Blogia
Foro El Salvador

La "gloriosa resaca" anula dudas en UPN y complejos en el PP

La "gloriosa resaca" anula dudas en UPN y complejos en el PP

 

Nada puede ser igual después de lo que pasó en Madrid el sábado. No se trata de entrar en la guerra de cifras, sino de comprender cómo y por qué españoles incontables de todas las regiones, clases e ideas han sido capaces de salir juntos a la calle para parar los pies al Gobierno.

 

Miren ustedes a la cara a la gente: verán hoy sonrisas en muchos de sus conocidos, y son los que acudieron a manifestarse o se sintieron regocijados por el éxito de la manifestación. Son los mismos que el viernes llevaban diez días huraños y enfadados, convencidos de que Zapatero ya había logrado descuartizar el país para ETA: hoy están resacosos del triunfo, felices de haber aportado su presencia a la gran victoria, convencidos de que el pueblo puede parar en las calles la rendición.

 

Tienen razón. El PP ha acertado al culminar con su manifestación tres años de creciente descontento popular, uniendo con una sola bandera a todos los españoles que no quieren dejar a sus hijos un país amputado, destruido o dividido, peor del que recibieron. A eso, a una cuestión de actitud ante la historia, se reduce todo. Zapatero quiere construir una entelequia revolucionaria paralela a la de los marxistas de ETA. Sus adversarios, sencillamente, queremos proseguir una historia milenaria. Y de esa contradicción ha nacido una fuente de legitimidad de incalculable potencia para Mariano Rajoy.

 

El siguiente y más importante asalto de esta batalla se va a librar en y por Navarra. Como el 3 de diciembre de 1977, el gobierno de Navarra ha convocado a los ciudadanos para defender en las calles de Pamplona la identidad y libertad del viejo reino. Miguel Sanz asume sobre sus hombros este sábado, 17 de marzo, la misma responsabilidad que hace treinta años tenía Amadeo Marco Ilincheta, vicepresidente de la Diputación Foral. De aquel trance Navarra salió con sus Fueros y España siguió unida, aunque con algunas puertas falsas en las instituciones que –como la Transitoria Cuarta de la Constitución- han demostrado sus peligros.

 

Navarra pide a todos sus hijos y a sus amigos del resto de España que prosigan, tras el éxito del día 10, la obra iniciada. Si socialistas, nacionalistas y comunistas tienen en mayo una mayoría aunque sea de un voto, con o sin Batasuna, Navarra será el precio del "proceso de paz". Zapatero ha hecho posible que hoy el PP y UPN hayan vencido la inercia tecnocrática de algunos dirigentes, porque el centro social de la nación ha impuesto su voz y su estilo en las calles. Pamplona debe llenarse el próximo sábado de españoles sonrientes, en nombre de la patria común, sin exabruptos y sin etiquetas sectarias, pero sobre todo sin miedos y sin complejos.

 

Pascual Tamburri

El Semanal Digital, 12 de marzo de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres