Blogia
Foro El Salvador

MÁS DE 300.000 PERSONAS CLAMAN EN SEVILLA CONTRA LA NEGOCIACIÓN CON ETA

MÁS DE 300.000 PERSONAS CLAMAN EN SEVILLA CONTRA LA NEGOCIACIÓN CON ETA

Becerril comprende que Chaves no fuera a la manifestación a "abrazar a mi madre mientras la traiciona por la espalda"

 

Una multitud ha vuelto a clamar este domingo contra la negociación con ETA y por la verdad sobre el 11-M. Entre 300.000 y 400.000 personas han marchado por Sevilla, convocadas por la AVT. La respuesta de José Luis Rodríguez Zapatero ha sido la misma que en las cinco ocasiones anteriores. En Alcorcón, donde ha ofrecido un mitin, Zapatero no ha hecho ninguna mención a las víctimas y sí, en cambio, a las manifestaciones contra la Guerra de Irak. Desde Sevilla, Teresa Jiménez Becerril ha vuelto a simbolizar la dignidad de las víctimas con un vibrante testimonio. "Espero que mis sobrinos crezcan con un presidente del Gobierno en quien puedan confiar, y no uno que siga insistiendo en que pegar tiros es un buen comienzo", dijo la hermana del asesinado Alberto Jiménez Becerril.

La manifestación convocada por la AVT en Sevilla, con los lemas Negociación, en mi nombre, no y Queremos saber la verdad, ha sido un éxito evidente. Según estimaciones no oficiales, entre 300.000 y 400.000 personas han marchado este domingo por las calles de la capital andaluza.

 

A esa hora del mediodía, Rodríguez Zapatero ofrecía un mitin en Alcorcón, sin hacer ninguna referencia a la petición de las víctimas de ETA y de miles de ciudadanos que las apoyan. El presidente ha vuelto a esparcir, eso sí, su odio a toda forma de oposición a su Gobierno –a la que ahora se refiere, en todos los mítines, como "extrema derecha"–, y ha rescatado el recuerdo de las manifestaciones contra la Guerra de Irak como su ejemplo de civismo más a mano. Zapatero dijo que el cambio de Esperanza Aguirre por Rafael Simancas simbolizará la superación del recuerdo del "sudor de lágrimas" de las manifestaciones de 2003 contra el PP y "devolver a Madrid la sonrisa".

 

En Sevilla, mientras tanto, la hermana del concejal del PP Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA, ha vuelto a impartir una lección de dignidad, verdad y belleza con su testimonio a la multitud reunida por la AVT.

 

Teresa Jiménez Becerril se refirió a la provocación del delegado del Gobierno en Andalucía, que avisó de que vigilaría el nivel de decibelios de la manifestación anti-ETA. "Desde que mataron a mi hermano y mi cuñada, he intentado pensar en quienes lo hicieron, pero sólo me sale gritarles: asesinos", dijo, entre un estruendo de "asesinos, asesinos" que la secundó desde la muchedumbre.

 

La hermana del concejal asesinado por ETA sostuvo que el hecho de que "una banda terrorista asesine a una persona sería motivo suficiente para que cualquier Gobierno le cerrara la puerta a ETA. En cambio", advirtió Teresa Jiménez, "hemos visto que esas puertas están abiertas de par en par y lo próximo será ver a los señores Otegi y [Patxi] López pasearse de la mano por Europa".

 

Frente a la prepotencia del Mal, Teresa Jiménez ofreció el testimonio de su reciente viaje al Parlamento Europeo, como parte de una delegación de víctimas, y lamentó "lo triste que es ir mendigando a un belga, a un irlandés o a un inglés un poco de comprensión. Si Europa no sabe distinguir entre un terrorista y mi hermano Alberto, yo no quiero ser europea".

 

Jiménez Becerril denunció el abandono de la causa de las víctimas por parte de los europarlamentarios socialistas. Ninguno excepto Rosa Díez, reconoció, "vino a hablar con nosotros. ¿Y saben por qué? Porque no quieren venir donde estamos nosotros. No quieren ver el horror. Nosotros representamos la memoria viva de las víctimas de ese horror".

 

Desgarradora y directa, conmovedora y sincera, Teresa Jiménez Becerril tuvo palabras también para el presidente de la Junta de Andalucía y para el alcalde de Sevilla, ambas socialistas. "No sé si estarán entre nosotros", dijo la hermana de Alberto Jiménez Becerril, "pero no creo porque no sería coherente abrazar a mi madre cuando la están traicionando por la espalda".

 

Una de las manifestantes, en declaraciones a COPE, pidió la dimisión de Alfredo Sánchez Monteseirín como presidente de la Fundación Jiménez Becerril, cargo que desempeña en calidad de alcalde de Sevilla.

 

Teresa Jiménez tuvo palabras de aliento para sus sobrinos huérfanos. "Espero que tengan un presidente del Gobierno en quien puedan confiar, y no uno que siga insistiendo en que pegar tiros al aire es un buen comienzo", dijo, refiriéndose al último comunicado a tiros de ETA.

 

Invocó a Rodríguez Zapatero, para decirle: "Mis sobrinos son niños, pero no tontos, así que tenga el valor de explicarles qué está negociando usted con ETA", concluyó entre una clamorosa ovación.

 

Los siguientes oradores en subir a la tribuna fueron Gotzone Mora, concejal socialista de Getxo y una de las activistas más destacadas contra el terrorismo y la "obligatoriedad nacionalista", tal y como se refirió al dogma imperante en el País Vasco; Gabriel Moris, vicepresidente de la AVT y padre de una de las víctimas del 11-M, que volvió a exigir conocer la verdadera autoría de la peor masacre terrorista de la historia de España, y, por último, el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, que celebró el éxito de la convocatoria y anunció que seguirán manifestándose hasta que el presidente abandone su política de cesión a los terroristas.

 

Manifestantes de distintas comunidades españolas

 

La manifestación convocada en Sevilla por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) para mostrar la "rotunda oposición" al proceso de "cesión-negociación" entre "Batasuna-ETA" y el Gobierno comenzó en torno a las 12.35 horas en el paseo de las Delicias de la capital hispalense.

 

La marcha estuvo encabezada por el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz; la víctima de un atentado terrorista, Irene Villa; la hermana de el concejal sevillano asesinado por ETA, Alberto Jiménez Becerril, Teresa Jiménez Becerril; además de otros muchos miembros de la asociación.

A esta concentración, también acudieron, "para mostrar su apoyo a las víctimas", los principales dirigentes del PP nacional y regional, como el secretario general, Ángel Acebes, el secretario de Libertades y Justicia, Ignacio Astarloa, y el presidente andaluz, Javier Arenas, entre otros.

 

Los numerosos manifestantes llegados desde todos los rincones del país, caminaron de manera pacífica por las calles hispalenses portando banderas de España y de Andalucía, y coreando consignas en contra de la actuación del Gobierno en la negociación con ETA.

 

Libertad Digital, 1 de octubre de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres