Blogia
Foro El Salvador

El lodo de la indignidad, por Salvador Ulayar

El lodo de la indignidad, por Salvador Ulayar

El pasado viernes se puso de manifiesto en el Parlamento de Navarra una consecuencia del proceso negociador de ZP con la ETA: la legitimación del terror siendo escuchado en sede parlamentaria, conque la equiparación entre víctimas y verdugos; entre la nación española defendiéndose del ataque terrorista y esa misma banda asesina. Vamos, el sueño de los separatistas de todo pelo. En este punto algunos me negarán la razón con argumentos multiuso, tipo navaja suiza. En fin, pueden disfrazar la estulticia y la traición como les plazca: para pasar lo amargo por el gaznate se puede edulcorar con cualquier cosa. Me refiero a que la asesina de dos personas compareció en el Parlamento para clamar en favor de los etarras presos. Sucedió gracias al voto de los socialistas navarros, colaboradores de esta afrenta a la memoria de las víctimas, a Navarra y a la nación española. A los de Jiménez les debe parecer de perlas. Ni les cuento a los de la ETA de escaño y aledaños, de los que sobra comentario. Aunque cabría preguntar a Zabaleta, fundador de la organización terrorista HB y hoy sumergido en AMAIUR, si propondrá también la comparecencia de su compañero Nazábal, el que asesinó a mi padre a la puerta de casa. ¿Otorgaría nuevamente su plácet el colaborador socialista?

No es sorprendente y se agradece la firme oposición de UPN y PPN a tamaña atrocidad. Así debe ser. Pero populares y regionalistas, desde el cambiazo de Rajoy entre 2007 y 2008, del que participó el entonces presidente Sanz ‒presidente por la imprescindible gracia pepiñesca del PSN–, llevan años haciendo ver que no hay “proceso”: expresamente lo han llegado a decir el popular y el regionalista. Este sabrá si de grado o por fuerza. El caso es que Rajoy se enredó en la felonía de Zapatero y hoy sigue su gestión: la ETA del escaño en la legalidad y búsqueda de beneficios para los terroristas presos. Esos que, casualmente, solo se arrepienten cuando están en la cárcel, ¡qué cosa! No se arrepienten ni se entregan estando en busca y captura, ¡quia! El ministro Fernández Díaz sigue con la vía Nanclares iniciada por Rubalcaba. Y, por ejemplo, fue falsaria su afirmación de que un etarra beneficiado por medidas penitenciarias había pedido perdón a la familia del asesinado José San Martín Bretón. Su viuda, disgustada, lo negó en la prensa pero el ministro se pasó la queja por el arco: reafirmó la falsedad en la siguiente entrevista. Gasta esa leche.

En esta cochambre andamos. ¿Se imagina alguien que Interior aireara y promoviera ‒como hace con terroristas– entrevistas entre violadores y violadas y que ello lo utilizara como argumento para beneficiar al reo? Y además, con la banda aún amenazante y sin entregarse ni entregar las armas. Por otra parte, el popular Basagoiti tuvo la desvergüenza de recibir en su sede bilbaína a dos miembros de AMAIUR. Pa´ echar unas risas, oiga. Y puedo seguir con el escandaloso asunto de la impunidad concedida al jefe etarra negociador con Egiguren, Josu Ternera; o con el acuerdo entre socialistas, populares y regionalistas navarros para no instar la ilegalización de la ETA del escaño. Sembraron de minas el camino de la ilegalización y ahora tienen la desvergüenza de ‒en comandita con la antiespaña, ¡ojo!– descalificar al partido proponente, UPyD. Y así. En fin, que la ruptura del Pacto Antiterrorista, el desistimiento del empeño ético, democrático y patriótico de la derrota de la banda, nos instaló en el apaño con la ETA. Y de aquellos polvos llegan estos indignos lodos: el Parlamento de Navarra sirviendo de caja de resonancia para la ETA, mientras a sus espaldas, en la vecina plaza de Baluarte, les contempla mudo el monumento a las Víctimas del Terrorismo. Para salir corriendo, la verdad.

 

Salvador Ulayar

Diario de Navarra, 19.03.12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres