Blogia
Foro El Salvador

ETA, aún

No por esperada es menos dolorosa una constatación: el atentado que en la madrugada del sábado ha destruido el comercio familiar del concejal de Barañain José Antonio Mendive supone el fin de cualquier ingenuidad sobre la voluntad de ETA de seguir sembrando el terror. Este atentado obligaría a un Gobierno serio a dar la cara; las vagas excusas con las que Rodríguez Zapatero, Blanco o Rubalcaba defendían el alto el fuego etarra han saltado por los aires junto con la ferretería del concejal navarro. Los hechos nos muestran los entresijos de la hoja de ruta de la paz del Presidente y de ETA. Con este tipo de atentados, los terroristas permiten a José Luis Rodríguez Zapatero y a su galaxia mediática seguir repitiendo la cínica fórmula de que ETA lleva tres años sin matar. Pero al mismo tiempo le permite seguir con su tradicional estrategia; sembrar el terror entre aquellos que se oponen a su proyecto. El atentado muestra que la maquinaria terrorista etarra sigue bien engrasada, y que puede intensificar un frente y ralentizar otro cuando le conviene. Pero la estrategia, acabar con los desafectos, sigue intacta. El atentado contra los Mendive demuestra que ETA sigue en lo mismo de siempre. Si el Gobierno mantuviera mínimamente la coherencia intelectual y moral, cualquier diálogo con ETA debiera haber saltado por los aires junto con el comercio de la familia Mendive.

El ataque se produce, además, en la localidad navarra de Barañain. En primer lugar no es casualidad que se produzca en la Comunidad Foral, precisamente en una semana en la que ha salido definitivamente a la luz el pacto que el PSOE ha alcanzado con ETA para crear una dieta común que suponga el principio del fin de la autonomía de Navarra. Con la situación en el País Vasco controlada, ETA parece centrar ahora sus esfuerzos en desestabilizar Navarra, y aumentar la presión sobre los miembros de UPN, quienes se oponen con más firmeza a su proyecto anexionista. ETA sabe que Zapatero ha abandonado cualquier defensa de Navarra; extorsiona a sus empresarios sabiendo que cuentan poco en la Moncloa y acosa a los políticos navarros sabiendo que el Gobierno minimizará los hechos.

En segundo lugar, el atentado se produce en Barañáin, ayuntamiento en el que el PSN ocupa el poder con la misma fórmula con la que aspira a ocuparlo en el Gobierno de la comunidad; un gobierno de coalición con los nacionalistas vascos, moderados y radicales. José Antonio Mendive es en esta localidad la cabeza visible de la oposición al proyecto que Zapatero y ETA han fijado para Navarra, y a cerrarle la boca han ido.

Las primeras reacciones del PSOE y del Gobierno apuntan a sembrar dudas y minimizar una vez más lo que ha sido un atentado en toda regla. Los hechos demuestran que ETA ni tiene intención de rendirse ni tiene intención de renunciar a los objetivos por los que lleva matando treinta años. Ha cambiado temporalmente la estrategia del pistolero por la del terrorista callejero, sabiendo que así conseguirá más fácilmente sus fines ante un presidente del Gobierno que busca obsesivamente la "paz", y que parece haber dejado abandonados, a empresarios y políticos de Navarra, a su suerte.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Libertad Digital, 24 de abril de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres