Blogia
Foro El Salvador

La primera reunión Gobierno-ETA se celebrará a finales de agosto

La primera reunión Gobierno-ETA se celebrará a finales de agosto No están rotos los puentes ni hay un parón significativo: Zapatero dijo que los pasos y plazos se están cumpliendo. Pese a todo, en Batasuna crece el resquemor porque no ven avances.


La primera reunión entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ETA ya tiene lugar y fecha. El encuentro se celebrará en alguna ciudad, presumiblemente europea, a finales de este mismo mes de agosto, según confirman a Elsemanaldigital.com fuentes policiales conocedoras del estado actual del denominado "proceso de paz". Una de estas fuentes baraja incluso que el día elegido será entre el 21 y el 27 de agosto.

De esta forma, quedaría confirmado que no ha habido novedades "negativas" ni se han roto los puentes de interlocución. Es algo que el Ejecutivo quiere aclarar directamente con la banda asesina y es previsible que el encuentro que mantengan los emisarios de La Moncloa con miembros de la banda sirva para abordar, por ejemplo, asuntos como el de la legalización de Batasuna.

El Gobierno viene instando al portavoz batasuno, Arnaldo Otegi, y a los suyos a realizar un movimiento, por pequeño que sea, para cumplir la ley proponiendo cambios de siglas, mientras tanto éstos, que han modificado sus nombres electorales al menos en siete ocasiones, emplazan al Gabinete a derogar de una vez por todas la Ley de Partidos, algo que intentarán visualizar el domingo en San Sebastián, con una manifestación desconvocada por su convocante particular y mantenida por Batasuna, a falta de las comparecencias de este jueves ante el juez Baltasar Garzón.

El problema de los presos

Y es que Batasuna sigue poniendo en evidencia al presidente Zapatero y a su equipo cada vez que percibe la existencia de un relajo en torno a los plazos al parecer ya comprometidos. A estas alturas y después de haber sido calificados por todos menos el PP de interlocutores necesarios, desde el entorno de Otegi se constata que el Gobierno no acaba de rematar la jugada. En el Ejecutivo, por tanto, se entienden bien los últimos mensajes que lanza Batasuna. Oficialmente se insiste en que se trata de un discurso que tiene mucho que ver con el consumo interno. Lo cierto es que los proetarras empiezan a sentirse frustrados por una falta de avances tangibles en algunas cuestiones como, por ejemplo, la bandera de sus presos, que es una cuestión en efervescencia en la que se piden gestos rápidos.

Cierto es que la lucha antiterrorista ha sido aparcada y que los socialistas han llegado a hacer cosas de las que habían abominado con anterioridad (véase la foto Patxi LópezArnaldo Otegi), pero Zapatero aún no ha acercado de forma significativa a los cerca de 500 presos de ETA al País Vasco. El motivo, sin duda, puede ser el miedo al impacto negativo que dicha flexibilización de la política penitenciaria tendría en la opinión pública que, como reconocen los sondeos, sí apoya mayoritariamente el diálogo con la banda para "alcanzar la paz", pero se opone a la aplicación de beneficios que permitan la excarcelación de asesinos. El hecho es que partes significativas del plan elaborado hace semanas por la directora general de Instituciones Penitenciarias sigue en suspenso.

El Semanal Digital, 10 de agosto de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres