Blogia
Foro El Salvador

Una decisión de Sanz que puede costarle la presidencia

Una decisión de Sanz que puede costarle la presidencia

La campaña electoral ya ha empezado, o mejor dicho, se ha redoblado. No hay carteles que pegar, porque UPN no lo hace –salvo situaciones excepcionales- desde los años 80, en tiempos de don Jesús Aizpún; "una campaña limpia", se dijo entonces", aunque las razones fuesen otras. El PSOE de Fernando Puras sí usaría los viejos métodos, si pudiese, pero no anda sobrado de militantes jóvenes. Cuando Zapatero vino a Pamplona a finales de abril –la primera vez que se atreve en cuatro años- echaron mano de todos los menores de 35 años para que sirviesen de decorado en el mitin. Había pocos y aún se les coló alguno mayor. Así que han llegado las vacas gordas para las empresas y el merchandising, pero de eso ya hablaremos otro día, que hay mucha tela que cortar.

 

El miércoles 8 los políticos se desayunaron con la primera encuesta publicada, aunque no hecha. Obra de Demoscopia para Antena 3 y Onda Cero, es decir para Diario de Navarra. Oh, sorpresa, ganará UPN. Sin novedad en el frente navarro, el centroderecha lo ha ganado todo desde 1989. 22 ó 23 escaños de los 50 para UPN, que tiene ahora 23: aquí, como en Murcia, no hay desgaste. El equipo de campaña que coordina Eradio Ezpeleta y dirige Alberto Catalán tiene unas rentas acumuladas que para sí las quisieran otros. La única pega es que el CDN de Juan Cruz Alli podría no llegar al 3% de los votos, y podría no aportar esos dos escaños necesarios para llegar a la mayoría. Decían en el siglo XIX del Imperio Austrohúngaro que "uno no se alía con un cadáver"; pues ahí estamos, en el filo de la espada, aunque el presunto cadáver sea culto, encantador y simpático.

 

Ahora, una explicación para el resto de españoles: ¿cómo puede no gobernar el partido que gana las elecciones, si además saca una docena de parlamentarios de ventaja al segundo clasificado? En 1982 la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero de Navarra (o sea, nuestro régimen de autonomía) estableció en el artículo 29 que, salvo que hubiese una mayoría parlamentaria en contra, el candidato del partido más votado podría ser presidente de manera automática. Así fueron presidentes el socialista Gabriel Urralburu, el regionalista Juan Cruz Alli y también Miguel Sanz en la legislatura tormentosa de 1995. En la Transición se había pensado en la estabilidad...

 

Sin embargo, en el año 2001, Miguel Sanz decidió, y UPN pactó con el PSOE, la supresión de ese procedimiento automático, que en los Ayuntamientos sigue existiendo sin que nadie lo tache de antidemocrático. Un día de estos hablaremos de cómo fue aquello, y de cuáles de los protagonistas han cambiado de opinión. Baste por ahora una reflexión: si no se hubiese cambiado el Amejoramiento Sanz no dependería del volátil CDN, Patxi Zabaleta y Fernando Puras tendrían que decirnos a la cara que se van a unir, y Navarra sería un poco más estable. De lo que no cabe duda es de que aquella decisión institucional del presidente va a animar mucho esta campaña.

 

Pascual Tamburri

El Semanal Digital, 11 de mayo de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres