Blogia
Foro El Salvador

La primera reunión pública entre Batasuna y el PSE será el jueves

El accidente del metro de Valencia lleva al partido de Patxi López a solicitar el aplazamiento. El PNV critica la proyección de esta cita y destaca que «el verdadero salto será el encuentro entre todos».


La esperada fotografía de la reunión entre dirigentes de PSE y Batasuna, prevista para esta mañana en Bilbo, no se producirá hasta el jueves. El accidente acaecido en el metro de Valencia llevó a la formación liderada por Patxi López a solicitar el aplazamiento, algo a lo que la formación independentista no puso reparos. Antes de decidirse el cambio, Barrena adelantó que en el encuentro urgirán al PSE a implicarse decididamente en la mesa de resolución.

La demanda de aplazamiento fue trasladada por el PSE a dirigentes de Batasuna, al considerar que el día no resultaba la más adecuado para realizar la reunión. En una nota, Batasuna precisó que «de mutuo acuerdo» ambas formaciones resolvieron posponer el encuentro «hasta el jueves próximo, a la misma hora y en el mismo lugar», al tiempo que agregaba que esta decisión pretende ser una «muestra de respeto y solidaridad a las víctimas, todos sus familiares y al conjunto de la Comunidad Valenciana».

La jornada de hoy era la elegida por el PSE y Batasuna para celebrar la esperada y anunciada reunión. Fue ayer cuando ambas formaciones convocaron a los medios gráficos a las 11.00 en el Hotel Nervión de Bilbo ­para tomar imágenes del encuentro­, mientras que para las 11.15 estaba prevista la comparecencia de Arnaldo Otegi y para las 11.45 la de Patxi López.

«Que se implique en la mesa»

Con anterioridad a conocerse la convocatoria, Batasuna ofreció en Donostia una rueda de prensa en la que adelantó cuál es el mensaje que llevará a ese encuentro que, si no se producen más demoras, se celebrará el jueves:hay que poner las bases de la mesa para la resolución del conflicto. Pernando Barrena, en una comparecencia en la que estuvo acompañado por el también mahaikide Juan Joxe Petrikorena, explicó que urgirán al partido de Patxi López a que «se implique de una manera decidida en la adopción de los acuerdos necesarios para poner en marcha, a la mayor brevedad posible, una mesa de diálogo y negociación». Un foro en el que, a su juicio, no deben tener cabida las exclusiones territoriales ni las ideológicas. Barrena resaltó que el anuncio realizado el jueves pasado por el presidente español de que iniciará conversaciones con ETA y de que su Gobierno «respetará las decisiones de los ciudadanos vascos» ha puesto «el foco y la centralidad del proceso en Euskal Herria y la mesa de resolución». También dijo que se ha «consolidado el esquema planteado en Anoeta».

Batasuna considera ya abierta la fase negociadora, por lo que, además de con el PSE, pretende reunirse en próximas fechas con otros agentes políticos, sociales y sindicales por- que «entre todos debemos acordar las bases para que esa mesa se conforme». Barrena remarcó que «el principio fundamental es buscar un acuerdo» que posibilite «un modelo de transición» entre el actual escenario político, «donde no se respeta la decisión de los vascos», y otro en el que esa premisa sea un hecho. Y es que, a su entender, «las bases de la mesa tienen que pasar necesariamente por el respeto a la libre decisión de la ciudadanía vasca». En cuanto a los estados español y francés, indicó que su papel consiste en «respetar la decisión que adopte la ciudadanía sin cortapisas». También respondió a aquellos que, como ayer Xabier Arzalluz y Joseba Azkarraga,han criticado a la izquierda independentista por celebrar las palabras de José Luis Rodríguez Zapatero: «Es lógico que no sientan esa victoria como propia, porque ellos y sus partidos apostaron por el Estatuto de Gernika y la partición, un esquema político que sólo ha conseguido que 25 años más tarde el conflicto siga intacto. Ni ellos ni sus partidos han creado las condiciones para que el compromiso de Zapatero haya sido posible».

Aseguró que Batasuna no ha obviado el hecho de que el compromiso de Zapatero de respeto a la voluntad popular se produzca dentro del marco de la legalidad española, «ya que no somos tan ilusos como para espe- rar que se comprometiese al margen de la Constitución», aunque añadió que lo interpreta «no como una limitación, sino como la garantía de que la voluntad popular esté recogida en los marcos legales. Cómo lo encajan es problema suyo».

«Más fuerte que las amenazas»

Por parte del PSE, su secretario general en Araba, Txarli Prieto, ratificó el valor de la reunión con Batasuna. Ante las amenazas de formaciones ultraderechistas que afirman que presentarán querellas (incluso el PPha amagado con esta vía), Prieto dijo que la voluntad de su partido «es mucho más fuerte que todas las amenazas», por lo que «la cita se va a celebrar».

El dirigente del PSE en Araba añadió que, a diferencia de encuentros «como las reuniones de Burgos, Suiza o Argel», esta reunión no será dada a conocer «por los servicios de espionaje», sino por sus protagonistas justo después de su cele- bración. «No está previsto que sea una reunión social ­ironizó­, pero daremos cuenta de todo lo que es necesario».

En cuanto al contenido, Prieto se ciñó al guión expuesto por dirigentes del PSOE y aseguró que tiene como objetivo «decirle a Batasuna que dé los pasos necesarios para que se legalice, que es lo que les corresponde».

Desde formaciones como PNV y EB se trató de restar importancia a la reunión PSE-Batasuna. Los jelkides emitieron una nota en la que cuestiona «la proyección pública que se pretende buscar a determinadas reuniones bilaterales entre partidos vascos» y se destaca que «el verdadero salto cualitativo se producirá con el primer encuentro público o privado entre todas las formaciones».

«EAJ-PNVlleva prácticamente dos años manteniendo reuniones bilaterales», añade, y recuerda que estos contactos se tienen por objetivo «acordar agendas, metodologías y procedimientos» para la mesa de partidos. Reitera que «el hecho de que algunas de esas reuniones bilaterales busquen proyección pública no significa salto cualitativo alguno».

Antton Karrera (EB) dijo que Patxi López «tiene derecho» a mantener reuniones, pero le advirtió que «será cuestión diferente quién dirija el proceso. Para eso todos deben hacer sus aportaciones y trabajar con responsabilidad y seriedad». El PSE de Araba pregunta al PNV «si quiere ser España o no»

El PSE de Araba dio a conocer ayer una resolución en la que reclama al PNV que tome una decisión «clara» sobre «si quiere o no formar parte de la España plural». El Comité Provincial que lidera Txarli Prieto, reunido el viernes, decidió apelar a este partido, al que indica que «no cabe una relación amable con España, porque o se está en ella o se está fuera de ella». Para el PSE de Araba, el plan de Ibarretxe, que según el lehendakari buscaba este «encaje amable» en el Estado español, pretendía en realidad «romper las relaciones con España» además de «romper la convivencia entre vascos». -

Gara, 4 de julio de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres