Blogia
Foro El Salvador

Contra el sistema de valores y la sociedad: 25 tendencias negativas

Contra el sistema de valores y la sociedad: 25 tendencias negativas

Hay que hacer frente a cuestiones como la destrucción del matrimonio, el adoctrinamiento laicista, el aborto, la pobreza, la prostitución, la violencia o la droga, dice FundSocial

 

Los valores más elementales propios de la cultura cristiana están atravesando por una grave crisis en el seno de la sociedad occidental y muy concretamente en el de la sociedad española.

 

Tanto en el ámbito de la comunicación y de la cultura como, de manera especial en los últimos años, en el de las instituciones políticas, se está produciendo un conflicto grave y de consecuencias imprevisibles sobre el sistema de valores en España.

 

Según la Fundación para el Desarrollo Humano y Social (FundSocial), ante esta situación hay que hacer frente, entre otros, a problemas como los intentos de destruir el matrimonio y la familia; el aborto indiscriminado; el fracaso escolar; el adoctrinamiento laicista, sobre todo con los niños; el consumismo desmesurado; la pobreza; el incremento del consumo de drogas y de la violencia juvenil; o la prostitución.

 

FundSocial es una fundación sin ánimo de lucro, cuyo principal objetivo es promover y alcanzar un modelo de sociedad responsable y solidaria con los ciudadanos y ante los poderes públicos,

 

25 tendencias negativas

 

Después de haber propuesto en su primer estudio 30 medidas concretas para corregir la actual tendencia y evitar un futuro sin pensiones, en el que FundSocial constataba que el matrimonio y la descendencia son vitales para mejorar el Estado del Bienestar, otro informe posterior hacía referencia a las 10 nuevas leyes que desvincularán nuestra sociedad, y alejan a España de Occidente.

 

Ahora, ante el evidente deterioro del sistema de valores, responsables de FundSocial denuncian las 25 tendencias negativas que dañan a toda la sociedad en su conjunto.

 

1. Destrucción y pérdida de sentido del matrimonio.

 

La destrucción del matrimonio estable y abierto a la descendencia tiene diversas causas simultáneas:

 

- Equiparación con otros tipos de convivencia de vinculación débil, como las parejas de hecho, o fruto de la ruptura, como las monoparentales.

 

- Presentación de la ruptura como un hecho positivo fruto de la elección y fomento del divorcio.

 

- Legislación sobre el divorcio fundamentada en el repudio, muy alejada de Europa.

 

- Matrimonio entra parejas del mismo sexo, rompiendo la protección histórica de la especificidad del matrimonio fundamentada en parejas de distinto sexo, necesaria para la descendencia y la complementariedad psicoafectiva y educativa.

 

- Incapacidad para frenar el incremento de feminicidios de pareja por ignorar las causas profundas que lo provocan. La nueva legislación conlleva una guerra de sexos y una asimetría jurídica hombre mujer.

 

2. Ausencia de políticas de fomento y ayuda al matrimonio, a la descendencia y a las familias.

 

España es el único país de la Unión Europea de los Quince que gasta menos del 1 por ciento del PIB en estas ayudas, cuando la media europea se sitúa en el 2,2 por ciento.

 

Las familias con hijos soportan el sistema público de pensiones sin prácticamente ningún tipo de compensación, lo que constituye una gran injusticia.

 

3. Incapacidad y desinterés para llevar a cabo políticas que compatibilicen la vida familiar y laboral.

 

Más bien al contrario, los horarios laborales crecen, los horarios de ocio comercial y TV son desmesurados y, al mismo tiempo, crece también el papel de las administraciones en las funciones familiares: centros de día, guarderías, más horas de abertura de escuelas.

 

Nada se hace para impulsar realmente la convivencia familiar y mucho para disgregarla.

 

4. Políticas economicistas fundamentadas en el hiperconsumo.

 

Estas políticas de gran consumo obligan a los dos cónyuges a trabajar a jornada completa, haciendo muy difícil la educación de la descendencia. Al mismo tiempo, se debilitan las relaciones de parentesco que suplían el papel de los padres mediante los abuelos.

 

El resultado es un proceso de socialización con compañeros de la misma edad, que prolonga la adolescencia y la inmadurez.

 

5. Tendencia a ocupar el tiempo de los niños fuera de la relación y el entorno familiar.

 

Prolongación de los horarios escolares y más actividades extraescolares, con lo que la familia deja de actuar como factor de socialización.

 

6. Recortes e intromisión crecientes de las administraciones sobre la patria potestad.

 

Emancipación sexual a los 14 años, antes que la que se otorga a cualquier otro límite de edad establecido; ‘píldora del día después’, facilitada a menores sin conocimiento o consentimiento de los padres; o el código deontológico de los médicos, que establece la figura del adolescente maduro que no precisa autorización paterna para abortar.

 

7. Ruptura del sentido de la paternidad y maternidad.

 

Por medio de la adopción de niños por parte de homosexuales y por la fecundación asistida sin pareja, conocimiento del padre biológico, ni límite de edad.

 

8. Limitaciones crecientes al derecho de los padres a la educación de sus hijos.

 

El actual modelo de concierto no garantiza de manera plena el ejercicio del derecho por no ser efectivamente gratuito. Se altera el sujeto del derecho, que pasa de los padres al Estado.

 

Voluntad de introducir una educación ideológica y moral de los niños desde el Estado, basada en el laicismo de exclusión religiosa. La asignatura Educación para la Ciudadanía será obligatoria desde el último año de preescolar.

 

9. El resultado de cuestionar el modelo familiar y la crisis escolar.

 

Se traduce en un número creciente de adolescentes afectados por:

 

- La drogadicción. Ocupamos el primer lugar de Europa en consumo, junto a Gran Bretaña.

 

- Embarazos y abortos en aumento

 

- Iniciación de las relaciones sexuales a edades cada vez más tempranas y extensión de la promiscuidad.

 

- Extensión de la violencia ambiental, en los institutos y lugares de ocio; crecimiento de las bandas juveniles; aumento exponencial de las agresiones de hijos a sus progenitores.

 

- Dificultad de los padres para educar a sus hijos; incapacidad de los menores para asumir normas y obligaciones, esfuerzo o sacrificio.

 

- Quejas en aumento de las empresas por la dificultad de integrar laboralmente a la gente joven

 

10. Fracaso escolar de los más graves de Europa.

 

Un fracaso escolar que afecta a cerca de la tercera parte de jóvenes y hasta el 50 por ciento si se añaden los aprobados políticos. La mala preparación de los alumnos extiende la crisis a las universidades.

 

El conjunto de la crisis familiar-escolar-inserción laboral está afectando ya a todo el sistema productivo.

 

11. Educación de la sexualidad y la pedagogía sanitaria como un instrumento ideológico.

 

-La contracepción, o sea el evitar una nueva vida se ha convertido en una ideología básica para los jóvenes que asumen luego cuando son adultos, viendo la descendencia como un hecho secundario o incluso molesto.

 

Así, el preservativo se ha convertido en el símbolo de la educación sexual, aunque sólo se trate de una medida de protección a incorporar en una educación integral de la sexualidad, que debe contemplar también responsabilidad, respeto y autocontrol.

 

La fidelidad y el retraso en las relaciones sexuales, recomendados por las autoridades sanitarias internacionales (OMS) y expertos son ridiculizadas y menospreciadas por el propio Gobierno. Además, la promiscuidad es enaltecida en las campañas públicas.

 

12. Dificultad de los jóvenes para integrarse como adultos a la sociedad.

 

Hay tres fenómenos que inciden en este fenómeno: La cultura mediática que prolonga la juventud hasta edades impensables, que llegan a ocupar ya casi la mitad del periodo de vida activa; la extensión inmoderada de los contratos precarios; y los precios de la vivienda.

 

13. El hecho, la cultura y el sentido religioso, especialmente el católico, son maltratados y desterrados de la vida pública.

 

Los medios de comunicación, incluidos los públicos, los maltratan sistemáticamente en su tratamiento.

 

La cultura religiosa es desterrada de la vida pública: ‘paisajes de invierno’ en lugar de pesebres; prohibición de cantar villancicos en las escuelas; cambios de nombres en los centros escolares públicos por sus connotaciones religiosas (Juan XXIII, etc.); o negativa a subvencionar a entidades cristianas y al mismo tiempo convenios con entidades laicistas de exclusión religiosa para llevar a cabo programas beligerantes.

 

La cultura oficial pagada con recursos públicos margina, cuando no ataca, toda reflexión o idea religiosa.

 

14. En la práctica, el aborto es libre en España.

 

Se comete un escandaloso fraude de ley sin que fiscales, colegios profesionales y autoridades intervengan. Así, mujeres de países con legislaciones teóricamente más permisivas, como Francia o Gran Bretaña, vienen a abortar a España. Barcelona es una de las capitales del aborto: fetos de seis meses son liquidados sin problema.

 

15. Retrasos en listas de espera, pero abortos gratuitos

 

Se retrasan uno o dos años las mamografías y se prevén unos plazos de hasta cinco años en el nuevo Plan de Salud, y las personas que han de ser intervenidas en alguna de las prestaciones sanitarias obligatorias de la Seguridad Social han de estar meses en las listas de espera, sin poder acudir a un centro privado pagado por la administración.

 

Sin embargo, los abortos que ya son gratuitos en los hospitales públicos podrán serlo también en las clínicas privadas.

 

16. Sin ayudas para la embarazada que quiere dar a luz.

 

Mientras se subvencionan los abortos, no hay ninguna línea de ayudas para auxiliar a aquellas mujeres que han quedado embarazadas, quieren tener su hijo y no tienen medios.

 

17. Falta de atención a las personas con grandes limitaciones.

 

Apesar de que las personas afectadas por limitaciones graves, como por ejemplo la tetraplegia, suelen coincidir en sus ganas de vivir y de que se atenúen sus necesidades, la atención de los poderes públicos está centrada en la eutanasia.

 

Mientras tanto, muchos tetrapléjicos que viven en pisos altos no pueden salir a la calle por falta de ascensor y de una regulación de ayudas para ello.

 

18. Extensión de la drogadicción.

 

España es el segundo país occidental en consumo de drogas, sobre todo de cannabis y cocaína (sólo por debajo de Estados Unidos). El consumo es cada vez mayor a edades más tempranas.

 

19. Crece la inseguridad: 2,2 millones de denuncias presentadas en 2005.

 

Se trata de la cifra más alta hasta ahora. Sin embargo, la realidad supera la cifra de denuncias. Según el barómetro del CIS de diciembre de 2005, el 8,6 por ciento de ciudadanos declara que ha padecido algún delito en ese año, es decir 3,1 millones de personas mayores de 18 años.

 

20. Inseguridad y violencia también son fruto de comportamientos antisociales.

 

Tanto en la escuela como en los lugares de ocio y los hogares, comportamientos antisociales, vandalismo, maltratos de jóvenes a padres o a gente débil y pobres, componen un abanico de actos que aumentan la inseguridad y la violencia. Por no hablar de los maltratos de padres a niños o de los feminicidios, con cifras récord en España.

 

21. Permisividad y alegalidad de la prostitución.

 

La prostitución se ha extendido en España hasta configurar grandes negocios que mueven millones de euros, lo que le confiere una capacidad de influencia política y mediática extraordinaria.

 

Se trata de una situación alentada por la permisividad y la situación de alegalidad que se vive en este país con respecto a la prostitución y a sus dos ‘acompañantes’ imprescindibles: la industria de la pornografía y el tráfico de mujeres, sobre todo de inmigrantes ‘sin papeles’.

 

22. Judicialización de la vida social.

 

La vida social se judicializa a pasos agigantados y las prisiones se ven desbordadas. El coste de la seguridad es creciente e incide en el conjunto de los gastos del Estado.

 

23. Degradación de la vida social y del espacio público.

 

Una consecuencia de lo anterior es la más que evidente degradación del espacio público. Barcelona es un buen ejemplo, ya que está viviendo las consecuencias como resultado de años de políticas inadecuadas.

 

24. Inacción de los poderes públicos contra la pobreza.

 

Se trata de un auténtico escándalo: Muchas pensiones, especialmente de mujeres, son de alrededor de 300 euros, mientras el umbral de lo que se considera pobreza en España está en algo más de 500.

 

No existen prácticamente comedores o centros de acogida de carácter público. Siguiendo con el ejemplo de Barcelona, hay sólo 200 plazas de comedores públicos que dan de comer al mediodía y cierran el fin de semana. En Cataluña hay 60.000 pobres a causa de las pensiones de 275 euros que reciben sin tener más ingresos.

 

25. Los problemas de fondo de carácter socioeconómico continúan inalterados y agravados:

 

- La crisis anunciada del sistema público de pensiones y del Estado del Bienestar.

 

- El fracaso de la enseñanza, a la que la nueva ley no aporta respuestas suficientes.

 

- La continua pérdida de competitividad que se manifiesta en el grave déficit de la balanza exterior, que ya se acerca al 7 por ciento del PIB.

 

- En relación con lo anterior, la perdida de productividad, que a su vez está ligada a factores directamente económicos, como la inversión en I+R+D, formación e infraestructuras, pero también a factores del entorno institucional y social.

 

- La destrucción del capital humano y capital social.

 

 

Forum Libertas, 29 de abril de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres