowa. Allí tumbó el muy evangélico Pat Roberson a George Bush padre en 1988.

En Iowa y sitios similares, los grupos cristianos y pro-familia pueden ponerse de acuerdo para vetar la carrera de cualquier candidato que no sea de confianza. Además, grupos como Family Research Council, Focus on the Family, American Values, etc... han aprendido a pensar estratégicamente y unir esfuerzos.

"Los conservadores religiosos han aprendido a ser pragmáticos; quieren ser pragmáticos", explica a USA TODAY Michael Cromartie, líder de un programa de activación de los evangélicos en política en el Centro de Ética y Política Pública. "Pero también quieren ser puristas tanto como puedan", añade.

Los temas de Brownback

El senador de Kansas no sólo trabaja los temas de familia y vida. Una de sus últimas campañas consiste en animar a la industria y las finanzas norteamericanas a retirar sus fondos de compañías de Sudán que están implicadas con este gobierno en el genocidio de Darfur. Para dar ejemplo, la familia Brownback ha retirado su dinero de la compañía petrolera francesa Schlumberger y de la china Petrochina. El senador hace tiempo que insiste en la tragedia de Darfur: "han matado unas 400.000 personas y ha habido 2,2 millones de desplazados desde el 2003", recuerda en una carta a 44 gobernadores de estados.

La semana pasada acudió a la Marcha por la Vida que reunió en Washington a "decenas de miles de personas" (Washington Post). "Lo que siempre he defendido es que no debemos usar el dinero de los contribuyentes para financiar abortos. Punto. Ni en EEUU ni en el extranjero", declaraba a la web canadiense LifeSite.net. "El país se mueve en dirección pro-vida así que tenemos que movernos hacia allí", señaló. Efectivamente, en EEUU la población es cada vez más pro-vida: según una encuesta reciente de CBS News, sólo un 31% de los norteamericanos apoyan el aborto libre -lo que permite actualmente la ley-; el 30% lo permitirían sólo en casos de violación, incesto y para salvar la vida de la madre (caso que médicamente es inexistente hoy).

Brownback tiene un enfoque personal sobre el aborto. Su hija adoptada en Shantou, China, cuando tenía 20 meses, fue abandonada en un orfanato con una cicatriz en el estómago. Al parecer la madre la marcó para reconocerla quizá algún día en el futuro. En un país tan abortista como China "alguien luchó por ella, y por eso yo tengo una muchachita para dar un beso de buenas noches; alguien luchó por ella y por eso ella está viva", señala el candidato de Kansas.

Web de Brownback en el Senado, en español:

http://brownback.senate.gov/espanol/index.cfm

Web de Brownback con su candidatura a presidente de EEUU:

http://www.brownback.com

 

Propuesta de Brownback: hasta 9.000 dólares para pobres ¡si se casan!

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3779

 

Forum Libertas, 30 de enero de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres