Blogia
Foro El Salvador

Gallardón, de derechas; Fraga, de centro; Rajoy, fuera de juego

Gallardón, de derechas; Fraga, de centro; Rajoy, fuera de juego


¿Fraga se ha hecho de centro? Hay que haber sido de derechas mucho tiempo para saber de qué centro hablaba el otro día en ABC el hombre más veterano y respetado de la derecha española. ¿Se acuerdan ustedes de la "mayoría natural"? Si ustedes estaban en la guardería como yo, pegando pasquines marxistas o haciendo pasillo ucedero como otros, no se pueden acordar. Pero la aspiración genuina del PP, de la derecha española, es situarse en el centro de la sociedad y gobernar desde ella para todos. Es bueno recordarlo, porque las etiquetas de "ser de derechas" han empezado a repartirlas en negociados otrora insólitos.

¿Gallardón se ha hecho de derechas? No puede, es imposible. Uno no puede hacerse de algo a lo que pertenece esencialmente. A ver si se olvida un poco de las ocurrencias de su equipo de comunicación y marketing, pero tiene su gracia que a él, hijo de su padre, nieto de su abuelo, yerno de su suegro, le vengan a explicar qué es ser de derechas. Aunque lo queramos llamar centro; el otro día se escribió que Josep Piqué es el último resto del "franquismo sociológico". Vamos a descubrir unos cuantos Mediterráneos como nos pongamos todos a pensar. Desde luego toda la derecha (la de siempre) sin excepción aplaudió ayer al alcalde que se negó a abrazarse con un enemigo de España como Teodoro Obiang.

¿Zapatero se ha hecho realista? Esa idea de que "los pueblos permanecen y las personas pasan" es el realismo aplicado a la política internacional. Es la doctrina permanente de España respecto a los regímenes de los países hispanos, sin distinguir su signo, desde Castro a Pinochet. Una idea que destruyeron los complejos centroides de la UCD, por cierto, y que nadie ha terminado de restaurar. Pero Zapatero no es realista sino oportunista sin amigos, y Obiang puede ser el máximo dignatario que nos visite este año.

¿Rajoy se entera de cómo va esto? Según los días. Tal vez dependa del sueño, de las lecturas o de los asesores. Ayer, mal: recibir a Obiang significaba respaldar ante la gente a Zapatero (y las masacres de esa dictadura), y la foto no puede contrapesarse con una razonable explicación profesoral. Un día muy notable para entender algo de lo que pasa en España, o para pedir el pasaporte de otro país menos enloquecido.

Pascual Tamburri

El Semanal Digital, 16 de noviembre de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres