Blogia
Foro El Salvador

EL FORO ERMUA PIDE LA RETIRADA DEL GUGGENHEIM DE LA EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍAS DISTORSIONADORAS DE LA REALIDAD DEL TERRORISMO Y DEL PAÍS VASCO

EL FORO ERMUA PIDE LA RETIRADA DEL GUGGENHEIM DE LA EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍAS DISTORSIONADORAS DE LA REALIDAD DEL TERRORISMO Y DEL PAÍS VASCO
Bilbao, 19 de octubre de 2007. El Foro Ermua une su voz a la de la familia Blanco, a la de la Fundación Miguel Ángel Blanco, a la del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE), a la de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y a la de todos aquéllos que piden la retirada de las fotografías de Clemente Bernad sobre el terrorismo y el País Vasco. Imágenes que pueden ser denominadas “fotografías del desprecio” por la ofensa que suponen al dolor de las víctimas y a la realidad de Euskadi.

Esta petición se basa en los siguientes motivos:

1º.- El mero hecho de que así lo soliciten la familia Blanco y los principales colectivos de víctimas del terrorismo es causa suficiente para adoptar una medida de estas características. La sociedad española y, particularmente la sociedad vasca, tienen una deuda con las víctimas de ETA: ellos dieron su vida por nuestra libertad. Durante demasiado tiempo han padecido la indiferencia, el olvido y hasta el insulto, como para que ahora un museo financiado con dinero público y apoyado por varias de las principales empresas de España acoja una exposición con la que las víctimas se sienten humilladas o despreciadas.

2º.- Las fotografías expuestas son legitimadoras del terrorismo. Cuando se pervierte el lenguaje y a los terroristas se les priva de su definición esencial vinculada al terror y se los llama “militantes nacionalistas”, se tergiversa la realidad. Cuando se ocultan los efectos del terrorismo, no mostrando el dolor que provocan sus atentados, se dulcifica la acción de ETA. Cuando la única imagen que se transmite de la Guardia Civil es la de la prepotencia, se deslegitima a los funcionarios de un Estado democrático que son los protectores de nuestra libertad. Cuando la única imagen popular que se muestra es la de un grupo de personas sujetando con el puño en alto una gran Ikurriña y se obvia, por ejemplo, cualquier representación de la mayor movilización de Euskadi, que fue la producida con el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, se transmite una imagen intencionadamente sesgada de la realidad del País Vasco. Así podríamos seguir con todas y cada una de las imágenes expuestas.

3º.- Las “fotografías del desprecio” se exhiben por su contenido y sesgo político, no por su contenido artístico. Sólo reflejan tópicos muy manidos sobre la realidad del País Vasco, su autor no demuestra la capacidad de observación, profundidad u originalidad que se supone debe proyectar sobre la obra un creador de auténtico valor. En definitiva, no tienen la categoría como para ser expuestas en un museo de proyección internacional, como es el Guggenheim de Bilbao, donde su exhibición sólo sirve para confundir a los visitantes españoles o extranjeros menos informados, sin aportar contenido artístico de valor reseñable.

El Sr. Vidarte, director del Museo Guggenheim, ha manifestado que “si a algo es sensible el Museo es al dolor de las víctimas”. Estamos hastiados de oír en los últimos tiempos declaraciones tan solemnes como huecas; tras diez años de existencia del Guggenheim Bilbao, a pesar de estar radicado en un lugar que ha sufrido durante decenas de años la violencia de ETA, no recordamos ningún acto organizado por el Museo a favor de las víctimas del terrorismo. Por el contrario, ahora se organiza una exposición que es humillante para dichas víctimas y se niega a atender sus legítimas peticiones para que se proceda a la retirada de las fotografías del Sr. Bernad. ¿En qué consiste entonces la sensibilidad del Sr. Vidarte y de los responsables del Museo Guggenheim con el dolor de las víctimas de ETA?, ¿en organizar exposiciones legitimadoras de los victimarios?

Dado lo insostenible de la situación y los sólidos motivos que amparan la reivindicación de las víctimas, solicitamos a las Instituciones públicas, a los patronos fundadores (Gobierno vasco, Diputación Foral de Vizcaya y Guggenheim museum), a los patronos estratégicos (BBK, Iberdrola, BBVA y Arcelor Mittal), a los patronos (entre los que se encuentran, Vocento, Iberia, Ferrovial, Banco Santander, PriceWaterhouse & Coopers, Telefónica, Eulen o la Fundación Vodafone) y a todos los que tengan capacidad para influir en la decisión, que se dirijan al Sr. Vidarte, director del museo Guggenheim Bilbao, con objeto de que, como muestra de respeto a las víctimas del terrorismo y a la propia realidad, se proceda a retirar las “fotografías del desprecio” .

El Foro Ermua se dirigirá por escrito a todos ellos –muy especialmente al Museo Guggenheim en Nueva York- reiterándoles esta petición pública para que influyan en la retirada de las citadas fotografías, y estudiará la posibilidad de emprender las acciones legales oportunas por apología del terrorismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres