Blogia
Foro El Salvador

Lakua plantea que los centros diseñen su oferta lingüística

Lakua plantea que los centros diseñen su oferta lingüística

El consejero de Educación del Gobierno de Lakua, Tontxu Campos, presentó ayer el denominado nuevo Marco de Aprendizaje y Enseñanza de las Lenguas en la CAV, en el que se aboga por dar libertad a los centros educativos para diseñar su proyecto plurilingüe y propone que el euskara sea «la principal lengua vehicular". En función del acuerdo entre fuerzas políticas que logre el nuevo sistema propuesto, Campos apuesta por implantarlo en el curso 2008-09.

Tontxu Campos compareció ayer, a petición propia, ante la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento de Gasteiz para explicar los pormenores del nuevo sistema de modelos lingüísticos para la enseñanza obligatoria, que sustituiría al de los actuales modelos A, B y D.

A modo de balance, sostuvo que ha habido «grandes avances» en el número de personas que hablan con fluidez en euskara y castellano cuando concluyen la enseñanza obligatoria, aunque reconoció que «la integración plurilingüe deseada no se ha alcanzado para la generalidad de los ciudadanos educados en el sistema actual».

Señaló que se han propuesto una serie de retos para conseguir «la integración plurilingüe», con el fin de lograr uno de los objetivos del sistema educativo en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, que es «educar para convivir en la sociedad vasca plural y en un mundo complejo», en la línea de aplicar el marco de referencia europeo que en 2005 planteó una estrategia «favorable al plurilingüismo».

Para crear las condiciones al objeto de que la ciudadanía alcance en la educación obligatoria «el conocimiento suficiente de las dos lenguas oficiales para comunicarse entre sí en cualquiera de ellas» y a fin de que «sea capaz de adquirir también unos conocimientos básicos para comunicarse, como mínimo, en otra lengua más», el nuevo plan establecería estándares básicos comunes para todos los escolares, en relación a todas las lenguas, y se realizaría una evaluación común de los alumnos de cada grado que finalicen Primaria y Secundaria.

La responsabilidad de la evaluación recaerá en el Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (ISEI-IVEI) que, el mismo día a la misma hora, realizará la misma prueba a todos los grupos del mismo nivel establecido (fin de Primaria y Secundaria) en todos los centros de la CAV para evaluar el conocimiento alcanzado por cada alumno. Además, se harán evaluaciones intermedias para la realización de las cuales cada centro contará con los indicadores oportunos para poder lograr los objetivos finales.

Necesidades y peculiaridades

El Departamento de Campos apuesta, además, por «modular la distribución de las lenguas de aprendizaje en base a las necesidades y peculiaridades de cada ámbito para evitar la marginación de grupos en relación a los objetivos comunes», y por fomentar la integración transversal de iniciativas educativas con otras organizaciones orientadas a la convivencia plurilingüe».

Asimismo, agregó que se van a establecer los Niveles Comunes de Referencia del Marco Europeo de las Lenguas, que van del A1 al C2, donde el A es inicial, el B es «un nivel práctico suficiente para desenvolverse en una lengua como hablante independiente», y el C es «dominio y maestría de las lenguas». Al finalizar, los alumnos deberán obtener la referencia B2.

Con el nuevo modelo, el euskara pasa a ser «la principal lengua vehicular», ya que, según el consejero, «la praxis ha demostrado que la exposición a esta lengua en el proceso de aprendizaje resulta fundamental para adquirir una capacitación comunicativa, oral y escrita». El castellano será utilizado como «lengua de aprendizaje para garantizar el conocimiento adecuado de sus registros formales», mientras que las lenguas extranjeras «se trabajarán de forma complementaria».

Con el inicio del trámite parlamentario se abre un proceso en el que Parlamento y Gobierno autonómicos «regularán una estructura general del Marco de Aprendizaje y Enseñanza de Lenguas en esta comunidad enfocada a alcanzar los objetivos propuestos»; el primero aprobaría la Ley del nuevo marco, y el segundo desarrollaría el citado marco «a través de los oportunos decretos y ordenes».

Campos destacó también «la flexibilidad» del futuro sistema, motivo por el cual anunció que «cada centro diseñará su proyecto plurilingüe, que formará parte de su proyecto educativo, para poder alcanzar los objetivos propuestos en el marco definido por las instituciones comunes». Dependiendo de los resultados logrados en el aprendizaje, podrán incrementar el uso de las distintas lenguas como vehiculares. «Todo el alumnado de un centro, pueblo o ciudad -añadió- se escolarizará en un sistema similar, entendiendo que los objetivos de cada etapa en todas las lenguas afectarán a todo el alumnado».

El objetivo del Departamento de Educación es poner en marcha el nuevo sistema de modelos a partir de primero de Primaria en el curso 2008-2009, aunque el alumnado que se hubiese escolarizado en el sistema actual concluiría su educación en el mismo modelo.

 

En cuanto al profesorado -en la actualidad el 80% de la escuela pública ha acreditado el Perfil Lingüístico (PL) 2 y el 6% el PL 1, mientras que en la concertada estos porcentajes son del 63% y del 4%- se propone «lograr un bilingüismo de calidad en la práctica totalidad del profesorado. Una parte del mismo deberá, además, acreditar una competencia lingüística suficiente para impartir sus materias en lengua extranjera.

Posición de los grupos

Tras matizar que la propuesta es similar a una presentada por su grupo y rechazada hace un año, Isabel Celaá, del PSE, incidió en la «falta» de concreción y pidió al consejero «que se moje», en referencia a cómo se va a configurar la estructura del marco de aprendizaje o si el carácter vehicular del euskara lo va a ser en la totalidad del territorio.

Itziar Basterrika (Ezker Abertzalea), que también reclamó más concreción, destacó que «harán falta muchos medios para llevar esto a la práctica», aportó la necesidad del trabajo conjunto con ayuntamientos y diputaciones, y la conveniencia de la evaluación de perfiles lingüísticos «al final de cada ciclo».

Aintzane Ezenarro (Aralar), se mostró de acuerdo «en lo fundamental» con la propuesta y se interesó por cómo compatibilizar la libre elección de los centros y los mínimos obligatorios.

Iñaki Oyarzábal, del PP, defendió que sean los padres los que decidan cuál de las dos lenguas vehiculares debe ser la principal y valoró que el actual sistema de modelos «no está liquidado».

Los representantes de PNV, EA y EB destacaron la «valentía y audacia» para dar este paso tan difícil y el hecho de establecer el euskara como «la principal lengua vehicular».

 

Kepa PETRALANDA

Gara, 9 de marzo de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres