Blogia
Foro El Salvador

Las exigencias de Batasuna sobre Navarra bloquean el preacuerdo que negocia con PNV y PSE

Las exigencias de Batasuna sobre Navarra bloquean el preacuerdo que negocia con PNV y PSE Las tres formaciones, que trabajan con un borrador de 4 páginas, han vuelto a reunirse en Loyola tras el robo de armas en Francia

Las exigencias y garantías que Batasuna plantea sobre la comunidad foral de Navarra constituyen uno de los principales escollos para que las negociaciones secretas que la coalición ilegalizada mantiene con PSE-EE y PNV en el Santuario de Loyola (Guipúzcoa) concluyan en un preacuerdo político, que sería la base sobre la que más tarde se pondría en marcha la Mesa de Partidos. Precisamente, la banda terrorista ETA condicionó en el último 'zutabe' la continuidad del alto el fuego a que durante el otoño se dieran pasos visibles y se cerrasen los acuerdos necesarios para el desarrollo del proceso.

Según diversas fuentes consultadas por Europa Press, las demandas de Batasuna sobre la comunidad foral son de dos tipos. Por un lado sigue defendiendo la constitución de una única mesa de partidos, en la que esté representada Navarra, y por otro pretende que el órgano común entre País Vasco y la comunidad foral no sea simbólico, sino que esté dotado de competencias, de manera que se convierta en un embrión para avanzar hacia el proyecto de Euskal Herria que históricamente han defendido ETA y Batasuna.

Además, los representantes de Batasuna no se conforman con declaraciones ambiguas sobre este asunto, sino que exigen a los otros dos partidos garantías de que eso se va a cumplir y poner en marcha. Hasta ahora, la respuesta de los representantes del PNV y PSE a esa demanda de Batasuna es que ellos no pueden dar garantías sobre el futuro de la comunidad foral, acogiéndose al principio de que Navarra será lo que decidan los navarros. Este escollo ha bloqueado las conversaciones.

El propio Arnaldo Otegi ha admitido que el proceso está bloqueado y lamentó que en siete meses las formaciones no hayan sido capaces de llegar a un "mínimo". "Todavía cada uno habla del proceso como quiere y nos falta llegar a un acuerdo mínimo en torno al método", reconocía el portavoz de la izquierda abertzale. No obstante, éste recalcaba que el proceso podría afianzarse a medio o largo plazo a través del trabajo de los partidos, logrando una "aproximación" de metodología y agenda de la mesa de partidos como solución para superar la crisis.

Sin embargo, fuentes cercanas a las negociaciones exponen las dificultades de alcanzar un acuerdo también porque Batasuna comenzó con una posición más moderada, que ha ido endureciendo con el paso de los meses. De hecho, el viernes mismo, el propio Otegi afirmaba que sólo habrá una paz "justa y duradera" con fórmulas acordadas sobre territorialidad y autodeterminación.

El robo de armas

Por todo ello, el futuro de Navarra es uno de los temas fundamentales que las delegaciones de Batasuna, PSE y PNV están abordando en las conversaciones que los tres partidos llevan meses manteniendo de una manera discreta en el Santuario de Loyola, regentado por los jesuitas y que no se han interrumpido tras el robo de armas por parte de ETA el pasado 23 de octubre, pese a los reproches que los socialistas le han trasladado en alguna ocasión de manera reservada a los representantes de la coalición ilegalizada.

Es en este lugar donde las tres partes se han reunido en varias ocasiones en los últimos meses para perfilar un documento de intenciones de cara a la constitución de una mesa política. De hecho, en el Monasterio se quedan depositadas las actas de lo que se habla en los encuentros, tras consensuarlas entre las partes. No se hacen copias de las mismas, sino que cada parte se lleva sus propios apuntes.

Por el PSE han acudido el presidente de este partido en el País Vasco, Jesús Eguiguren y el portavoz parlamentario, Rodolfo Ares. El PNV ha estado representado habitualmente por Iñigo Urkullu y Josune Aristondo, aunque también ha acudido en alguna ocasión Josu Jon Imaz. Por parte de Batasuna acuden Arnaldo Otegi y Rufino Etxebarría, aunque en ocasiones también estuvo una mujer.

La ilegalidad de Batasuna, otro escollo

La intención de las partes que han estado negociando hasta ahora era que el citado documento estuviera concluido antes de que acabe el año y que constara de cuatro o cinco páginas. En él, en principio, no se menciona la petición a la izquierda abertzale de que presente un nuevo partido para su legalización, sino que se habla de los partidos vascos de forma genérica.

No obstante, la no legalización de Batasuna es otro de los escollos que está afectando y que además, algunas de las partes consultadas interpretan como un elemento más de presión que utiliza la izquierda abertzale para intentar conseguir el máximo posible de sus objetivos antes de dar pasos concretos.

Entre los contenidos del documento sobre el que trabajan las partes, destaca un listado o agenda de temas a tratar, con una redacción ambigua y compleja. Así, por ejemplo, no se aborda la definición del derecho de autodeterminación como tal, sino que se incluye una cuestión denominada "principio de consentimiento", que está copiada de otras declaraciones utilizadas en el proceso de paz de Irlanda.

Una solución que no parece satisfacer a la izquierda abertzale, según se desprende del documento leído el viernes por Otegi en el que se afirma que el único acuerdo capaz de garantizar la paz pasa por la "construcción de un marco democrático que reconozca la territorialidad y el derecho de autodeterminación".

LOS DATOS

Por el PSE han acudido a las conversaciones el presidente del partido en el País Vasco, Jesús Eguiguren, y el portavoz parlamentario, Rodolfo Ares

El PNV ha estado representado habitualmente por Iñigo Urkullu y Josune Aristondo, aunque también ha participado en alguna ocasión Josu Jon Imaz

Por parte de Batasuna han estado presentes Arnaldo Otegi y Rufino Etxebarria, aunque en ocasiones también ha tomado parte una mujer

 

LAS CLAVES

Batasuna pretende que el órgano común entre País Vasco y comunidad foral no sea simbólico, sino dotado de competencias

La respuesta de PNV y PSE ha sido hasta el momento negativa, acogiéndose al principio de que Navarra será lo que decidan los navarros

Fuentes cercanas a la investigación aseguran que la posición de la formación abertzale se ha ido endureciendo con el paso de los meses

 

Estrella Digital, 20 de noviembre de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres