Blogia
Foro El Salvador

Siempre Así, grupo musical: «No estamos dispuestos a avergonzarnos de lo que creemos y de lo que somos»

Siempre Así, grupo musical: «No estamos dispuestos a avergonzarnos de lo que creemos y de lo que somos» Editan «La Misa de la Alegría», un álbum en el que la liturgia católica toma ritmos andaluces

 

Madrid- «Sólo tu fe hará que sigas adelante, que te levantes cuando caigas...» dice uno de los textos del último disco de Siempre Así. Y eso han querido plasmar en «La Misa de la Alegría», diecisiete canciones que recorren todas las partes de la Eucaristía, como el canto de entrada, el credo, la acción de gracias o la salve a la Virgen del Rocío. Un proyecto de «brazos abiertos, de participación, de amor a la vida» y de fe en Dios. Durante la entrevista se comprueba su compenetración: todos aportan, algunos dan la idea principal, otros apostillan, nadie se muestra ajeno.

- ¿Cómo surge esta idea?

- Era algo en que habíamos pensado alguna vez. Surge de una reflexión en la madurez del grupo. Igual que en su día hicimos, cuando nacieron nuestros hijos, un disco de canciones infantiles, creíamos que era un buen momento para pararnos a pensar, para ofrecer unas canciones que, siguiendo la liturgia católica, inviten a la reflexión sobre este mundo en que nos ha tocado vivir.

- ¿Por qué una misa?

- Nosotros somos creyentes, somos cristianos y para hacer llegar este mensaje, qué mejor que una celebracióncon la que nosotros estemos totalmente identificados. Venimos del coro de Triana y allí lo que hacíamos era cantar misas. Es como volver a los orígenes. Pero hemos querido que esta misa sirva para las personas que creen y para las que no. Pretendemos dar un mensaje de amor, de paz y de alegría, el mensaje que trajo Jesucristo al mundo. Y eso sirve para cualquiera .

- ¿No da miedo hacer un disco tan marcadamente confesional? ¿No teméis que os encasillen?

- Vivimos en una época en que rechazamos nuestra base y nuestras creencias. Pero nosotros no estamos dispuestos a avergonzarnos de lo que creemos, de lo que somos. Con este disco pretendemos acercar a la gente a la Iglesia actual, en la que hay mucha gente muy comprometida y que se deja la vida por los demás. Todos en realidad somos Iglesia y nuestra idea con este disco es humanizar la Religión.

-Y, ¿llegará a todos?

-Nos gustaría trasmitir este mensaje a la gente: que porque vivamos en este tiempo en que parece que ser cristiano no está de moda y que la palabra «misa» nos echa para atrás no dejen de escuchar el disco. Que no se creen prejuicios antes de escucharlo. Realmente aquí hay mucho corazón y nos hemos dejado la vida.

- Habláis de un antes y un después de «La Misa de la Alegría». ¿En qué sentido?

- Cada uno hemos tenido una experiencia personal aunque también sentimientos que hemos vivido juntos. Para Rafa ha sido «una reflexión muy personal porque ha llegado un momento de mi vida en que me he puesto a rebuscarme por dentro y hay muchas cosas que he ordenado en mi vida». Ángel añade que ya «sabía que todo esto existía, pero hacer el disco me ha removido, me ha abierto una puerta por la que he decidido entrar. Es pasar de un cristianismo más pasivo a uno activo». Nacho señala que al realizar el disco se ha dado cuenta de que «muchas veces los cristianos, verdaderamente, no están bien informados de lo que es en el fondo la religión, no tenemos una formación íntegra. A mí me ha entrado una inquietud de volver al principio, de aprender. Estudiar historia de las religiones nos abriría muchas puertas y nos quitaría muchos tabús a la hora de opinar y de formarse un criterio personal». En definitiva, todos destacan que han pretendido ensalzar «no sólo los valores cristianos, sino también valores éticos universales. Es cierto que la figura de Jesús está presente pero es algo universal».

- ¿Es un trabajo dirigido a lo más íntimo de cada persona?

- Las letras son muy cercanas, muy terrenales. Son cosas del día a día, de lo que vamos viendo a diario. Ésta es la época que nos ha tocado vivir y aunque nos pinten esta vida como la peor, aquí nadie se quiere morir. Ésta es la mejor época y aunque todo parezca muy negativo intentamos transmitir lo mejor, un mensaje de optimismo y de esperanza. Y que Jesús vino al mundo para enseñarnos un camino: «Si nos amamos los unos a los otros vamos a ser felices», y eso es lo que, desde nuestra fe católica, pretendemos transmitir. Son canciones que hablan de la vida, del amor, de la emoción, de los sentimientos. Es un instrumento para transmitir valores, ideas, vivencias.

- Así que puede servir para remover el corazón de alguien...

- Las reacciones, entre la gente de nuestro entorno que ya ha escuchado el disco es que invita a la reflexión. Aunque sean cinco minutos los que te pares a escuchar dices: «Dios mío, que tengo que ser más bueno, que tengo que ser mejor...». Es la primera vez que nos ocurre algo así. Queremos que este disco se escuche para que lo que nos ha ocurrido a nosotros cuando lo estábamos grabando lo experimente la persona cuando lo oiga.

- ¿Es una coincidencia que el disco salga en Navidad ?

- Sí, ha coincidido, pero ésta es una buena ocasión para hacer reflexionar a la gente. Parece que en Navidad la gente se para un poquito a pensar. Pero ha coincidido.

-Será la Providencia...

-Desde que hicimos el disco todo ha sido muy mágico, nos hemos sentido empujados y las puertas se han ido abriendo solas. Dimos con los coros rápidamente en Senegal, y no es fácil. O la colaboración de Carlos Mejía Godoy... Las cosas fluían, iban bien sin que tiráramos del carro.

Senegal e Iberoámerica

Maite Parejo, Paola Prieto, Mati Carnerero, Sandra Barón, Rocío García, Ángel Rivas, Nacho Sabater y Rafa Almarcha forman, desde hace quince años, Siempre Así. Su último trabajo son cantos de una misa donde su esencia sevillana (de Triana) se fusiona con coros de Senegal y los sones latinos incorporados por el productor, el cubano Óscar Gómez, y la leyenda vida que es Carlos Mejía Godoy. Tratándose de una misa católica «queríamos universalizar el mensaje, abrir los brazos, tender puentes a nuevas culturas». A Senegal fueron para grabar la «Salve del olé» y hoy los coros senegaleses cantan este himno rociero. «Íbamos a traernos un poco de su ritmo y, porque Dios lo ha querido, ellos se han llevado nuestra música a su tierra».

 

José R. Navarro Pareja

La Razón, Fe y Razón, 27 de diciembre de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres