Blogia
Foro El Salvador

Batasuna a Sanz:«¿Adónde está dispuesto a llegar UPN?»

El intento de ultras, entre ellos dirigentes de UPN, de reventar la conferencia en Iruñea de Arnaldo Otegi y Martin McGuinness ha sido tildado de «ataque fascista» por Batasuna. Ayer preguntó a Miguel Sanz directamente si su partido estaba detrás, como parece, y «hasta dónde está dispuesto a llegar». EA solicitó la dimisión del edil Ezpeleta.

La concentración ultraderechista realizada anteayer en la misma puerta del cine Carlos III de Iruñea para intentar impedir la charla de los líderes independentistas vasco e irlandés Arnaldo Otegi y Martin McGuinness ha sido interpretada por Batasuna como la constatación de que la derecha navarra se echa a las calles para intentar impedir el cambio político, como en 1936 y 1976.

En una rueda de prensa ofrecida ayer junto a representantes de Askapena, organismo que organizaba el acto de Iruñea, el mahaikide Juan Kruz Aldasoro se dirigió expresamente a Miguel Sanz para pedirle aclaraciones. Tras recordar que entre los concentrados había dirigentes de UPN como el secretario de Organización Eradio Ezpeleta ­curiosamente concejal responsable de Protección Ciudadana en Iruñea­ o como el diputado Carlos Salvador, Aldasoro preguntó primero si la concentración había sido promovida desde UPN, como parece, aunque algunos medios intentaron presentarla ayer como una convocatoria espontánea vía sms. «Si ese ataque fascista no respondió a una decisión de UPN, ¿qué medidas va a tomar contra esos responsables? Y si es que sí, ¿hasta dónde está dispuesto a llegar?», preguntó Aldasoro, que añadió otros interrogantes:«¿Por qué quiere utilizar el fascismo y la violencia? ¿A qué le tiene miedo? ¿A que los navarros decidan? ¿A la democracia? Son cosas muy serias y requieren respuestas».

Dicho esto, el mahaikide dejó claro que «los fascistas y UPN no nos amilanarán. Batasuna va a seguir fiel a su apuesta». A su lado, Rubén Sánchez, en representación de Askapena, puso el acento en la «sorpresa» con la que recibieron tanto la concentración fascista como la actitud de la Policía. Toleró un acto que no tenía permiso y elevó de 20 a 50 el número de personas a las que permitía reunirse, cambiando así los criterios empleados contra la izquierda abertzale. Sánchez subrayó que «no entendemos ni compartimos que se dé cobertura a esa concentración».

Llamamiento a Ezkaba

El representante de Askapena contrastó el mensaje contra un proceso de paz lanzado en el exterior con las consideraciones enfocadas hacia la solución que lanzaron en el interior McGuinness y Otegi, y que escucharon 400 personas. Subrayó el mensaje del líder irlandés de que la solución es también un proceso de lucha, y, en este camino, animó a la ciudadanía a participar en el acto central de estas jornadas internacionalistas, mañana al mediodía en un lugar emblemático: la cima de Ezkaba, testigo de fusilamientos masivos tras 1936. «Hoy, como entonces, es necesario compromiso antifascista», dijo Sánchez. EA también salió al paso de lo ocurrido para reclamar al concejal Ezpeleta que renuncie a su cargo, «que es incompatible con el de alborotador callejero», indicó este grupo. Considera que «de no hacerlo, debe ser cesado por la alcaldesa».

Miguel Sanz: «Yo estoy por llamar asesino a Otegi»

Preguntado por los hechos, Miguel Sanz indicó ayer que «yo estoy por la labor de decir asesino a quien realmente lo es», en referencia a Otegi. «A quien realmente ha formado parte de una banda terrorista yo estaré legitimado para decirle lo que pienso», añadió. Por contra, su socio Juan Cruz Alli (CDN) criticó el acto «de extrema derecha» y lo tildó de «falta de respeto a una opción política que puede ser legal en cuatro días». Tras ello, Libertad Ya emitió una nota en la que se desvincula de los ultras participantes. -

Gara, 16 de junio de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres