Blogia
Foro El Salvador

LAS CLAVES DE LA LUCHA ANTITERRORISTA. Mayor Oreja "se desnuda" ante César Alonso de los Ríos en un libro (Esta gran nación. Conversaciones de Jaime Mayor Oreja con César Alonso de los Ríos. LibrosLibres. Madrid, 2007. 163 pp. + álbum de fotos. 16 €).

LAS CLAVES DE LA LUCHA ANTITERRORISTA. Mayor Oreja "se desnuda" ante César Alonso de los Ríos en un libro (Esta gran nación. Conversaciones de Jaime Mayor Oreja con César Alonso de los Ríos. LibrosLibres. Madrid, 2007. 163 pp. + álbum de fotos. 16 €). La vida del ex ministro, desde su infancia hasta los momentos peores de Ortega Lara y Miguel Ángel Blanco, y las cesiones actuales ante ETA, en un testimonio sobrecogedor.

 

Para una buena parte de españoles, Jaime Mayor Oreja es algo más que un ministro del Interior que vivió los momentos más intensos de una lucha victoriosa contra ETA. Es también un ejemplo de conducta tan firme en los principios como sosegada en las formas, que ha hecho de la derrota del terrorismo su objetivo esencial, y -dato añadido- sin contemporizaciones con el nacionalismo.

 

En este pequeño e intenso volumen editado por LibrosLibres, César Alonso de los Ríos mantiene con el una conversación fluida y cálida, donde se entremezclan evocaciones biográficas personales, recuerdos políticos y detalles de su actuación como miembro del Gobierno en las complejas relaciones con la banda, con el PNV y con el ejecutivo vasco.

 

Una frase para abrir boca

 

En la introducción del entrevistador, nos encontramos nada más abrir el libro con la frase que Xabier Arzallus le dijo a Mayor en abril de 1996, mientras paseaban por la Playa de la Concha en San Sebastián: "Nunca podrá ser España una gran nación como Francia o como Alemania. No te equivoques".

 

Ese desprecio nacionalista hacia España se ha convertido en el leit-motiv de Mayor Oreja, en la idea que, inasequible al desaliento, repite a riesgo de parecer agorero: el PNV y ETA jamás se darán por satisfechos mientras no obtengan la autodeterminación. Da igual, por tanto, hacer concesiones.

 

Esto se reveló de particular importancia cuando se formó el primer Gobierno del PP. El nombramiento de Mayor como titular de Interior se fraguó tras un informe que le solicitó José María Aznar y que implicó un giro en la lucha antiterrorista que no comprendieron ni los peneuvistas ni los socialistas: en el traspaso de poderes Juan Alberto Belloch "venía a recomendarme justamente todo lo contrario de lo que yo iba a hacer como ministro de Aznar", recuerda Mayor Oreja.

 

El "intercambio de señales" que mantuvieron a partir de ahí el Gobierno y la banda en los meses posteriores figura entre los hechos más interesantes de estas páginas.

 

Un lugar paradisiaco

 

Pero antes de llegar a ese momento biográfico del ex ministro, César Alonso de los Ríos mantiene con él un intenso intercambio de pareceres sobre cómo se fraguó la ETA, cómo era el País Vasco en la infancia de Mayor Oreja y otros aspectos que explican el nacimiento del único grupo terrorista no islámico (aparte las FARC en Colombia) que permanece vivo en el mundo occidental.

 

Evoca el entrevistado "un país feliz" y "una tierra sin igual" que incluso era solicitada como destino preferente por los miembros de la Guardia Civil. Recuerda el papel "esencial" de algunos miembros de la Iglesia amparando y fomentando el nacionalismo: "La Iglesia vasca se hizo local, nacional. Un gravísimo error". Pero todos los fundadores de ETA "sacralizaron la violencia y perdieron la fe", recuerda.

 

También hace autocrítica, por ejemplo de la amnistía de 1977 que puso en la calle a cientos de terroristas que reorganizaron la banda sobre unas bases desconocidas para las fuerzas de seguridad. Y con la colaboración de Francia, que "funcionó como un verdadero santuario".

 

El "proceso"

 

Junto al pasado personal y político de Mayor Oreja, estas páginas pasan también revista a la actualidad, y a la negociación con ETA emprendida por José Luis Rodrígue Zapatero.

 

El ex ministro está convencido de que la banda va a exigir antes de las generales un "acuerdo secreto en el que se convenga la realización de un referéndum que entrañe un proceso de co-soberanía en el País Vasco", fórmula que ya salió a relucir durante los meses del "alto el fuego permanente". "Mi única esperanza", confiesa Mayor, "no es la voluntad de Zapatero, ya que éste va a tratar de facilitar el acuerdo. Mi esperanza reside en el carácter insoluble de la cuestión". Y por eso la negociación está abocada al fracaso y conduce a España "a un callejón sin salida".

 

Magnífica síntesis la lograda en esta entrevista entre lo personal y lo político, entre los recuerdos de alguien que forma ya parte de la historia de España sin haber abandonado aún su presente, y la formulación de unas pautas sólidas con las que hacer frente a ETA y a quien suministra la sustancia ideológica que dispara sus balas y hace explosionar sus bombas: el nacionalismo.

 

Carmelo López-Arias

El Semanal Digital, 3 de junio de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres