Blogia
Foro El Salvador

Ingredientes para una crisis

Ingredientes para una crisis

Comunicado de ETA: ANALISIS

El aviso de ETA pareció ayer pillar con el pie cambiado a muchos políticos que afirman desde marzo que "las cosas van bien". Pero en las ultimas semanas, sobre todo, se ha ralentizado el paso al dialogo multipartito, se extrema el veto a Batasuna, el PSOE retrocede en las cuestiones claves con apoyo del PNV, y la represión no decrece, sino al contrario.

Crisis. El comunicado de ETA instala este término en el epicentro del momento político. Al margen de los discursos bienintencionados, lo cierto es que en los cinco meses transcurridos desde el 22 de marzo, y sobre todo en las últimas fechas, han sido más los retrocesos que los avances de posiciones. Las declaraciones públicas así lo confirman:

RALENTIZACIÓN DE LA MESA

Cuando en el mes de junio, y tras el plante de Batasuna ante la enésima acometida judicial contra sus mahaikides, Patxi López aseguró que el PSE pasaba de la fase de las conversaciones a las negociaciones, todos los portavoces políticos coincidieron en que la mesa multipartita sería una realidad en otoño. Hoy, esto no parece estar tan claro. El PSOE ha afirmado públicamente que para eso Batasuna «debe pasar por el aro» de la legalización. Y Juan José Ibarretxe afirmaba en una comparecencia anteayer que «lo importante no es que se ponga en marcha en octubre, sino atar unas bases sólidas (...) De lo contrario, la mesa sería sólo para sacarse la foto».

VETO A BATASUNA

El cinturón de la Ley de Partidos cada vez se cierra de forma más estrecha para impedir cualquier actividad política a la izquierda abertzale. Las citaciones a mahaikides por parte de la Audiencia Nacional han aumentado llamativamente después de marzo, Arnaldo Otegi llegó a entrar en prisión, y ahora el juez Garzón amenaza incluso con represalias personales para intentar impedir manifestaciones como la del pasado domingo en Donostia. Miguel Buen, líder del PSE en Gipuzkoa, señalaba con motivo de este último litigio que «los dirigentes de Batasuna saben que su formación está ilegalizada, y que por eso todas sus actividades están suspendidas». Ni siquiera la reunión del 6 de julio entre el PSE y Batasuna supuso ningún cambio de tendencia, como cabía prever.

LA RELACION PNV-PSOE

ETA responsabiliza a PNV y PSOE de «la situación de bloqueo» porque «están intentando construir un proceso a la medida de sus intereses y necesidades». La afirmación pone el foco sobre la sintonía creciente entre ambos, tanto a nivel de declaraciones como de acciones (la Ertzaintza sigue siendo avanzadilla de la ejecución de la ilegalización). El pasado domingo, el dirigente vasco del PSOE Ramón Jáuregui daba otra pista clara en ‘‘El País’’: «Se ha producido algo que es muy importante, como es la sucesión de Xabier Arzalluz por parte de Josu Jon Imaz, que está jugando muy lealmente con Zapatero. Nos entendemos con el PNV que manda (...) Está claro que el PNV que representa Imaz es el que interesa a España, aunque soy consciente de que a él que yo diga esto le pueda resultar problemático (...) Probablemente, las tentaciones extremistas del PNV pierdan sentido. Sencillamente, porque en el juego político el PNV siempre apuesta por mantener el poder».

EL DERECHO A DECIDIR

Batasuna alertaba esta semana de que desde el PSOE se observan llamativos giros en el discurso en torno a las dos cuestiones claves de la solución:el derecho a decidir y la territorialidad. Sobre la primera, la declaración de respeto a la voluntad de la ciudadanía vasca enunciada por Zapatero el último día de junio en los pasillos del Congreso no ha tenido luego continuidad ni concreción. Los portavoces del PSOE niegan que esa cuestión deba aceptarse antes de sentarse a una mesa, y subsidiariamente se escudan en argumentaciones pasadas de moda, del tipo de que los vascos ya deciden en su ámbito.

LA TERRITORIALIDAD

Otegi subraya que en las conversaciones mantenidas con dirigentes del PSE quedó claro que Nafarroa no podía estar al margen del proceso. Sin embargo, el PSOE ha puesto ahí una barrera, tanto en las declaraciones de líderes del Gobierno español ­que argumentan incluso que los navarros ya deciden en la actualidad­ como en la actitud de sus responsables en Nafarroa, que siguen rechazando el mero diálogo con la izquierda abertzale. Ni la insistencia de PNV, Aralar o Batzarre en ofrecer al PSN una «mesa exclusivamente navarra» ni el discurso de Nafarroa Bai presentando a Zapatero prácticamente como garante del derecho a decidir de los navarros han movido la postura de la dirección del PSN, que parece empeñada en no hacer movimientos al menos hasta las elecciones. Para el dirigente alavés del PSE Txarli Prieto, que formaciones navarras estén en una mesa de diálogo de Euskal Herria es comparable a que en ella participen partidos valencianos.

LA DESPOLITIZACION DEL PROCESO

En el retroceso en estos discursos sobre las cuestiones nucleares subyace un objetivo: «despolitizar» el proceso. Ibarretxe se sumaba anteayer al discurso en favor de separar pacificación y normalización. El PNV, y paulatinamente también otras formaciones que siempre defendieron que bajo la actuación de ETA había un problema político, argumenta que cualquier nexo entre la solución «técnica» y la «política» sería dar la razón a la izquierda abertzale. El PNVno está dispuesto a ello y ha lanzado una ofensiva dialéctica para reivindicar que «en 1977 acertamos nosotros». Ello permite al PSOE vender el proceso como el fin de ETA... y frenar la necesaria solución política, que está en la raíz.

LA REPRESION, INTACTA

Es el aspecto más obvio y evidente: ni las detenciones, ni los encarcelamientos, ni las extradiciones y entregas, ni los controles policiales se han detenido desde marzo hasta aquí. Yprosiguen juicios por macrosumarios políticos, cuestión a la que, según admitió ayer el alcalde de Donostia, Odón Elorza, también habrá que buscar solución para avanzar.

LA POLITICA CARCELARIA, A PEOR

La huelga de hambre indefinida iniciada por Iñaki de Juana pone de manifiesto la realidad carcelaria; tras el alto el fuego de ETA, se ha aplicado la nueva doctrina de la cadena perpetua a cinco presos políticos vascos ya, y se asegura que pronto serán otros dos. Aitor Lorente y David Pla han sido retenidos en prisión casi un mes, a la espera de buscar nuevas imputaciones que no han aparecido. El 23 de junio, el portavoz del PSE José Antonio Pastor indicaba que en verano habría acercamientos de presos. A 18 de agosto, el Gobierno español asegura que ni siquiera eso está en su agenda. Y los partidos e instituciones vascas siguen desatendiendo las llamadas de Etxerat a implicarse en esta cuestión.

TESIS DE LAS VICTIMAS, REFORZADAS

El juicio por la muerte de Miguel Angel Blanco sirvió para crear un circo mediático que alimentó el discurso de asociaciones como la AVT, en el que participaron también medios vinculados al PSOE y, de forma puntual, portavoces de partidos vascos. Mientras, se prohíben actos antes permitidos, como el recuerdo a los militantes vascos muertos en Morlans.

Ramón Sola

Gara, 19 de agosto de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres