Blogia
Foro El Salvador

Los compromisos mutuos de Gobierno y ETA siguen incumplidos un año después

Los compromisos mutuos de Gobierno y ETA siguen incumplidos un año después

 

En este comunicado, ETA alude a la necesidad de que el Gobierno español cumpla sus «compromisos». De ellos dio cuenta GARA en julio. Se trata de cuestiones pactadas en febrero que vinculan tanto al Ejecutivo español como a ETA. El primero se comprometió a respetar las decisiones que adopte la ciudadanía vasca y a cumplir garantías como no efectuar detenciones y normalizar la vida política. ETA aceptó no realizar acciones armadas ni de abastecimiento.

 

El comunicado hecho público ayer se refiere con claridad meridiana a la necesidad de que se cumplan los «compromisos» pactados por ETA y Gobierno español antes del alto el fuego, en febrero, y cuya existencia ha sido reconocida de forma indirecta por las dos partes. Portavoces del Ejecutivo español o el PSOE lo hicieron sobre todo tras el robo de pistolas en Nimes, para denunciar que esta acción suponía una vulneración de los citados acuerdos.

Estos compromisos han sido definidos como «los anclajes del proceso» por otros portavoces de partidos como PNV y EA, que han instado en las últimas semanas a recuperarlos como fórmula para superar la crisis que terminó de estallar definitivamente con el atentado de Barajas.

 

De su contenido dio cuenta este periódico el pasado 10 de julio. Tras ocho meses de conversaciones discretas, ETA se comprometía efectivamente a no realizar acciones contra personas ni bienes, así como a no realizar acciones de abastecimiento de armas ni explosivos a partir de la declaración del alto el fuego permanente del 22 de marzo.

 

El Ejecutivo español, por su parte, aceptó que respetaría las decisiones que adoptaran libremente los ciudadanos vascos sobre su futuro. En este punto, se especificaba que el Ejecutivo español entiende que los acuerdos para ello se deberán alcanzar entre los partidos políticos vascos, así como entre los agentes sociales, económicos y sindicales vascos. Se recogía además que los acuerdos se refieren al futuro de los ciudadanos de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa.

 

El líder del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho dos aproximaciones a este compromiso. Una primera en un mitin en Barakaldo en mayo, en la que resaltó que el derecho de decisión debía someterse a la ley española, y otra segunda más explícita y solemne en el Congreso de los Diputados el 29 de junio, pero en la que volvió a introducir como condición «la sujeción a la legalidad».

 

 

 

Garantías vulneradas

 

 

Este acuerdo con compromisos mutuos incluía una serie de garantías para normalizar la vida política cuyo incumplimiento por parte estatal ha sido especialmente notorio desde el 22 de marzo. Así, el Ejecutivo de Zapatero aceptó que no se efectuaran detenciones por parte de la Guardia Civil, la Policía española, la Ertzaintza ni la Policía francesa, así como que disminuyera la presencia policial.

También se ha incumplido el compromiso de aceptar de facto que las organizaciones de la izquierda abertzale pudieran realizar su labor política en igualdad de condiciones.

 

 

 

 

Los mensajes de ETA, paralelos a la actuación del Ejecutivo

ETA anuncia en este comunicado que su «respuesta» irá en función de la actitud que adopte el Ejecutivo español. En agosto ya lo había advertido. Sus mensajes de los últimos meses han evolucionado en paralelo a la actitud del Gobierno español:

 

22 de marzo - ETA anuncia un alto el fuego permanente para «impulsar un proceso democrático» en Euskal Herria cuyo resultado sea «reconocido» por Madrid y París. Hace un llamamiento expreso a sus autoridades «para que respondan de manera positiva y no pongan obstáculos al proceso democrático». Zapatero valora que «es un punto de partida suficiente» y destaca tanto «el significado que tiene el término ‘permanente’» como «su propia explicación; la voluntad de abrir un proceso democrático».

 

 

14 de mayo - Tras la constatación de la persistencia de los ataques, en entrevista a GARA dos portavoces de ETA apuntan que «el proceso no podrá avanzar si continúan los ataques de los aparatos de los estados». Preguntados por la expresión «alto el fuego permanente», manifiestan que «expresa la solidez de la decisión de ETA, el alcance del compromiso de ETA y nuestra voluntad de llevarlo a término. Eso irá en función del desarrollo del proceso». «La respuesta de ETA estará en función del proceder que tengan España y Francia», recalcan en otro punto de la entrevista.

 

 

18 de agosto - A través de un comunicado, la organización armada vasca alerta de la «crisis» del proceso, de la que culpa a la «actitud mezquina» de los partidos, a los que pregunta «si tienen intención de dejar que el proceso se pudra». En el texto advierte de modo expreso de que «si continúan los ataques contra Euskal Herria, ETA responderá». Zapatero se limita a responder que «lo único que está en crisis es la violencia y los que la apoyan».

 

 

4 de noviembre - En su revista ‘‘Zutabe’’, ETA recalca de nuevo que «si el Gobierno no cumple sus compromisos y no hay pasos visibles, el proceso se romperá», aunque anuncia a la vez «un nuevo esfuerzo en el carril de la negociación con el Gobierno de España». -

 

Gara, 10 de enero de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres