Blogia
Foro El Salvador

Crisis en el PNV: ¿Estrategia ajena o realidad interna?

Crisis en el PNV: ¿Estrategia ajena o realidad interna?

Ningún dirigente del PNV admite en público las divergencias entre e lpresidente de su partido y el lehendakari. De «estrategia de desgaste» habló ayer la vicelehendakari, Idoia Zenarrutzabeitia, quien atribuyó al PSE la acción derivada del lema «divide y vencerás». Es vox populi, sin embargo, que la sintonía política entre ambos mandatarios no es la mejor, y que este desencuentro se extiende a los sectores que se sienten representados por ellos. Ejemplos no faltan del convulso debate en el que hoy se encuentra sumido el mundo jeltzale.

 

Si algo ha sido objeto de comentario a raíz de la manifestación celebrada el sábado en Bilbo, tanto en los días previos a la marcha como durante la misma y en las horas posteriores a ella, ha sido el desencuentro entre el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, y el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

 

En los medios y en la calle, en papel de prensa y en las páginas digitales, todo el mundo ha hablado de los soterrados rifirrafes entre ambos mandatarios. Unas fricciones que vienen de tiempo atrás y que, pese a los intentos de los dirigentes jeltzales de desmentirlas de cara al público, no se le escapan a casi nadie en este país.

 

Estas divergencias, en cualquier caso, no serían sino el reflejo del cerrado y casi fraticida duelo que se produjo en las elecciones internas del PNV, que dejó abiertas profundas heridas que, lejos de cerrarse, no han dejado de supurar.

 

La figura del lehendakari, por su referencialidad institucional y por su carisma entre las bases del partido, en un principio fue apartada de esta pugna, pero hace tiempo que, especialmente en ciertos sectores mediáticos, se hace hincapié en las diferencias entre él e Imaz. En definitiva, entre los dos sectores que conviven bajo las mismas siglas.

 

Tras las críticas vertidas por el PSE a la intervención de Ibarretxe desde las escalinatas del Consistorio de Bilbo, la vicelehendakari, Idoia Zenarrutzabeitia, atribuyó ayer a este partido una actitud «caracterizada por el lema ‘divide y vencerás’».

 

«Uno es el bueno y el otro es el malo, y eso hace un flaco favor a la unidad del PNV, y a la coordinación, buena colaboración y sintonía entre el lehendakari y el presidente del EBB, pero esto sigue siendo propaganda del PSE para desgastar al mayor activo que tiene el PNV, y al mejor representante institucional según la valoración de la ciudadanía, el lehendakari» declaró.

 

Este voluntarista enunciado, sin embargo, no concuerda con muchos de los comentarios que se oían el sábado por la Gran Vía bilbaína, ni con afirmaciones que se hacen desde lugares que dan la medida de cómo respira el mundo jeltzale.

 

 

Las palabras de Arzalluz

 

 

Y es que el propio Xabier Arzalluz, desde las ondas de Herri Irratia, afirmó el viernes que en su partido «hay quien da por amortizado desde hace mucho tiempo» a Ibarretxe.

«Una manifestación debe tener un apoyo muy claro detrás, y ahora se ha introducido la división», se lamentaba el ex líder jelkide a las horas de conocerse que se había cambiado el lema de la manifestación. Y advertía de que «la base abertzale del PNV está alterada».

 

Arzalluz valoró que en la manifestación de Bilbo «algunos no querían pedir paz, sino condenar», y que ante esta pretensión Ibarretxe «ha sido arrinconado y se ha quedado solo con EA». Y admitió, asimismo, su «sorpresa» tras aceptar el lehendakari «la, llamémosla, sugerencia muy fuerte» para cambiar el lema.

 

En cualquier caso, donde mejor se refleja la descarnada batalla dialéctica entre las dos caras de la moneda jeltzale es quizá en las páginas digitales cercanas a este partido. Lugares comunes de afiliados y simpatizantes del PNV como son arabatik.blogspot.com, gipuzkoatik.blogspot.com o urkitalde. blogspot.com, son el escenario de la lucha entre partidarios y detractores de uno y otro dirigente.

 

En esta última página web, por ejemplo, se hace alusión a las palabras de Arzalluz, que «nunca ha hablado por boca de ganso», y se comenta que «no le falta razón». Además, se critica a Iñigo Urkullu por censurar a su ex presidente.

 

En Gipuzkoatik, en una línea de debate titulada «Larunbata, denok Bilbora», una de las participantes compara a Ibarretxe con Carlos Garaikoetxea, y señala que «no me extraña que los de EA lo ensalcen tanto». «Un lehendakari no puede reunirse con ese ridículo Consejo Político (...), un presidente no puede dividir a la sociedad vasca, e Ibarretxe lo hace» protesta esta persona, y augura que «si sigue así, va a acabar mal. Acordaros de Garaikoetxea».

 

Estas palabras, a su vez, originan las consabidas réplicas y contrarréplicas dentro del foro.

 

En Arabatik, a la pregunta de «Eta orain, zer?», uno de los foreros se queja de que «por lo que se ha visto, ahora a las órdenes de Patxi [López]». Esta persona pregunta «quién ha decidido que lo que nos conviene es ponernos a las órdenes y al servicio del PSOE», y a modo de conclusión inquiere si «en adelante va a ser en la práctica lo mismo votar PNV que votar PSOE». «¿Nos ofrecen otros diez años de ardanzismo?».

 

Ejemplos como éstos han abarrotado éstas y otras páginas en los últimos meses.

 

Desde siempre se ha hablado de las dos caras que el PNV ha presentado a la sociedad, que le han proporcionado réditos electorales, pero parece que esta vez, más allá de la escenificación, el río que suena a discordia sí va cargado de agua. -

 

Iker BIZKARGUENAGA

Gara, 16 de enero de 2007

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres