Blogia
Foro El Salvador

Nafarroa Ez

Nafarroa Ez

Nafarroa Bai es una formación legal que ha rechazado por activa y por pasiva la violencia, a diferencia de ANV, aquí no reside el problema para pactar con ella. El problema está en que tiene la misma concepción de la relación de Navarra con España que tiene ETA, no el PNV. El País advertía hoy a Zapatero en su portada a cuatro columnas de los riesgos del acuerdo de Zabaleta y Puras: "Dirigentes socialistas recelan de un acuerdo con nacionalistas en Navarra". ¿Se atreverá Zapatero?

 

Muchos de los que a principios de los años 90 vimos el distanciamiento veraz y creíble de Patxi Zabaleta de alguno de los planteamientos de Batasuna nos alegramos. Recibimos con satisfacción la valentía de su decisión de apartarse de la violencia justificada por parte de Batasuna. Fue uno de los primeros en dar un puñetazo sobre la mesa y, aunque sin condenar, expresar su total rechazo a la defensa de los planteamientos políticos a través del terror, la coacción y el asesinato.

 

Que alguien que participó del núcleo dirigente de Herri Batasuna se atreviera por fin a realizar algo de autocrítica y tener el coraje de comenzar un camino en solitario fuera de ese gueto parecía una utopía o una ingenuidad. Pero este abogado navarro lo emprendió.

 

Casi 10 años después es justo reconocer que, en lo que respecta exclusivamente al rechazo a la violencia de ETA, de sus aprendices callejeros y de los promotores o jaleadores de las coacciones, ha cumplido, a diferencia de ANV. Aralar, formación que constituyó Zabaleta en Pamplona, no ha dejado de rechazar todo tipo de violencia y todos los asesinatos desde entonces.

 

A la vez que hacía política en la calle, pueblo por pueblo de Navarra, Zabaleta no ha dejado de sumar apoyos y de crecer electoralmente. Los hechos y el tiempo han indicado efectivamente que estamos ante un partido político legal que pretende defender sus ideas exclusivamente con la palabra en los ayuntamientos o en el Parlamento foral.

 

Hasta aquí, una primera descripción de lo que es y ha sido Zabaleta, el bruñidor de la gran colación Nafarroa Bai, clara vencedora de los comicios en Navarra.

 

El rechazo de la violencia está confirmado por parte de Zabaleta, Aralar y Nafarroa Bai, por que lo que cualquier partido podría llegar a pactar o a votar conjuntamente una determinada ley en el Parlamento o en cualquier ayuntamiento. Aquí no está el problema respecto al posible acuerdo del PSN con Nafarroa Bai.

 

Igual que ETA

 

El problema está en la concepción que tienen Zabaleta y Nafarroa Bai de lo que es Navarra y su relación con el País Vasco y España. Jon Juaristi, en su artículo "Navarra, tiempos sombríos", publicado hoy en ABC, explica meridianamente claro que el nacionalismo navarro de Zabaleta defiende la concepción de la colonización de Navarra por parte de España. "No es el suyo (de Zabaleta) un planteamiento soberanista o confederal, como el PNV, sino anticolonialista, como el de la ETA alucinada de los orígenes. Y en ese planteamiento, España es el enemigo imperialista del que hay que desembarazarse".

 

He aquí el problema para pactar con Nafarroa Bai. Y si además añadimos las sospechas más que fundadas del posible pacto del Gobierno con ETA durante sus negociaciones de la puesta en marcha de un órgano de conexión vasco-navarro, la oposición al acuerdo de Patxi Zabaleta con Fernando Puras está más que justificado.

 

Este riesgo lo ha venido advirtiendo el Partido Popular durante toda su campaña electoral. Pero es curioso que también vean este peligro distintos sectores de la izquierda. El diario El País llevaba en portada esta mañana a cuatro columnas como principal noticia del día el siguiente titular: "Dirigentes socialistas recelan de un acuerdo con nacionalistas en Navarra". Es decir, Prisa está indicando al Gobierno que no se meta en aventuras independentistas de consecuencias imprevisibles, entre las que se encuentra a medio plazo el resultado de las próximas elecciones generales.

 

Pero Prisa no es el único en oponerse a este pacto. Hay algunos otros referentes de la izquierda con sentido común, como el secretario de CCOO, José María Fidalgo, que sin ningún tipo de tapujos ha apostado por un acuerdo PSOE-UPN para el Gobierno foral.

 

¿Será capaz de verlo también así Zapatero? Es posible que ahora no se atreva a pactar con Nafarroa Bai por miedo a las generales, pero la pregunta sigue estando en pie: ¿Será capaz de hacerlo?

 

Raquel Martín

Páginas Digital, 29 de mayo de 2007

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres